DJI Ronin SC2, análisis: un complejo gimbal profesional que logra la mejor estabilización del mercado con cámaras sin espejo
Análisis y pruebas

DJI Ronin SC2, análisis: un complejo gimbal profesional que logra la mejor estabilización del mercado con cámaras sin espejo

HOY SE HABLA DE

DJI es uno de los dos grandes fabricantes de estabilizadores del mercado actual. Si no has trabajado nunca con uno puede que te resulte uno de los accesorios más complicados que has utilizado nunca. Pero te permitirá sentirte como Kubrick cada vez que lo pongas en marcha. Si necesitas tomas perfectas de principio a fin, movimientos fluidos y la mejor calidad posible para tus clientes, este DJI RONIN SC2 te ayudará a conseguirlas.

Teníamos ganas de probar un gimbal de control electrónico con la última tecnología de DJI, uno de los dos fabricantes más importantes en el mercado actual. En concreto hemos probado el DJI Ronin RSC2, la segunda versión de un gimbal que cada vez está ganando más adeptos por su calidad. Una herramienta profesional no apta para todo el mundo, como veréis a lo largo del artículo.

El vídeo parece que cada vez es más importante a la hora de elegir una cámara. Y los que empiezan a grabar quieren la mejor calidad posible, sin esos saltos de movimiento que quitan calidad a cualquier película. Hasta hace pocos años era realmente imposible soñar con la estabilización total, hasta que aparecieron estos sistemas económicos que hacían el mismo trabajo que equipos de miles de euros.

La sensación es mucho mejor que cualquier sistema de estabilización de las cámaras actuales. El efecto es mucho más cinematográfico y natural pero, como siempre, depende de las necesidades de cada uno.

Características principales

El DJI RSC 2 es un modelo compacto para cámaras réflex ligeras y sin espejo. Pesa 1,2 Kg y es capaz de aguantar un conjunto de cámara y objetivo que no supere los 3 Kg. La batería aguanta 12 horas trabajando sin parar y en solo 15 minutos se puede cargar para dos horas más.

D1423 038

La novedad respecto al modelo anterior es que los motores son un 50% más eficientes y se puede plegar, para su transporte, a 180x190 mm. Al igual que el modelo más grande, el RS2, incorpora el algoritmo Titan Stabilization que compensa los movimientos del operador y el nuevo modo SuperSmooth, que mitiga las vibraciones al usar focales largas de hasta 100 mm.

El gimbal se puede controlar a través de la aplicación gratuita DJI Ronin que podemos encontrar para la mayoría de los modelos Android e iOS. Solo hay que descargar, conectar el bluetooth del teléfono y empezar a trabajar con el dispositivo. Para comunicarse con las cámaras cuenta con entradas USB-C para la transmisión de vídeo, el control de cámara y el Motor Focus de seguimiento.

Conectores para accesorios

Puerto NAR Orificio de montaje M4 Orificio de montaje de 1/4"-20 Soporte de zapata Puerto de transmisión de vídeo/motor Focus de seguimiento (USB-C) Puerto de control de cámara RSS (USB-C) Motor Focus de seguimiento (USB-C)

Batería

Capacidad: 3400 mAh Vida de la batería: 14 horas Tiempo de carga: aprox. 2 horas para una carga completa con un cargador de 18 W de carga rápida (los protocolos de carga rápida PD y QC 2.0 son compatibles)

Conexiones

Bluetooth 5.0; USB-C

Requisitos de la aplicación Ronin

iOS 11 o posterior; Android 7.0 o posterior

Peso de carga (valor de referencia)

3.0 kg (Portátil)

Velocidad máx. de rotación controlada

Eje de giro: 360°/s Eje de inclinación: 360°/s Eje de rotación: 360°/s

Rango mecánico

Eje de paneo: rotación continua de 360° Eje de rotación: de −95° a 220° Eje de inclinación: de −112° a 214°

Peso

Estabilizador: aprox. 1216 g (batería incluida, pero placa de liberación rápida excluida)

Dimensiones

Plegado: 260 × 210 × 75 mm (empuñadura incl.) Desplegado: 400 × 185 × 175 mm (empuñadura incl., pero sin la empuñadura secundaria/trípode)

Precio

429€ 629€ (versión Pro con soporte para smartphone y extras)

Diseño del gimbal DJI Ronin RSC2

Un estabilizador permite grabar vídeo con un movimiento fluido sin que se note la presencia del operador. Lleva mucho tiempo en el mundo del cine, desde que lo empezó a utilizar compulsivamente stanley Kubrick en sus películas desde la mítica 'El resplandor'. Él fue el que dio fama al famoso steadicam.

La diferencia entre un steadicam y un gimbal es que este último tiene controles electrónicos en vez de mecánicos. En los últimos años se han popularizado y han reducido su tamaño y su peso gracias a la tecnología y a los nuevos materiales. Pero lo que poca gente sabe es que son bastante complicados de configurar. Requiere muchos días de aprendizaje hasta que adquieres la soltura necesaria para hacer una buena grabación.

D1423 045

Este nuevo gimbal de DJI es más ligero que el modelo anterior. Además se puede plegar de una forma mucho más compacta. Según hemos podido ver todos los accesorios y complementos son compatibles. En este caso la empuñadura, donde está la batería, no se puede separar del conjunto.

Al alcance del dedo pulgar tenemos la pequeña pantalla LCD en blanco y negro y una serie de botones para trabajar con él. En el lado derecho encontramos el botón de encendido.

D1423 041
El botón de encendido

Debajo de la pantalla tenemos el joystick para los movimientos de la cámara, el botón rojo para enfocar con los modelos compatibles y para grabar y justo debajo el último botón para la configuración, marcado con una M.

D1423 037
El joystick domina la zona principal

Con el dedo índice tienes acceso a una ancha rueda para enfocar manualmente (si está configurado con el accesorio adecuado) y un gran botón con varias funciones, como girar la cámara para grabar verticalmente...

Al conjunto debemos acoplar el pequeño trípode para poder calibrar el equipo con comodidad y poder dejarlo apoyado en algún sitio para descansar, porque os aseguro que es muy cansado trabajar con este dispositivo en una jornada... Los primeros días te dolerán los brazos a pesar de lo ligero que es. Como todo, será cuestión de acostumbrarse.

Llama la atención por su diseño. Es un objeto bonito, que incluso merece la pena tener expuesto en una librería detrás de una puerta de cristal. Pero no creo que sea buena idea. Los giróscopos hay que tratarlos con cuidado aunque sean electrónicos. Tienen una posición de trabajo y otra de mantenimiento. Y este modelo viene muy bien guardarlo en su práctica funda.

D1423 044
La zona de conexiones

No es intuitivo y debes tener una buena visión espacial para montarlo y empezar a trabajar con él. Varias personas de mi entorno dudaron a la hora de montar una cámara. Igual mucha gente se lleva las manos a la cabeza después de oírme decir esto pero creo que el diseño es más visual que práctico. Y la verdad es que no hay otra alternativa si quieres manejar los tres giros.

Es infalible una vez logras dominarlo pero con él volvemos a tener la necesidad de pasar muchos días de mesa camilla hasta hacer la primera grabación decente.

Cómo trabajar con el DJI Ronin RSC2

Parece ser que una de las quejas más frecuentes sobre este producto en las tiendas es decir que el gimbal no funciona al cabo de una semana. Y es algo bastante extraño que esto ocurra. La calidad y el control de fábrica suele ser muy alto. En este caso la configuración es tan compleja que hace tirar la toalla a muchos usuarios.

En este caso la configuración es tan compleja que hace tirar la toalla a muchos usuarios.

Eso sí, cuando todo está bien los resultados son perfectos. Pero llegar a esta situación es difícil. Vamos a explicar cómo configurar y calibrar paso por paso:

  • Hay que comprobar si nuestra cámara es compatible. Y conviene pesar antes el conjunto que vamos a colocar para ver si supera el peso indicado de 3 Kg.
  • Tenemos que bajar la aplicación** DJI Ronin** a nuestro teléfono móvil. Comprobaremos también que es compatible y lo dejaremos instalado hasta que podamos conectarlo con el gimbal vía bluetooth.
D1423 057
Posición de trabajo
  • Y llega el primer paso complejo. Colocamos el gimbal como vemos en la fotografía. Para hacerlo debemos quitar los bloqueos de los tres motores, colocar los tres ejes y volver a bloquear para poder ajustar la cámara en su lugar. Entre los accesorios que tiene el gimbal encontramos la zapata que debemos ajustar en una regleta que debe quedar en el lado del objetivo. Parece fácil pero no lo es.
  • A continuación toca equilibrar la cámara sobre el gimbal en tres puntos. Primero el tilt, luego el roll y finalmente el panning. Para entendernos, el tilt consiste en mover la cámara de arriba abajo; el roll sirve para mantener el nivel del horizonte. Y el panning es el giro de izquierda a derecha, la rotación.
  • Para hacer estos tres pasos debemos asegurarnos de que el gimbal está apagado y que la cámara tiene lo imprescindible para trabajar. Quitamos la tapa, la correa, colocamos el objetivo (mejor fijo), la tarjeta, la batería y el cable USB correspondiente para el control. Y empezamos a equilibrar. Hay que aflojar el tornillo de la regleta correspondiente, quitar el bloqueo de ese motor y mover el conjunto hasta que quede perfecto, en posición neutra. Es decir, que la cámara se quede fija en un punto si apoyamos el gimbal en el suelo. Una vez conseguido, apretamos el tornillo de la regleta.
  • Lo mismo tenemos que hacer con los otros dos motores... Desbloqueamos la fijación, aflojamos el tornillo de la regleta correspondiente y recolocamos...
  • Cuando hayamos terminado, desbloqueamos los tres motores a la vez y encendemos el gimbal. Activamos la aplicación y conectamos ambos dispositivos. Si todo ha ido bien, no veremos ningún mensaje de bloqueo en la pantalla LCD del gimbal. Y os aseguro que nunca sale a la primera.
D1423 049
Es importante memorizar la posición para no perder tiempo en el siguiente uso

Pero todavía no hemos terminado. Cuando logramos que la cámara esté más o menos equilibrada -algo muy importante para conseguir un consumo menor y que los motores no se vean forzados en exceso- nos toca comprobar el ajuste con la aplicación móvil.

  • En primer lugar la Prueba de equilibrio. ¿En qué consiste? Tenemos que sujetar el gimbal con una inclinación mayor de 15º y dejar que haga unos movimientos controlados por la aplicación. Si no da en los tres motores el resultado Excelente, tendremos que apagar el gimbal y volver a ajustar el motor (moviendo la regleta) que nos indique.
  • Cuando lo logremos, es recomendable ir a Parámetros del motor en la aplicación y realizar el Ajuste automático con todos los motores desbloqueados.

Y si hemos aguantado hasta el final ya podemos empezar a trabajar sin problemas, hasta la próxima ocasión que lo volvamos a montar.

Img 20201115 125530
Grabando de forma desesperada

Las posibilidades que nos ofrece son infinitas. Desde un plano corriente hasta todo tipo de efectos que podemos programar desde la aplicación móvil. Todos los movimientos que imaginemos, desde panorámicas hasta efectos 360º. Pero es muy recomendable empezar por lo más primario. E ir poco a poco.

La opinión de Xataka Foto

Es la primera vez que utilizo un gimbal de estas características. Siempre me han llamado la atención desde los tiempos en los que volaba por toda España en helicóptero grabando imágenes con cámaras giroestablizadas como las Wescam SS16 o la MX15. No es fácil dominar estos modelos preparados para volar con teleobjetivos capaces de grabar lo que sucede en el interior de un coche a 120 Km/h a más de un kilómetro de distancia.

Y creo que la configuración es bastante parecida a montar y preparara una cámara giroestabilizada de un helicóptero. Es decir, requiere mucho tiempo y experiencia para conseguir un buen resultado. Hay que ir a los sitios donde queramos grabar con tiempo suficiente para solucionar cualquier imprevisto.

Eso sí, una vez que lo dominas el resultado es espectacular. El brazo te dolerá en las primeras sesiones pero enseguida te saldrá el callo. Es sorprendente cómo se puede hacer cualquier plano que imaginemos con tan poco dinero en comparación con lo que había hace apenas 10 años.

Es un dispositivo profesional con todo lo bueno y todo lo malo. No es fácil de manejar. Si queremos algo más mundano podemos encontrar modelos más económicos dentro de la propia marca. Hacer vídeo es mucho más complejo que hacer fotografía. Y este accesorio es una muestra de lo que tenemos que hacer.

El DJI RSC2 es uno de los mejores gimbal del mercado. Aprender a configurarlo es una pesadilla y la idea de abandonarlo rondará por la cabeza de muchos usuarios después de utilizarlo por primera vez. Pero si eres constante los resultados son perfectos. De verdad que merece la pena intentarlo.

7.3

Características9,0
Diseño9,0
Ergonomía5,0
Configuración3,0
Rendimiento9
Calidad9

A favor

  • Excelente diseño
  • Buenos acabados
  • Duración de la batería

En contra

  • Extremadamente difícil de configurar para los usuarios noveles
  • No hay instrucciones en español

La cámara ha sido cedida para el análisis por parte de DJI. Puedes consultar nuestra política de relaciones con empresas.

Temas
Comentarios cerrados
Inicio