Compartir
Publicidad
Canon Expo 2015 en París: hiperrealismo e inteligencia en el hogar
Canon

Canon Expo 2015 en París: hiperrealismo e inteligencia en el hogar

Publicidad
Publicidad

El pasado lunes 12 de octubre se celebró la Canon Expo 2015 en París, un evento quinquenal que la marca celebra en dos localizaciones (París y Nueva York) presentando las innovaciones en varios campos más allá de la fotografía de consumo. En el año 2010 os hablamos, entre otras cosas, de la cámara Multi-Purpose que destacaba por un sensor de 8 megapíxeles y grabación en 4K, números que Canon ha querido aumentar hasta contarlos por millones en esta edición.

En una época en la que la grabación 4K se ha convertido en uno de los principales reclamos en varios tipos de cámaras, la compañía no quiere quedarse atrás en resoluciones de infarto y el 8K fue uno de las presentaciones con más importancia en el salón. Así, pese a ser una feria en la que Canon aprovecha para avanzar en qué está trabajando, la compañía quiere dejar claro que no se olvida del cliente de la fotografía de consumo y a este respecto plantea cómo se podrá disfrutar en un hogar inteligente.

La cámara estrella: bienvenidos al hiperrealismo

Impresión hiperrealista

Entre impresiones de alta definición colgadas conformando una moderna galería de arte y las potentes impresoras capaces de imprimirlas se encontraba la que podría ser la joya de la corona de esta edición de la Canon Expo. Un prototipo de equipo EOS (con el cuerpo de la 5Ds) que incorporaba un sensor de 120 megapíxeles, el cual permitía ver detalles tan ínfimos como las ilustraciones de un libro en miniatura o incluso las motas de polvo que iban cayendo sobre el set de pequeños objetos que la cámara enfocaba.

Cámara con sensor de 120 megapixeles

Esto, en la práctica, se traduce en la obtención de imágenes con una definición tan alta que transmiten una sensación de 3D a ojo desnudo, de ahí que en Canon hablen de hiperrealismo. Algo que, por otro lado y hablando del peso de las imágenes, se traduce en un tamaño medio por fotografía de 250MB.

Los sensores estrella: máxima resolución y mínima iluminación

Cámara para entornos de oscuridad

Como decíamos, en esta ocasión Canon nos trae números estratosféricos. Por una parte presentó un sensor CMOS de 250 megapíxeles de tamaño APS-H, concretamente de 29,2 x 20, 2 milímetros. Dimensiones que traducidas a píxeles son de 12.600 en vertical y 19.580 en horizontal, resultando en un total de 246.708.000 píxeles que permitirán que la cámara que lo monte en un futuro pueda capturar con detalle objetos a 15 kilómetros de distancia. Es por ello que su uso se plantee sobre todo en sistemas de videovigilancia e incluso astronomía.

Prototipo de cámara donde montar el sensor de 250 megapíxeles

Por otra parte, pensando en las situaciones con las mínimas condiciones de luz, vimos (esta vez sí) montado en una cámara el funcionamiento de un sensor CMOS de 35 milímetros full-frame que permite capturar vídeos con sólo 0,03 lux (más o menos la cantidad de luz que tenemos en una noche bajo luna creciente). Este sensor, con píxeles de 19μm x 19μm e ISO 300000, montado en una cámara cuyas lentes permitan captar escenas lejanas también está pensada para la videovigilancia, así como grabaciones nocturnas en la naturaleza, astronomía e incluso investigaciones médicas.

La grabación en 4K es el pasado: así es una cámara 8K

Proyección 8K

Uno de los principales stands de la feria estaba exclusivamente dedicado a esta tecnología. La altísima resolución que estos equipos logran podía comprobarse en persona en unas pequeñas salas de cine donde se proyectaban vídeos en 8K, los cuales (como ocurría con las fotografías hiperrealistas) daban una falsa sensación de tridimensionalidad (causando, de hecho, un leve mareo como ocurre en ocasiones este tipo de visualizaciones).

Cámara de grabación en 8K

En un falso set de rodaje podíamos ver los equipos capaces de capturar este tipo de vídeo, en concreto 60 fotogramas por segundo y una resolución de 8.192 x 4.320 píxeles, de los cuales se pueden extraer fotografías en RAW de 35 megapíxeles. Y aunque la cifra no quede tan espectacular tras los 8K, Canon también hizo gala de monitores y un proyector 4K.

Monitor 4K

La sencillez de la última tecnología al llegar a casa

Dejando a un lado las aplicaciones profesionales de las tecnologías en desarrollo, algo que por suerte no descuidan es el uso del usuario de cámaras fotográficas de consumo. Atendiendo a la organización de fotografías y a un futuro de contenidos en la nube, en la exposición se presentó un sistema inteligente (Intelligent Life) instalado en el hogar capaz de leer y gestionar el contenido de la cámara usando una mesa como si se tratase de un gran tablet.

Demostración de Intelligent Life

Lo que nos mostraron fue cómo Intelligent Life se activaba automáticamente cuando el usuario entraba a casa con la cámara. Al analizar el contenido, es capaz de reconocer rostros, objetos y escenarios y establecer relaciones entre ellos, de modo que al posar un ítem sobre la mesa, el sistema mostrase las fotos en las que éste aparece (por ejemplo, un juguete, accediendo fácilmente a las fotografías de los niños). Una demo que funcionaba con sorprendentes rapidez y fluidez, también a la hora de organizar las fotografías, editarlas (acciones sencillas como rotar, etc.) y mostrar los metadatos.

Más allá de lo espectacular (y recordando que es una demostración de un prototipo), lo que queda claro aquí es que Canon quiere ser útil a nivel doméstico más allá de entornos profesionales, ya que entre otras cosas era muy sencillo obtener impresiones de las fotografías para aquellas personas menos acostumbradas a visualizar el contenido de manera digital (dejando así, además, una puerta abierta a la monetización con la impresión de álbumes y pósters).

Algo que matizaron en la mesa redonda que posteriormente realizaron para los medios, teniendo en cuenta el auge de redes sociales y remarcando su intención de atraer a la gente de Instagram al mundo de la fotografía avanzada y con intención de acercar y potenciar Irista, su plataforma de servicios en la nube.

Hasta dentro de cinco años

Cámara con teleobjetivo

Junto a todo esto, la compañía japonesa presentó avances y prototipos en los campos del diagnóstico por imagen, la astronomía, la realidad virtual y la impresión 3D, además de reservar un espacio para hacer gala de todas las lentes disponibles así como de los últimos modelos de cámaras, desde las compactas hasta las más avanzadas. Una cita que Canon repetirá en 2020, fecha en la cual ya deberíamos de ver funcionando gran parte de lo que en esta ocasión nos han mostrado.

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio