Compartir
Publicidad
Post Focus de Panasonic, así funciona
Análisis y pruebas

Post Focus de Panasonic, así funciona

Publicidad
Publicidad

Hace algunos días Panasonic hizo oficial el lanzamiento de Post Focus, un nuevo y potente firmware disponible para algunos de sus últimos modelos de cámaras que permite seleccionar el punto de enfoque después de la captura. No se puede decir que sea muy revolucionario, pero sí podemos verlo como una aportación interesante y curiosa que hasta ahora ningún otro fabricante de cámaras se había atrevido a incluir.

Tras unos días con una Lumix GX8, hemos realizado algunas pruebas de campo para ver cómo funciona, sus resultados y posibles aplicaciones. Lo cierto es que es algo muy simple y los resultados, con matices, efectivos. Aunque seguro que se trata de un buen punto de partida para posteriores evoluciones y mejoras que nos podamos encontrar en futuros modelos.

Cómo elegir el enfoque tras la captura

Postfocus 5662

El funcionamiento de esta nueva opción de enfoque a posteriori, tal como explicábamos en el anuncio, se basa en la captura de un pequeño fragmento de vídeo en resolución 4K del que, a través de la pantalla y su capacidad táctil, solo tenemos que elegir el punto donde queremos que esté enfocado y listo. La cámara se encarga de guardar en un archivo JPEG de 8 megapixeles la imagen resultante.

Cuando activamos esta opción de Post Focus, la cámara tarda algo más de un segundo en hacer una captura

En la práctica, el trabajo de la cámara que realiza esa grabación en 4K de un segundo aproximadamente a 30 fotogramas por segundo y utilizando 30 punto de enfoque diferentes, requiere que tengamos buen pulso. La realidad es que tarda algo más de un segundo en hacer una captura, así que lo ideal es que las condiciones de luz sean idóneas para evitar trepidación.

Del mismo modo, tal y como funciona, requiere de escenas más bien estáticas y mejor si usamos una distancia focal larga y hay buena separación entre distintos objetos o sujetos entre los que decidir el foco adecuado. Aquí es cuando mejores resultados ofrece como podemos ver en el ejemplo.

Postfocus Sample
Un ejemplo de una escena donde el Post Focus funciona muy bien

Funciona como promete: tras la captura, solo tenemos que seleccionar el punto de enfoque que queramos y listo

Para utilizar esta opción hay que acudir al menú y una vez activado (sin más opciones), cuando apretemos el disparador tomará una captura de vídeo de un segundo y tras procesarlo (esto es rápido aunque no inmediato), nos ofrece la captura final en pantalla y haciendo uso de la capacidad táctil solo tenemos que indicar cuál es el punto donde queremos que esté enfocado.

Postfocus Proceso
A la izquierda captura del fragmento de vídeo en 4K. A la derecha la imagen final tras decidir el punto de enfoque

Para mejorar la precisión podemos ampliar la visualización y, esta opción de Post Focus, debemos realizarla al instante. Es decir, no podemos continuar haciendo más capturas, así que tenemos que decidir sobre la marcha. Algo que se puede mejorar, ya que en determinadas situaciones vendría bien poder realizar varias tomas y luego, a posteriori, navegar por esas capturas y ya elegir ese punto de enfoque deseemos.

Esto de momento no lo permite. Tenemos que pensar bien cuándo usarlo porque la cámara realiza la captura y edición al instante de tomarla o si no, la descartamos y no podremos volver para rehacerlo.

Posibles usos del sistema Post Focus

Como vemos, aún es algo limitada esta opción, aunque no por ello menos útil para determinados usos. Viendo su funcionamiento y resultados podemos determinar que el Post Focus puede ser muy útil para la fotografía de bodegones, así como fotografía gastronómica o incluso retratos. Aunque seguro que los más avezados fotógrafos no necesitan de muchos artificios como estos para lograr un enfoque adecuado.

Conclusiones

Postfocus 5673

Panasonic ha sido la primera en incluir esta opción en algunos modelos de sus cámaras

Panasonic se ha marcado un punto con esta nueva opción para sus últimos modelos de Lumix (vía actualización de firmware). Ha sido la primera en incluirlo en una cámara, algo que ya habíamos visto en las cámaras plenópticas de Lytro y en algún modelo de smartphone, y se marca un acierto por innovación. Cumple con lo prometido, es una tecnología que aunque no sorprende demasiado, sí que resultará interesante para muchos aficionados que quieran despreocuparse de lograr un enfoque preciso en algunas escenas.

El funcionamiento es muy simple, está bien pensado y planteado y su uso es también muy sencillo. Los resultados que se obtienen son convincentes en la medida que se realice en las mejores circunstancias que hemos comentado (buena luz, sujetos más o menos estáticos y suficiente distancia entre los planos a elegir el enfoque).

La parte mejorable la encontramos en que, de momento, está muy limitada esta opción a pocos modelos (Lumix GX8, G7 y FZ300), que la imagen resultante es un JPEG de “sólo” 8 megapixeles, y que requiere decidir al instante el punto de enfoque, sin opción de realizarlo a posteriori.

El Post Focus no supone suficiente atractivo para la decisión de compra de uno de estos modelos de cámara que lo incluyen, pero sí que parece un primer paso para mejorar y que pueda venir de serie en próximas cámaras.

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio