Compartir
Publicidad

Canon EF 100-400mm f/4,5-5,6L IS II USM, toma de contacto

Canon EF 100-400mm f/4,5-5,6L IS II USM, toma de contacto
2 Comentarios
Publicidad
Publicidad

En noviembre del pasado año Canon anunciaba la segunda versión de un teleobjetivo de alto rendimiento como es el Canon EF 100-400mm f/4,5-5,6L IS II USM. Un objetivo esperado especialmente por fotógrafos de deportes y naturaleza y que llega con mejoras en su enfoque, además de un estabilizador mejorado y, como es de esperar, mejoras en su rendimiento. Eso sí, un precio elevado (unos 2.500 euros) para este teleobjetivo que a pesar de su amplio rango de focales, se puede definir como un teleobjetivo zoom compacto.

Hemos tenido la oportunidad de ponerlo a prueba unos días para tener una toma de contacto y comprobar su funcionamiento y su rendimiento. Junto con una Canon EOS 5D Mark III nos lo hemos llevado a plena naturaleza y también en un partido de fútbol. Dos de sus escenarios más apropiados.

Características del Canon EF 100-400mm f/4,5-5,6L IS II USM

Canon100 400 02

Repasamos brevemente sus características principales:

Canon EF 100-400 mm f/4,5-5,6L IS II USM Características
Construcción del objetivo (elementos/grupos) 21/16
Número de hojas del diafragma 9
Abertura mínima 32-38 (40, si se utilizan incrementos de 1/3 de paso)
Distancia mínima de enfoque (metros) 0,98m
Información de la distancia
Estabilizador de la imagen 4 pasos
Motor para el AF USM de anillo
Resistencia al polvo y la humedad Si
Diámetro del filtro (mm) 77mm
Diámetro máximo x longitud (mm) 92 x 193
Peso (gramos) 1.640 g, con soporte de trípode
Compatibilidad Compatible con Tubo de extensión EF12 III y EF25 III

Como indicamos, esta segunda versión incorpora un estabilizador óptico mejorado de hasta cuatro pasos, algo importante cuando se trabaja con una focal tan larga y más si tenemos en cuenta la apertura máxima que posee. Además de ser una gran ayuda cuando las condiciones de luz se reducen.

El enfoque es veloz y silencioso

Asimismo, posee motor ultrasónico (USM) de anillo con lo que consigue un enfoque veloz y silencioso. Algo que hemos comprobado coloca a este teleobjetivo a la altura de otros como el 200-400 mm que ya analizamos.

En cuanto al rango focal ofrece menos que otros objetivos de la competencia, pero tampoco demasiado. Y se trata de un teleobjetivo polivalente, ya que con una máxima apertura de f/4,5 en 100mm lo convierten en ideal también para retratos (con el ligero inconveniente del peso y dimensiones). En todo caso, su amplio rango de longitudes permite mucha polivalencia: desde retratos a naturaleza, acción, deportes, paisajes e incluso, muy interesante para safaris y vida salvaje.

Construcción y diseño

Canon100 400 03

Siguiendo el estilo habitual de teleobjetivos gama EF, Canon ha rediseñado este objetivo para lograr que sea bastante compacto para lo que podríamos esperar (muy similar al popular 70-200mm cuando el zoom está retraído). En su interior posee 21 elementos que combinan lentes de fluorita y de super ultra baja dispersión, además del novedoso revestimiento antirreflejos de Canon. Por supuesto, el Canon EF 100-400mm f / 4,5-5,6L IS II USM posee un diseño resistente a polvo y humedad.

El peso es notable: 1.640 g

Su peso es de 1.640 gramos, por encima de la primera versión. No se puede decir que sea muy ligero y quizás pueda ser excesivo para según que uso, aunque no es tampoco algo excesivo si lo comparamos con otras opciones de teleobjetivos de Canon.

Canon100 400 05

También encontramos el mecanismo habitual de accionamiento del zoom pero con un anillo que permite ajustar la resistencia del mismo, incluso bloquear la longitud focal deseada. Este aspecto es muy útil y es una gran ayuda al usarlo en diferentes escenarios o condiciones. Por ejemplo, para deportes, como hemos probado en un partido de fútbol, se hace necesario un cambio fluido de focales y con activar el anillo lo conseguimos. A la inversa, si estamos fotografiando naturaleza, con elementos estáticos podemos accionarlo para fijar una focal que necesitemos.

Además, si usamos el enfoque en modo manual encontraremos que el anillo es muy cómodo, posee embrague y la seguro de patinamiento al final del mismo.

Como indicamos no es un teleobjetivo demasiado grande, aunque por su peso y características no puede prescindir del asa de apoyo, para trabajar con trípode o monopié, aunque también lo hemos utilizado a pulso y no resulta excesivamente incómodo (si no es durante una sesión muy larga).

Canon100 400 04

El parasol posee una pequeña apertura para manipular un filtro

El parasol (modelo ET-83D) es diferente e interesante. No es de pétalos sino circular y de tamaño considerable, además, posee una pequeña apertura o ventana (que se puede abrir y cerrar) para poder manipular un filtro si lo tenemos instalado (por cierto de 77 mm), aunque como apenas cabe un dedo tampoco es muy práctico si necesitamos realizar una manipulación o ajuste excesivo. Tampoco el material de construcción aporta demasiada solidez, aunque con cuidado no debería dar problemas (se echa en falta un material metálico aunque pierda algo de ligereza). En este tipo de objetivos el parasol ese esencial y, aunque, posee lentes de ultra baja dispersión y revestimiento para evitar luces parásitas y velo óptico, se consigue mayor efectividad en situaciones de luz complicadas.

El objetivo se suministra con una funda muy práctica, acolchada y con un buen cierre doble de cremallera.

Enfoque veloz y silencioso

Canon100 400 06

El motor ultrasónico ofrece todas las bondades que podemos esperar en un teleobjetivo de alto rendimiento. Funciona con gran eficacia, rapidez y de forma silenciosa. Apenas en las situaciones más extremas, con muchos elementos en movimiento en el encuadre le costaba más fijar el foco, pero es algo que con un poco de habilidad (anticipando y reencuandrando rápidamente) se puede solventar y, en todo caso, son situaciones en las que la pericia del fotógrafo es la clave para conseguir el foco preciso.

Canon100 400 Enfoque Detalle

En el resto de escenarios, el auntoenfoque funciona correctamente, incluso poniendo a prueba un elemento en primer término y variando ligeramente el encuadre, fue capaz de clavar el enfoque en ambos casos.

Canon EF 100-400mm f/4,5-5,6L IS II USM: calidad de imagen

Canon100 400 Vaca

El desenfoque que ofrece es muy suave, con un bokeh muy agradable y gradual, incluso cuando se dispara a 400mm, donde se aprecian unos resultados brillantes. Es cierto, hay viñeteo pero bastante tolerable y subsanable en el postprocesado.

La nitidez es soprendente

Y en cuanto a la nitidez, pues es sorprendente. Realmente Canon ha conseguido ponerlo a la altura de sus más prestigiosos teleobjetivos y se consiguen unos resultados magníficos en este sentido, incluso en su máxima apertura. Uno de sus puntos críticos, porque un teleobjetivo de tan amplia longitud focal podría tener dificultades con sus aperturas máximas y, lo cierto, es que en este caso está muy bien solventado (incluso la aberración cromática y las esquinas). Evidentemente no llega a las posibilidades de modelos superiores como el 200-400 mencionado, pero logra resultados muy elevados.

Canon100 400 Partido5

La ayuda del estabilizador óptico es esencial cuando se usa la máxima longitud focal con sujetos en movimiento y realmente funciona muy bien. Esos cuatro pasos que argumenta Canon son reales y ayuda enormemente a lograr imágenes nítidas disparando a baja velocidad o disparando a pulso. Además, posee el “Modo 3” que se encarga de activar la estabilización en el momento de la exposición y, como podemos comprobar en las imágenes de acción, funciona eficazmente. Este modo es un avance importante ya que está diseñado para detectar el movimiento y aplicar estabilización en ángulos rectos sobre la dirección del movimiento detectado. Así que su inclusión en este objetivo es muy bienvenido (y son esos detalles que pueden ayudar a justificar su precio).

Conclusiones

Canon100 400 07

Para terminar, comentar que este objetivo con buenas condiciones de luz ofrece unos resultados muy notables. Es cierto que no posee una gran apertura máxima, por lo que lo hace menos apropiado para interiores, aunque es algo que vemos compensado con su buen sistema de estabilización óptica (unido alto rendimiento de los sensores de modelos avanzados de Canon que permiten elevar la sensibilidad sin pérdida de calidad).

Se trata de un teleobjetivo con gran calidad de imagen en todas las longitudes y aperturas, con un sistema de autofocus muy rápido, preciso y silencioso (a la misma altura que otros modelos superiores) y con una estupenda y eficaz estabilización. Su precio no lo hace demasiado accesible (2.500 euros), y su peso puede ser otro handicap, pero sí se trata de un objetivo de alto rendimiento y polivalente destinado a profesionales y usuarios avanzados que busquen gran calidad para fotografía de acción, deportes o naturaleza.

Tanto el objetivo como la cámara han sido cedidos para el análisis por parte de Canon España. Puedes consultar nuestra política de relaciones con empresas.

Galería de fotografías a alta resolución | Canon EF 100-400mm f/4,5-5,6L IS II USM en Flickr

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio