Compartir
Publicidad
Publicidad
Olympus OM-D E-M1 Mark II análisis: rápida y diseñada para exigentes y profesionales
Análisis y pruebas

Olympus OM-D E-M1 Mark II análisis: rápida y diseñada para exigentes y profesionales

Publicidad
Publicidad

Como ya os habíamos adelantado la Olympus OM-D E-M1 Mark II pretende cautivar a aquellos profesionales que ya se han dejado seducir por los formatos mirrorless. Para ello ha mejorado los puntos débiles como la velocidad recortando la distancia con las cámaras réflex.

Y aunque tiene algún aspecto mejorable, el nuevo modelo de Olympus hará las delicias de aquellos fotógrafos que buscan muchas prestaciones y con buenos resultados, desde la calidad de su pequeño captor hasta la velocidad de ráfaga o su resistencia y estanqueidad.

Diseño y ergonomía

El diseño de la nueva Olympus OM-D E-M1 Mark II modifica ligeramente el aspecto de su predecesora pero sin cambios drásticos. Un estilo clásico muy estilizado. Los fotógrafos que vengan de cámaras réflex tardarán un tiempo en acostumbrarse al nuevo tamaño, pero una vez superada esa fase la ligereza y comodidad de este formato conquistan al más escéptico.

Olympus OM-D EM-1 MarkII Xataka Foto Chema Sanmoran Olympus OM-D EM-1 MarkII

Mantiene un agarre generoso que confiere seguridad a la hora de la toma. La disposición de los botones es cómoda y los mandos se reconocen fácilmente al tacto cuando tenemos la vista ocupada en mirar por el visor.

Olympus OM-D EM-1 MarkII Xataka Foto Chema Sanmoran Olympus OM-D EM-1 MarkII

La pantalla táctil que incorpora es inclinable, que esta quede fuera del cuerpo a la hora de necesitar inclinarla para ver la imagen desde arriba o desde abajo, no permite una posición de disparo muy cómoda.

Dsc02466

La nueva de Olympus sigue cuidando los pequeños detalles, algo que a priori puede parecer baladí como que el pequeño tapón protector del conector del sincro del flash sea de rosca, es algo que se agradece cuando se utiliza mucho y se corre el riesgo de perderse y que, además, va en la estela de un cuerpo construido para soportar golpes y que es resistente al agua.

Dsc02469 Olympus OM-D E-M1 Mark II. Doble slot para tarjetas.

Otro detalle a valorar es el doble slot con el que cuenta, muy necesario para los que prefieren utilizar tarjetas rápidas de menos capacidad a la hora de grabar en 4K o para los que prevén el uso de la cámara para fotos y vídeo.

Características Olympus OM-D E-M1 Mark II

No está de más recordar las características más destacadas de la nueva Olympus antes de empezar a hablar sobre ella.

Sensor

Live MOS de 20 megapíxeles

Procesador

TruePic VIII

Estabilización

de 5 ejes

AF

Por contraste con 121 áreas de enfoque con cruz

Velocidad de ráfaga

Aproximadamente 16 fps (60 fps con AF sencillo)

Visor electrónico

Tiempo de respuesta de 6 ms

Almacenamiento

Doble ranura para tarjetas SD (una de ellas es compatible con UHS-II)

Vídeo

4K de alta definición a una velocidad de 30 fps y tasas de bits de 102 Mbps

Todo esto en una sin espejo con sistema micro cuatro tercios. En la toma de contacto nos sorprendió por su velocidad, versatilidad y profesionalidad, ahora que la hemos podido probar con un poco más de calma corroboramos que está a la altura de nuestras expectativas en casi todo.

Velocidad de ráfaga

Una de las críticas más fundamentadas y repetidas a la hora de comparar una cámara sin espejo con una réflex era la velocidad de disparo.

Detalle Características Olympus OM-D E-M1 Mark II

Si leemos la tabla de características de este modelo, comprobamos que Olympus no se moja mucho a la hora de definir un número concreto de fotogramas por segundo. Nosotros hemos conseguido hacer 16 disparos antes de que el segundero cambiase.

La incorporación del nuevo procesador TruePic VIII dual permite que la Olympus OM-D E-M1 Mark II alcance, como decíamos, unos vertiginosos 16 disparos por segundo, que pueden verse aumentados hasta los 18 con lo que superaría a la rapidísima Canon EOS-1D X Mark II

El diseño de los menús son muy poco intuitivos, muchas carpetas y subcarpetas que no ofrecen todas las posibilidades de una manera clara y dificulta mucho la tarea a usuarios que no estén familiarizados con Olympus.

El modo Captura PRO nos permite combinar esa velocidad de ráfaga con un sistema que toma unas catorce fotografías antes de que apretemos por completo el botón de disparo.

Cabe recordar que tanto para disparar en ráfaga como para usar el modo Captura Pro, la E-M1 es muy quisquillosa en cuanto a tarjetas y exige que sean muy rápidas, porque usando una de 95 MB/s no se comporta a la velocidad que nos gustaría y el proceso de guardado hace que la saturación del buffer interfiera en el disparo.

Capturapro_Olympus OM-D EM-1 MarkII_Xataka Foto El modo Captura Pro permite a la Olympus OM-D EM-1 MarkII tomar una serie de imágenes antes de disparar.

Para realizar esta fotografía tendremos que activarla y mantener el botón a medio recorrido, cuando disparamos (ultima foto en el ejemplo de la imagen) la cámara guarda las 14 fotografía previas. Este tipo de tecnología nos recuerda a lo que Panasonic ha llamado fotografía 4K y que incorpora en sus modelos más actuales.

Enfoque

Otra de las asignaturas pendientes de las cámaras mirrorless ha sido el enfoque. La E-M1 Mark II viene armada con un sistema AF de detección de fase en chip con 121 áreas de enfoque que le confiere una velocidad única, seguramente cuando Olympus habla de que es la cámara más rápida en enfoque de su sector, no ande muy desencaminada.

Olympus OM-D E-M1 Mark II Xataka Foto Chema Sanmoran Olympus OM-D E-M1 Mark II

Hemos comprobado que el comportamiento del enfoque se resiente muy poco en condiciones de baja luz donde a otros modelos les cuesta enfocar. Como contrapartida hemos notado ciertas dificultades a la hora de activar el seguimiento de enfoque, dificultades que se ven incrementadas por el sistema de menús y una interfaz que, como ya hemos dicho, no es nada intuitiva.

Los valores ISO altos en la OM-D EM-1 MarkII

Este es uno de los aspectos más flojos de la Olympus que está bastante relacionado con el tamaño de sensor, es la ruptura de píxeles que se genera al elevar el ISO en condiciones de escasa luz.

Iso1

No es necesario llegar a los valores muy altos para notar una imagen con un ruido bastante desagradable. A partir de valores de 1600, donde aún el ruido entra dentro de los márgenes de lo normal, se nota una caída en la calidad de la imagen.

Iso2

Calidad de imagen

Dejando a un lado el aspecto de la sensibilidad, la nueva Olympus ofrece una excelente calidad de imagen en condiciones óptimas de luz, con un elevado nivel de detalle que se mantiene desde el centro hasta en los extremos de la fotografía.

Olympus OM-D EM-1 MarkII Olympus OM-D EM-1 MarkII. ISO 800, 12 mm., f/8, 1/200 seg.

La opción automática del balance de blancos se acerca mucho a las condiciones reales de luz en la que hemos hecho las fotos, quisimos ponerlo a prueba con niebla y estos son los resultados.

Olympus OM-D EM-1 MarkII Olympus OM-D EM-1 MarkII. ISO 200, 19 mm., f/8, 1/125 seg. WB Automático
Olympus OM-D EM-1 MarkII Xataka Foto Chema Sanmoran Olympus OM-D EM-1 MarkII. ISO 200, 40mm., f/13, 1/125 seg.
Olympus OM-D EM-1 MarkII Olympus OM-D EM-1 MarkII. ISO 200, 40 mm, f/4,5, 1/200 seg.

Si tenemos que buscar un pero a la calidad de imagen este es, sin duda, el poco rango dinámico que presenta. Olympus asegura que "el nuevo rango dinámico del sensor deja a todas sus rivales muy atrás" y seguramente sea así en las cámaras micro cuatro tercios, pero seguramente opciones como la Fujifilm X-T2 con un captor APS-C o la Sony A7R II podrán resolver mejor situaciones con grandes diferencias de brillo entre las zonas más oscuras y las más claras.

Olympus OM-D EM-1 MarkII Xataka Foto Chema Sanmoran Olympus OM-D EM-1 MarkII. ISO 800, 12 mm., f/8, 1/640 seg.
Olympus OM-D EM-1 MarkII Olympus OM-D EM-1 MarkII. ISO 400, 12 mm., f/10, 1/640 seg.

El precio

La polémica que ha suscitado el precio de este modelo hace que le dediquemos un breve apartado independiente en esta prueba.

Ha llegado un punto que hablar de 1.500 euros en una cámara profesional nos resulta hasta barato, pero cuando hablamos de una cámara con carencias importantes como son el rango dinámico o el ISO, ese precio (solo el cuerpo) nos parece bastante desorbitado.

Olympus OM-D EM-1 MarkII, la opinión de Xataka Foto

Estamos ante una cámara que apunta directamente al sector profesional. Una cámara que lejos de acomplejarse del tamaño de sus sensor saca pecho y ofrece una amplia gama de prestaciones que nos harán olvidarnos que tenemos una micro cuatro tercios entre las manos.

La gran calidad de la imagen y el alto nivel de detalle son los puntos fuertes del nuevo modelo de Olympus, la estabilización de 5 ejes, la opción Captura Pro, la mejora de autonomía o su velocidad de enfoque ponen la guinda del pastel.

Pero ingredientes como el rango dinámico, los menús, el tiempo exagerado que tarda en grabar la imagen en la tarjeta si no usamos una de altas prestaciones y el precio de 1.500 euros hacen que el pastel no sea todo lo dulce que nos gustaría.

La nota de la Olympus OM-D E-M1 Mark II en Xataka Foto

8.1

Características9
Diseño y ergonomía9
Controles e interfaz6
Rendimiento7,5
Calidad de imagen9
Precio6

A favor

  • Características profesionales
  • Cuerpo sellado y robusto
  • Rendimiento y calidad de imagen

En contra

  • Genera mucho ruido con ISO a partir de 1600
  • La interfaz es muy poco intuitiva
  • Tarda mucho en grabar la imagen en la tarjeta
  • Precio muy elevado

La cámara ha sido cedida para el análisis por parte de Olympus. Puedes consultar nuestra política de relaciones con empresas.

Puedes ver más imágenes de prueba hechas con la Olympus OM-D E-M1 Mark II en nuestra galería de Flickr.

Olympus OM-D E-M1 Mark II

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos