Compartir
Publicidad

Francesc Guillamet: El fotógrafo de las estrellas Michelín

Francesc Guillamet: El fotógrafo de las estrellas Michelín
Guardar
4 Comentarios
Publicidad
Publicidad


En Xataka Foto entrevistamos a Francesc Guillamet, uno de los fotógrafos especializados en gastronomía con más prestigio en nuestro país. Ha plasmado en película fotográfica y convertido en píxeles los platos de los más grandes cocineros.

Conocido principalmente por ser el fotógrafo de las creaciones de Ferran Adrià, ha tomado todas y cada una de las 1846 fotografías que forman el catálogo de sus creaciones, trabaja para la mayoría de los grandes fotógrafos catalanes y está poniendo la vista en Francia, donde seguro que encontrará a grandes cocineros.

En su libro de fotografía gastronómica Comer Arte. Una visión fotográfica de la cocina de Ferran Adrià podemos disfrutar de unas fotografías con un estilo muy personal, que consiguen transmitir todas aquellas sensaciones que uno siente al probar uno de estos platos tan elaborados. ¿Cómo lo hace? Mejor que nos lo cuente él mismo.

Hola Francesc, bienvenido a Xataka Foto

Sabemos que empezaste a fotografíar platos de Ferràn Adrià cuando éste era un chef que empezaba a destacar, pero ¿Puedes contarnos un poco cómo era tu vida como fotógrafo antes de conocerle? ¿Cómo empezaste con la fotografía gastronómica?

Por Casualidad, a raíz de una propuesta de trabajo de Juli Soler a quien conocía de otros temas.

Sueles fotografiar platos preparados por cocineros. Ellos te ponen delante sus creaciones y tu debes fotografiarlas. ¿Cuáles son tus intenciones al fotografiar un plato de algún cocinero? ¿Qué es lo que quieres que transmitan tus fotografías a las personas que las vean?

Si el cocinero es creativo, intento transmitir su propuesta concebida para ser apreciada con los cinco sentidos para que se comprenda con un sólo sentido: La vista.

Ya sabes que a los fotógrafos nos gusta estar a la última en cuanto al equipo. ¿Qué tipo de equipo utilizas?

Utilizo una cámara réflex de captor full frame, dos objetivos macro, un 50mm 2,8 Zeiss y un 100mm 2,8 de la misma marca de la cámara.

Fotografía Francesc Guillamet

La mayoría de fotógrafos gastronómicos que he conocido prefieren la luz natural, pero viendo tus fotografías y algunos reportajes me da la sensación de que utilizas más luz de flash. ¿Por qué?

Gran parte de mi trabajo está realizado exclusivamente con luz natural. Utilizo la luz de flash para garantizar una uniformidad y un respeto del calendario al cocinero, aprovechando para conseguir efectos difíciles de lograr con luz natural.

Cuando un cocinero contacta contigo para que fotografíes sus platos de comida, ¿cual suele ser la finalidad de esas fotografías? ¿Revistas, libros, archivos fotográficos, agencias?

En general libros y archivo particular del restaurante (Webs, revistas, etc. distribuidos por el cocinero)

¿Cuáles consideras tú que son los factores más importantes para que una fotografía de comida sea perfecta? ¿En qué te fijas para decir “vale, la tenemos, hemos terminado por hoy”?

Para mi no hay ninguna diferencia entre la fotografía gastronómica y las otras ramas de la fotografía. Se trata de situar una serie de líneas y curvas dentro de un rectángulo con armmonía, utilizando a la luz de cómplice.

Me guía la experiencia y la intuición para dar por buena una imagen.

En cuanto a tus fotografías de platos de cocina minimalista o cocina creativa en las que la comida se acerca bastante a cuadros de pintura abstracta ¿Cuánto mérito consideras que puede atribuirse al fotógrafo y cuanto al cocinero?

Es un trabajo de equipo, cuenta el cocinero, los ayudantes del cocinero, la asistente del fotógrafo, es como un cuarteto de jazz: Uno propone el tema, y a partir de aquí los otros improvisan. Sin un equipo de cocina entregado, es más difícil el trabajo.

¿Has tenido algún “enfrentamiento” con algún cocinero por querer hacer un plato “más fotográfico” alterando algún detalle de su presentación original?

He tenido la suerte de trabajar con grandes cocineros muy seguros de lo que querían, pero que han aceptado siempre mis sugerencias.

Fotografía de Francesc Guillamet

¿Qué tipo de fotografías o alimentos te resultan más difíciles de captar?

Los “platillos” (guisados, arroces), productos muy mezclados, tonos marrones (falta de variedad de colores) y difíciles de componer. Las piezas grandes de carne cruda y los mejillones.

Podríamos decir que la fotografía gastronómica se está poniendo (o está ya) de moda. ¿Qué tiene la comida que atraiga la atención a tantos fotógrafos?

Las sociedades privilegiadas como la nuestra comen dos veces al día, o sea que tenemos dos posibilidades al día de pasar un buen momento, que en la época en que vivimos ya es mucho. A partir de aquí la trascendencia del acto gastronómico ha ido en aumento y en consecuencia los medios de comunicación le han dado importancia.

¿Algún truco para que los platos queden mejor en las fotografías?

Cuidar cada detalle del plato en función de la foto y trabajar la iluminación.

Después de haber visto platos tan elaborados y artísticos ¿Fotografiarías un plato de huevos fritos con patatas para un chiringuito de playa,o eso ya no te llama la atención?

Si el cocinero pone ganas y cariño en su elaboración, ¿Por qué no?

Muchas gracias por tu tiempo y felicidades por tu trabajo.

Web del autor | Francesc Guillamet
Fotografías | Francesc Guillamet
En Xataka Foto | Fotografía de alimentos

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos