Compartir
Publicidad
Fujifilm X-T10, análisis
Análisis y pruebas

Fujifilm X-T10, análisis

Publicidad
Publicidad

La última integrante de la serie X de Fujifilm se presentó al comienzo de verano y hemos podido probarla para conocerla. La Fujifilm X-T10 llegaba convertida en una especie de hermana pequeña de la potente X-T1. Una versión más pequeña, algo más sencilla, pero que necesitábamos comprobar si sus unas prestaciones convencen y, sobre todo, si logra tener la calidad que se le espera.

Mantiene un diseño al puro estilo retro tan atractivo y cuidado que es característico de la serie X en un cuerpo muy pequeño y compacto. Por dentro apunta potencia y un puñado de prestaciones de última tecnología. Todo ello con un precio muy competitivo (699 euros). Veamos qué resultados ofrece en nuestro análisis.

Pequeña, completa y hasta con modo automático

Fujifilm X T10 Topmano

Cabe señalar que Fujifilm no ha concebido esta versión más sencilla de la X-T1 para los que no quieran una cámara manual sino algo más simple. Sigue siendo una cámara muy completa, que de verdad se disfruta manejando sus controles manuales. Aunque, como veremos, dejan un guiño claro para los que estén empezando y no quieran prescindir de un modo automático.

Píxeles efectivos 16,3 millones de píxeles
Sensor de imagen 23,6 mm x 15,6 mm (APS-C) X-Trans CMOS II con filtro de color primario
Sensibilidad AUTO (Control disponible de hasta ISO 6400) Equivalente a ISO 200 - 6400 (Sensibilidad de salida estándar) Sensibilidad de salida ampliada: Equivalente a ISO 100, 12800, 25600 y 51200
Flash Flash de apertura manual (Flash superinteligente) Número de guía: aprox. 5 (ISO100 · m) / aprox. 7 (ISO200 · m)
Visor 0,39 pulgadas, visor de color OLED de aprox. 2,36 M de puntos Cobertuta de área de visión frente al área de captura : aprox. 100%
Pantalla LCD 3,0 pulgadas, ratio de aspecto 3:2, aprox. 920K puntos, pantalla LCD inclinable (aprox. 100% de cobertura)
Grabación de vídeo Full HD 1920 x 1080 60p / 50p / 30p / 25p / 24p, Grabación continua: hasta aprox. 14 min.HD 1280 x 720 60p / 50p / 30p / 25p / 24p, Grabación continua: hasta aprox. 27 min.
Dimensiones 118,4 mm (An) x 82,8 mm (Al) x 40,8 mm (Prof)
Peso Aprox. 381 g (incluyendo la batería y la tarjeta de memoria)
Precio X-T10 cuerpo: 699 euros. X-T10 + XC 16-60mm II: 799 euros. X-T10 + XF 18-55mm: 1.099 euros.

Fujifilm X-T10: Diseño y ergonomía

Fujifilm X T10 Enmano1

En cuanto a su aspecto cabe destacar en un primer vistazo el buen trabajo de los diseñadores de Fujifilm que han sabido mantener intacto el encanto y aspecto atractivo de la X-T1 pero en un cuerpo más compacto y reducido. La X-T10 es realmente pequeña, muy compacta cuando está desprovista de objetivo. Y su peso lo evidencia aún más. Es muy ligera. Si bien es cierto, que esa ligereza deja al descubierto que no estamos ante el acabado de su hermana mayor.

Mantiene intacto el encanto y aspecto atractivo de la X-T1 pero en un cuerpo más compacto y reducido

La X-T10 no cuenta con un cuerpo tan sólido, resistente y bien construido. El plástico está presente para poder ofrecer una cámara más modesta y asequible. Este aspecto es el primero que llama la atención y quizás puede parecer una pequeña decepción, pero es algo que se comprende cuando se ven los resultados y encuentra que, en su interior, se alberga unos componentes que dan una calidad que no marca tantas diferencias.

Fujifilm X T10 Top

Con todo, cabe destacar que en el trabajo de miniaturización no se han dejado atrás algo que ofrece un valor añadido: visor electrónico (más pequeño pero con gran resolución) y controles manuales idénticos. En cuanto a su ergonomía, aunque posee una pequeña empuñadura de caucho se hace algo pequeña para manos grandes y, con cierta frecuencia, es fácil accionar algún botón accidentalmente al sujetarla y manejarla con una mano. Es pequeñita, es manejable, pero no para manos grandes. Requiere acostumbrarse a su tamaño.

Muy pequeña pero muy completa

Cuenta con un visor electrónico algo pequeño pero de gran resolución y calidad

Algo como ocurre con el visor. Si uno ha probado el de la X-T1, entre los mejores de su segmento, cuando mira por el pequeño visor electrónico de la X-T10 siente gran diferencia. Especialmente en cuanto al tamaño. Aunque, esto es algo que uno se acostumbra y quizás solo afecte cuando se utiliza con mucha frecuencia en una larga sesión o en una jornada intensa. Porque, en el resto es un gran visor: es luminoso y tiene una buena resolución.

Fujifilm X T10 Enmano3

Por suerte, no se ha prescindido del dial de compensación de la exposición pero sí a cambio de eliminar el del control ISO. Es el sacrificio para obtener una cámara con los controles manuales más importantes y que se manejan con gran comodidad.

El resto de botones y diales ofrecen un alto grado de personalización, lo cual es muy positivo, pero si hay algo que destacar: la dureza de los mismos es insuficiente. Se accionan con demasiada facilidad, tanto como para que cueste ser precisos en determinadas situaciones o que se accionen accidentalmente cuando se lleva la cámara en la mano.

Cuenta con un pequeño flash retráctil y un nuevo modo automático

Otros dos aspectos a destacar en su diseño son que cuenta con un flash retráctil muy bien camuflado sobre el visor y una palanca que activa un modo automático. Es la concesión en el diseño para usuarios menos avanzados o que quieran resolver una escena sin tiempo para manejar los ajustes manualmente.

La pantalla es otro elemento que ha recibido “recorte” alguno en su diseño y concepción. Es una pantalla de 3 pulgadas, con una muy buena resolución y que es abatible (incluso 90º hacia arriba, ideal para autorretratos).

Conectividad, enfoque, velocidad de disparo y autonomía

Fujifilm X T10 Lateral



Por supuesto, acorde con los tiempos que corren, la X-T10 cuenta con conectividad inalámbrica vía Wi-Fi. La aplicación, disponible gratuita para iOS y Android, funciona muy bien, es fácil manejar y ofrece la posibilidad de un manejo remoto muy completo, además de la habitual transferencia de imágenes al dispositivo.

El sistema AF es bueno pero algo por debajo de la competencia

En cuanto a su sistema de enfoque automático volvemos a alegrarnos de que no hayan incluido uno más simple o menos eficaz y lento que el de la X-T1. De hecho, el enfoque es preciso y eficaz. Una alegría que viene a demostrar el compromiso en este aspecto que Fujifilm está ofreciendo con cada nuevo modelo (o actualización). Eso sí, si buscamos fotografiar acción, deportes o escenas de mucho movimiento encontraremos más efectivos los sistemas AF de modelos de la competencia. Es donde mayor campo de mejora tiene Fujifilm, aunque cada vez está mejorando más.

La velocidad de disparo sí que se ve afectada aunque no mucho, algo que no sorprende tanto porque no está pensada para los más exigente como la X-T1. Sin embargo, permite alcanzar hasta 8 fps, que para una cámara modesta es bastante, aunque el buffer no permite acumular tantos disparos, por lo que no está preparada para la máxima exigencia de velocidad (por características ni siquiera la X-T1 es que esté pensada para acción y deportes).

Y en cuanto a la autonomía, su batería ofrece, según especificaciones, la misma capacidad que la X-T1 aunque el trabajo de rendimiento con este modelo es mucho mayor y se consiguen bastantes más disparos y tiempo. Es un gran trabajo aquí, tanto como para que pueda aguantar una larga jornada sin echar de menos una batería adicional.

Calidad y rendimiento ISO

Fujifilm X T10 0035
Con Fujifilm X-T10 + XF18-55mm @ 1/400 seg; f/11; ISO 200

Este es el aspecto más importante y que más alegrías nos ha ofrecido esta pequeña X-T10. En su interior, el sensor APS-C de 16 megapíxeles ofrece una calidad sobresaliente, tanto como su hermana mayor. Y este aspecto es muy elogiable en una cámara con un coste bastante menor. Así que un gran valor que cuenta la X-T10 y que sorprende por su excelente resultado en distintas situaciones (a lo que hay que añadir la cada vez mayor nómina de ópticas de gran calidad que ofrece la serie X de Fujifilm).

Fujifilm X T10 1177
Con Fujifilm X-T10 + XF18-55mm @ 1/400 seg; f/6.4; ISO 200

Estupenda reproducción de color (que además se puede ampliar y lograr resultados muy sorprendentes con los habituales filtros de Fujifilm) y correcto rango dinámico, tanto como para competir con réflex de gama de entrada y gama media sin problema.

Fujifilm X T10 1045
Con Fujifilm X-T10 + XF18-55mm @ 1/60 seg; f/4; ISO 6.400

Ofrece muy buenos resultados con sensibilidades de hasta 6.400 ISO

Aunque la sensibilidad nos permite valores muy elevados, en la práctica se pueden utilizar sin problemas hasta 3.200 ISO e incluso hasta 6.400 ISO (el máximo si disparamos en RAW). Especialmente si disparamos en JPEG y activamos el modo de reducción de ruido, donde se obtienes archivos muy limpios y sin rastro de ruido. Buen trabajo aquí, aunque este proceso afecte mucho a la nitidez, que requiere mejorar en el post procesado.

Galería a toda resolución | En Flickr

Fujifilm X-T10, la opinión de Xataka Foto

Fujifilm X T10 Pantalla

Esta pequeña mantiene intactas las magníficas sensaciones de la X-T1 en cuanto a manejo y, especialmente, en cuanto a calidad de imagen y control del ruido. Es su aspecto más fuerte y, ahora, además, incorpora algunas concesiones para fotógrafos menos experimentados o menos exigentes que no quieran prescindir de un flash retráctil o de un modo automático de fácil acceso.

El sensor de 16 megapíxeles no decepciona, mientras que la tendencia actual de los fabricantes apuesta por aumentar la resolución, parece sensato que en Fujifilm sigan por el camino de lo que mejor les está funcionado. Y esto significa que la X-T10 es muy muy similar en calidad a una cámara superior como la X-T1, así como en su sensibilidad.

Podemos encontrar aspectos mejorables como diales de plástico y débiles, se echa en falta un dial del control ISO o que el tamaño compacto y la abundancia de controles puede resultar engorroso su manejo para manos grandes. Sin embargo, hay otros detalles a valorar como su gran autonomía o su excelente visor.

No cuenta con las mejores opciones de vídeo (ni siquiera 4k) ni el mejor AF pero sí ofrece una calidad de imagen sobresaliente

Es cierto que en vídeo no ofrece lo último (4k, por ejemplo) que sí incorporan modelos de la competencia y que su AF no es el más veloz, pero donde sí es realmente igual o superior es en la calidad de imagen, su verdadero valor. Y no olvidemos que esta pequeña se mueve en un margen de precio también muy competitivo. Fujifilm hace cámaras que gustan a los fotógrafos y esta X-T10 parece la cámara ideal para los que realicen fotografía urbana, de reportaje, documental y para viajes.

La nota de la Fujifilm X-T10 en Xataka Foto

8.2

Características8
Diseño y ergonomía7.7
Controles e interfaz 8
Rendimiento 7.5
Calidad de imagen9

A favor

  • Calidad de imagen
  • Visor electrónico de gran calidad
  • Autonomía

En contra

  • Diales en plástico y algo “blandos"
  • Buffer lento
  • Autofocus algo por debajo de la competencia

El equipo ha sido cedido para la prueba por parte de Fujifilm España. Puedes consultar nuestra política de relaciones con empresas.

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio