Compartir
Publicidad

Bus Street Photography, robados lejanos

Bus Street Photography, robados lejanos
Guardar
13 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Hace meses, nuestro compañero Santiago ya os habló de Bus Street Photography, un protecto del fotógrafo vizcaino Javier Ferdo. La idea es simple: hacer fotografía callejera desde el asiento de un autobús, protegido por el cristal y las focales largas, capturando la vida de la calle desde la distancia.

La serie, íntegramente en blanco y negro, ha llegado a su fin tras dos años y 299 capturas, y su autor ha tenido a bien compartirla con nosotros a través de nuestro formulario de contacto. En su galería no encontraremos fotografía callejera clásica, de grandes angulares o transeuntes sorprendidos al paso: Javier nos enseña instantes congelados en el tiempo, sin interferir en ellos, y sin prisas ni estridencias.

Quizá eso mismo sea lo que más pueda crear polémica entre los más puristas, como bien indica el autor en su propia descripción de la galería:

No se si seré la única persona que practique este tipo de fotografía urbana con asiduidad, el “bus-street-photography”, pero estoy convencido que los más acérrimos al más puro estilo del típico fotógrafo callejero me acusarán de cobarde. Este peculiar estilo tiene la ventaja de estar ahí arriba tras el cristal sin que sepan que están siendo fotografiados.


El mérito, y el valor de las series fotográficas

¿Es por tanto menos meritoria esta fotografía “cobarde“? No seré yo el que me atreva a lanzar esta contundente afirmación, entre otras cosas porque ese “mérito“ que tanto valoramos también se puede encontrar en muchos puntos de esta serie: el uso de una compacta, la complicación de tirar tras un cristal, la diferencia de altura a la hora de crear una perspectiva, la búsqueda de encuadres interesantes, etc.

De todas formas, la valoración de una obra como ésta no puede obtenerse de ninguna de captura individual: las series fotográficas tienen un valor distinto al de la suma de sus fotografías individuales, y son un ejercicio que en algún momento de nuestra etapa de aprendizaje tenemos que acometer los aficionados. Por eso he querido compartir ésta con vosotros, porque me parece un buen ejemplo de cómo la repetición de una fotografía, que seguramente todos habremos hecho alguna vez, da lugar a algo mucho mayor que cada una de sus partes.

El problema de trabajos como éste, con tanta cantidad elementos, es que a menudo resulta complicado apreciarlos dentro del maremagnum de fotografías que aparecen en Flickr, y es ahí donde un vídeo de presentación como el que enlazamos arriba puede resultar una ayuda para reducir este “efecto Stendhal“ digital. De hecho, sus tres minutos pueden ser una duración media más que suficiente para atraer la atención, y redirigir a la web para quien quiera un desarrollo más extenso.

Al fin y al cabo no hay que olvidar que nuestras galerías online son precisamente galerías, y al igual que ocurre en una exposición real, una buena selección del fondo de museo es esencial. No vendría mal, por ejemplo, una segunda versión con un subconjunto aún menor de imágenes: Todo sea por captar cuanto antes la atención de nuestro público, y ayudarle a localizar imágenes tan interesantes como la que encabeza este artículo.

Galería en Flickr | Bus Street Photography
Más información | Tras el visor (blog del autor)

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio