Compartir
Publicidad

Pasquale Caprile: "con las cámaras lomográficas se hacen fotos que no se pueden hacer con ninguna otra"

Pasquale Caprile: "con las cámaras lomográficas se hacen fotos que no se pueden hacer con ninguna otra"
Guardar
34 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Si recordáis una serie de artículos sobre lomografía que hicimos antes de verano, ya os hablamos de uno de sus máximos defensores en nuestro país: Pasquale Carpile, fotógrafo con bastantes exposiciones, premios y trabajos a sus espaldas, desarrollando desde la fotografía de autor hasta la publicitaria, comercial, interiorismo, retrato o los reportajes de viaje.

Aunque lleva mucho tiempo siendo embajador lomográfico para España, fue pionero en lo digital, y ha trabajado con todo tipo de equipos fotográficos.

Por eso hemos querido entrevistarle para ofreceros su punto de vista sobre el movimiento lomográfico, y aprovechar para charlar un poco con un fotógrafo fuerte en sus convicciones, pero siempre abierto al debate.

No voy a entreteneros más: poneos cómodos, leed tranquilamente la entrevista, y, sobre todo, formaos vuestra opinión. Yo ya os conté la mía, ¿nos daréis la vuestra?

Fotografía de Pasquale Caprile

  • Cuentas cómo hace unos 15 años tomaste tu primer contacto con el mundo Lomo casi por casualidad, en la feria Photokina, y a día de hoy eres embajador lomográfico para España, junto con tu esposa Christina Hinrichsen, contribuyendo en que nuestro país sea un referente del movimiento.
    ¿En qué consiste vuestra labor, y en general la de la Sociedad Lomográfica Internacional?

Si es cierto. Ya pasaron 15 años y parece que fue ayer cuando de repente me encontré con lo que fue la primera exposición Lomográfica del Mundo, en una feria tan importante como lo sigue siendo, Photokina. Estaremos de nuevo a allí el año próximo 2012, con una exposición que será un referente para la historia de la fotografía analógica internacional.

Recuerdo que por aquellos tiempos los directivos de las grandes marcas como Nikon, Canon y Olympus, Polaroid, etc., se acercaban a la exposición y pensaban que la Lomografía era tan solo una loca idea de estudiantes vieneses.

La historia y el tiempo acaba por poner todo en sus sitio. En la actualidad, cuando miles de marcas ya han desaparecido del planeta, Lomography ha conseguido hacerse líder en fotografía analógica. Muchos dicen en estos días que estamos de moda y yo les respondo que llevamos 19 años estando de moda: hemos avanzado poco a poco como hormigas, haciendo bien nuestro trabajo.

Lomography da una alternativa muy importante a la fotografía digital. Prueba de ello es que los mejores fotógrafos y artistas que utilizan la fotografía como medio de expresión, prefieren y trabajan en analógico.

Sobre nuestro trabajo en Lomography:
Christina está en la parte de gestión y yo en la creativa: es la función que todos los días desarrollamos, con el propósito de seguir haciendo de “Lomography” el movimiento e iniciativa fotográfica más divertida y apasionada de España.

Fotografía de Pasquale Caprile

  • Después del boom digital, es fácil encontrar otras cámaras de carrete de segunda mano a precios muy bajos. Aún así, parece que tener una Lomo en la mano te motiva para pasarlo bien haciendo fotos de una manera distinta.
    ¿Qué tienen las Lomo que las hace divertidas y desenfadadas?

En mi modesta opinión, preguntaría:

¿Que tienen los lomógrafos para convertir estas cámaras en objeto de culto?

Sencillamente creo que todos las cámaras de Lomography, tienen un punto en común:

Son sencillas, de buen diseño, ligeras, coloristas, con ópticas sorprendentes, no llevan pilas excepto la Lomo-LCA, son mecánicas, robustas y lo más importante: dan unos resultados espectaculares con el mínimo esfuerzo. Su precio va desde los 35.€ hasta la más alta de gama la Horizon, de unos 350.€

Un punto importante. El packaging es sorprendente, en cada nuevo lanzamiento Lomography pone muchísimo esfuerzo, tiempo y energía creativa, creo que con estos puntos contesto a tu pregunta.

  • Dentro de las cámaras lomográficas, has hablado mucho y muy bien de la Lomo-LCA clásica (o de su última encarnación, la Wide), con un formato menor que las clásicas Holgas o Dianas, pero más posibilidades y automatismo.
    ¿Tienes alguna cámara favorita o fetiche, o te gusta probar continuamente equipos distintos?

Buena pregunta. La verdad es que mi trabajo me apasiona de tal forma que tengo como una flojera cuando me encuentro con una nueva cámara fotográfica entre mis manos: Las quiero probar todas, comprarlas todas, ya sean analógicas o digitales, y a todas las quiero como a mis hijos…

Cada día salgo a la calle con una diferente, mis amigos ya me conocen y saben que no dejo de sorprenderles. Me gusta investigar, intentar innovar, probar y mezclar todo tipo de técnicas. Solo he vendido tres cámaras en mi vida y no dejo de arrepentirme de ello, cada día.

Entre las lomográficas, la verdad es que la Sprocket Rocket me tiene loco, y la Spiner de 360º ni te cuento. Así soy yo.

Fotografía de Pasquale Caprile

  • Si has podido leer los comentarios de nuestros lectores en los últimos artículos sobre lomografía, hay una fuerte opinión crítica con el movimiento, tachándolo incluso de moda o de esnobismo. También se critica su precio en relación con otras cámaras clásicas o con el actual mundo digital.
    Supongo que en estos 15 años has tenido que tratar recurrentemente estas discusiones. ¿Cuál es tu punto de vista?

Te agradezco esta pregunta de verdad.

Te cuento:
Vivimos en una sociedad de consumo y de plena libertad de expresión, esto quiere decir que cada ciudadano es libre de elegir aquello que más le guste, le apasione y pagar por lo que él crea que realmente valga la pena.

Creo que el asunto queda tan claro, como en esta reflexión. ¿A ti que te parece?

A veces pienso que la gente derrocha demasiado tiempo en criticar y muy poco en intentar ser el mejor, o el más creativo.
Yo no suelo escatimar esfuerzos en recursos, si tengo la posibilidad de tener entre mis manos la herramienta que me permita progresar como profesional, la compro o la alquilo.

  • Cada vez es más común un modo “lomo” en los móviles o compactas, y de hecho quizá sean los nuevos móviles los mejores candidatos para cumplir las diez famosas reglas.
    ¿Es quizá el iPhone la competencia más directa de la Lomo analógica, por tomar dos iconos de cada mundo?

Qué magnífica pregunta.

Las aplicaciones que hay disponibles en los móviles están todas inspiradas en los resultados que nuestras cámaras ofrecen. Esto en el fondo nos viene de cine, ya que una gran mayoría de la gente solo desea probar lo verdaderamente auténtico, y acaba teniendo antes o después una lomográfica.

Por otro lado, te propongo un reto: ¿Quién se atreve?

¿Quien se atreve hacer el retrato más inesperado y sorprendente, el más rápido?

Un Ejemplo:
Típico pescador de 80 años que está disfrutando y viendo como llegan los barcos de alta mar al atardecer: Te acercas a él… te acercas y al final consigues captar justo la expresión que te hace triunfar. Esto lo hice yo con mi “Sardina” hace unos meses y la foto ya dio, varias veces la vuelta al Mundo. Si hubiera utilizado una réflex, analógica o digital, no me hubiera podido acercar, ni a darle las buenas tardes… ¡¡se admiten apuestas!!

Te puedo asegurar que con las cámaras lomográficas se hacen fotos que no se pueden hacer con ninguna otra cámara, te permiten entablar y establecer conversación con la gente más difícil del mundo.

¿Quien no ha sido el pardillo de ir por ejemplo a Marraches con su súper equipo repleto de lentes y volver con las manos mas vacías que llenas?
Si vuelves, con una Lomo-LCA entre las manos, obtendrás imágenes difíciles de captar con cualquier Reflex tradicional.

Fotografía de Pasquale Caprile

  • Conoces bien el mundo digital desde sus inicios, convives con la tecnología y la Red, y aún así el futuro sigue siendo analógico.
    Como fotógrafo profesional, ¿sigue ofreciéndote el mundo químico más que el mundo de los megapixels? ¿Utilizas cada uno según el tipo de trabajo?

Como te decía en una pregunta anterior, me gusta la investigación, disfrutar y crear imágenes que vendan los productos de mis clientes y mis propios proyectos personales.

Esto quiere decir, que utilizo las herramienta adecuadas para cada proyecto. La opción analógica es para mi la única alternativa, y digo analógica cuando me refiero a una imagen emulsionada en soporte de papel, negativo o diapositiva.

Una obra solo existe si se puede ver. ¿Estamos todos de acuerdo?

Pues bien si es digital, estará almacenada en un disco duro o similar. Siempre necesitaremos electricidad para poder disfrutar o trabajar con ella. Necesitamos que nuestro equipo esté siempre bien actualizado y tener más de tres o cuatro copias de seguridad de cada imagen realizada.

Si vendemos una obra fotográfica por 100.000 euros a un cliente en edición limitada y el cliente desea, pasados 20 años, editar una nueva copia, él tendrá todo su derecho, siempre que pague el valor de la edición al precio de su coste más los costes de seguridad por mantener el archivo digital actualizado.

Si no es posible recuperar el archivo digital, el cliente podrá reclamar el valor de la obra más su revalorización, si es que la tiene. ¿Lo pillan ustedes?

Bien, este problema es casi despreciable con la tecnología analógica. Gracias a ello, hoy podemos disfrutar de grandes y magnificas obras fotográficas con más de 150 años de antigüedad. Solo porque fueron emulsionadas sobre papel. ¿Lo pillan?

Y la pregunta del millón:

¿Serán mis nietos capaces de ver las fotos de mi abuelo realizadas ayer mismo, dentro de 50 o 80 años?

Pues yo diría que si, sólo si hoy las positivamos en papel, o se toman la precaución de ir actualizando todos los archivos con el paso del tiempo. Paradójicamente este trabajo solo un 2% de los fotógrafos profesionales lo realizan. Kodak ya cometió varios errores, hace años todos supongo que recuerdan unos CD´s que ofrecían, con tus negativos escaneados en varias resoluciones, utilizaron un sistema de compresión, que hoy día es totalmente ilegible

¿Alguno de sus lectores puede aporta otra opción?

Fotografía de Pasquale Caprile


  • Por último, y fuera ya de tu actividad en la lomografía, no puedo dejar de hacer referencia a la FotoEscuela Pasquale Caprile, un proyecto al que parece que le has dedicado mucho esfuerzo y dedicación, y que creo que en breve empezará a tener frutos.
    ¿Nos puedes contar más del proyecto, y de tu faceta como docente?

De nuevo te agradezco esta pregunta.

Como profesional llevo tiempo ejerciendo mi profesión y en mi opinión es muy gratificante transmitir a los demás tu riquezas.

En este momento me encuentro en este proceso, por ello imparto cursos y talleres en mi FotoEscuela de Madrid, Plaza Santa Bárbara 3, también en Lomography durante fines de semana, y como nueva alternativa estoy remodelando una bonita casa a 130 Km de Madrid.

En ella pretendo dar vida a una serie de ideas que empezarán a tomar forma durante el año 2012. Los interesados pueden visitar mi pagina.

Impartiré cursos especializados y ofreceré residencia a fotógrafos y artistas que requieran un sitio tranquilo en el cual estar apartados del mundal ruido ciudadano.

Tengo puestas grandes esperanzas en este proyecto.

  • Un saludo, y muchas gracias por tu tiempo, Pasquale.

De nuevo Javier, te agradezco esta gran oportunidad y poder así transmitir mi entusiasmo por la fotografía a todos los aficionados y profesionales de vuestro blog, ya sabes que siempre estamos disponibles para contestar a cuantas preguntas nos hagan.

Gracias a todos los lectores, espero veros pronto en nuestros próximos talleres por toda España.

Saludos y muchas gracias.
Pasquale Caprile

Xataka Foto: Por nuestra parte queremos agradecer a Pasquale por su colaboración, y por haber sido accesible en todo momento para la elaboración de esta entrevista. Habréis visto que muchas de sus respuestas incluyen propuestas o cuestiones directas para vosotros, así que no dudéis en darnos vuestro punto de vista.

Web oficial | Pasquale Caprile | FotoEscuela Pasquale Caprile

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio