Compartir
Publicidad

Esto es lo que puedes conseguir si te animas a fotografiar un péndulo de Blackburn

Esto es lo que puedes conseguir si te animas a fotografiar un péndulo de Blackburn
0 Comentarios
Publicidad
Publicidad

En su tierra, Estados Unidos, Paul Wainwright es considerado un muy digno heredero de fotógrafos míticos como Ansel Adams o Minor White, el fundador de Aperture. Ahí es nada. Su popularidad se la ha ganado a pulso gracias a una fotografía en blanco y negro en la que combina paisajes, fotografía abstracta, imagen arquitectónica y de interiores, con una maestría fuera de toda duda. Sin embargo, lo que me ha animado a hablar de él en este post no es nada de esto.

Como él mismo nos confiesa en el vídeo que tenéis al final del post, cuando tenía 17 años se quedó fascinado con las ilustraciones de un antiguo libro de física, realizadas utilizando un péndulo doble. La curiosidad que despertaron en él aquellas figuras de geometría «imposible» le calaron tan hondo que, muchos años después y ya como fotógrafo profesional, decidió reproducirlas recurriendo a la técnica fotográfica que conocemos como «pintura con luz».

Lo primero que hizo Wainwright fue construir un péndulo doble gigante (también se conoce como Péndulo de Blackburn o armonógrafo) en cuyo extremo colocó un diodo emisor de luz. Como podéis ver en el vídeo, este artefacto mecánico utiliza tres hilos, de manera que dos de ellos están unidos en su parte inferior, en el mismo punto en el que están enlazados con el tercero. Y de este último cuelga el objeto que aporta la masa.

La trayectoria que va a seguir la masa del extremo inferior del péndulo se puede modificar manipulando la longitud de los hilos, por lo que las curvas de Lissajous, que es como se llaman las figuras geométricas que crea, son radicalmente distintas en función de este parámetro. Una vez realizado este montaje lo que hace Wainwright es colocar su cámara debajo del péndulo, encender el diodo emisor de luz de su base, apagar las luces de la habitación, aplicar una fuerza al péndulo para que inicie el movimiento y tomar una fotografía de larga exposición.

Como os he adelantado antes, él mismo lo explica todo con detalle en el vídeo que tenéis debajo de este párrafo. Si os defendéis medianamente bien con el inglés y tenéis curiosidad por este tipo de fotografía, no os lo perdáis. Merece la pena.

Vía | The Guardian
Más información | Paul Wainwright
En Xataka Foto | Con este ingenioso soporte artesanal es posible crear time lapses circulares

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio