Compartir
Publicidad
Publicidad
'Robert Frank: la mirada de América', un documental a modo de retrato de un fotógrafo esencial
Fotógrafos

'Robert Frank: la mirada de América', un documental a modo de retrato de un fotógrafo esencial

Publicidad
Publicidad

Ya conocíamos hace tiempo la gestación de una producción documental dedicada al gran fotógrafo Robert Frank que se lanzó el pasado año. De título original ‘Don’t Blink’ (“no pestañees”) y dirigido por Laura Israel (amiga del artista) que ahora ya está disponible en España a través de la plataforma Filmin bajo el título ‘Robert Frank: la mirada de América’.

Pocas presentaciones podemos hacer de Robert Frank, un nombre capital en la historia de la fotografía que, ya nonagenario, aún mantiene su personalidad y carácter muy despiertos y que Laura Israel, una persona cercana al artista, ha sabido retratar en este ambicioso documental.

Un documental biográfico nada convencional

Un documental que huye del convencional estilo biográfico

Se trata de un documental que huye del convencional estilo biográfico para dejarse llevar por la “improvisación”, por un estilo narrativo en continuo avance, sin detenerse, permitiendo que el protagonista ocupe el primer plano en todo momento. Es decir, el documental más que sumirse en una extensa documentación biográfica (con una vida y obra profunda, amplia y con mucho que comentar) del artista, simplemente se acerca a él, la cámara le acompaña y deja que Robert Frank aparezca sin filtros. Siendo él mismo.

Robertfrank02

Vemos al artista en acción, en su destartalado apartamento neoyorkino o en su vieja casa rural en Mabou

Todo ello es solo una declaración principal de intenciones de Laura Israel (que cuenta con el nominado al Óscar Ed Lachman como director de fotografía). Que no quiere plegarse a un documental convencional teniendo la posibilidad de que el mismísimo Frank en vida sea quien casi “dirija” las conversaciones, con sus pensamientos, comentarios y apuntes sobre su obra. Quizás sea lo más destacable. Huir del convencionalismo y poder ver y disfrutar del artista en acción, en su destartalado apartamento neoyorkino o en su vieja casa rural en Mabou (Nueva Escocia), comentando sus fotos y, sobre todo, sus películas, que acaba destacando y dándoles más importancia por su capacidad de trascender de volver a revivir frente a las fotografías que las tilda de simplemente registros de la memoria.

Inmersión en su obra capital, con comentarios del propio Frank

Robertfrank04

Queda claro que el estilo anárquico, desordenado e impulsivo de Robert Frank no solo surgió en sus primeras obras o en su trabajo capital, el libro 'The Americans', sino que se mantiene intacto en su forma de ser y actuar. Deja claro que no le gusta que le entrevisten, ni que le graben. Muestra esa actitud rebelde casi intacta, marcada a fuego, de la generación beat a la que perteneció y a la que tanto aportó. Vemos y escuchamos fragmentos de sus grabaciones junto a Kerouac, Ginsgsberg entre otros, pero también otros personajes que aparecen fugazmente, amigos personales que mucho han tenido que ver en su producción artística, pero también en su vida personal. Algo que resulta indisoluble y que el propio Frank demuestra con su mirada reflexiva y autocrítica. Para él tienen la misma importancia sus revolucionarias fotos de EEUU como las más personales, de su familia, de su vida, sus reflexiones y que muestran sus inquietudes, sentimientos… una introspección de los más estimulante para entenderle.

El film simplemente avanza, no subraya ni se detiene en ningún punto más que en otro

El documental va pasando por los hitos más destacados de la vida y obra de Robert Frank, de sus inicios, de su esencial viaje por Estados Unidos donde gestó ‘The Americans’, de sus posteriores películas experimentales, de su relación con la generación beat,… aunque realmente no se detiene en ninguno en concreto. El film simplemente avanza, no subraya ni se detiene en ningún punto más que en otro. Igual que con los trágicos momentos dedicados a la pérdida de sus hijos.

En cierto modo deja la sensación que pasa de puntillas por todo, pero remarcamos que no parece que la intención de Laura Israel sea de la de realizar un documental exhaustivo ni convencional (de hecho se apoya en varios cortes off de una entrevista para televisión en los ochenta en la que muestra su disconformidad y rebeldía ante la cámara por ser entrevistado, como forma de remarcar que Laura Israel no quiere hacer lo mismo, prefiriendo dejar que Frank sea él mismo y poniéndose al lado y no enfrente). Al ritmo de música vemos muchas fotos del artista, sus negativos… siendo, quizás lo más estimulante, el ver a Robert Frank visionando sus filmes proyectados en la pared de su apartamento y haciendo apuntes y comentarios sobre los mismos.

Un retrato fresco y esencial

Robertfrank03

El documental resulta especialmente y casi exclusivamente interesante para fotógrafos

El documental resulta especialmente interesante (y podríamos decir que casi exclusivamente estimulante) para fotógrafos. Para quienes ya conocen la importancia de su obra y quieren ver, aún en vida, al mismísimo autor. El abundante material que vemos se muestra casi a ritmo de jazz. Aparecen imágenes fugazmente, fotos fundamentales, hojas de contacto, fragmentos de filmes… van dejando pinceladas de su estilo, de su influencia, pero siempre dejando que sea Frank quien vaya acentuando unos frente a otros por sus comentarios. Aunque, como se aprecia, su edad avanzada y su aspecto cansado demuestran cierto desinterés y no parece tomarse en serio. Algo chocante para cualquier admirador de su fotografía.

'Robert Frank: la mirada de América’: conclusión y valoración

Robertfrank05

En conclusión, se trata de un documental esencial sobre su figura, donde podemos disfrutar de un viejo Robert Frank que mantiene su espíritu, y que sobrevuela con sus comentarios por una gran trayectoria fotográfica y cinematográfica, siempre anclado en lo experimental, alejado de cualquier convencionalismo. Como resulta el propio estilo del documental de Laura Israel.

No podemos olvidarnos que este documental ha participado en varios festivales cinematográficos de gran prestigio, como el Festival de Cine de Nueva York (en la Sección Oficial) o en el Festival de Berlín (en la Sección Panorama).

El documental de 82 minutos está disponible en versión original con subtítulos en la plataforma Filmin y os recomendamos su visionado ahora que podemos disfrutar en España del mismo.

Poster 0 3 900x0
Temas
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos