Compartir
Publicidad
La triste historia de Mark Hogancamp y cómo la fotografía le salvó
Fotógrafos

La triste historia de Mark Hogancamp y cómo la fotografía le salvó

Publicidad
Publicidad

La fotografía tiene el poder de ayudarnos a mejorar, de superar ciertas barreras... y algunas veces supone la mejor elección. La nueva vida de Mark Hogancamp debe mucho a la fotografía. Todo cambió por una pelea que le dejó en coma y la decisión de fotografiar el mundo que creó.

La vida te puede dar muchas alegrías. Pero te puede golpear en el momento que menos te lo esperas. Mark Hogancamp salió una noche de un bar y entre cinco hombres le dieron una paliza que le dejó medio muerto. Las patadas en la cabeza le dejaron en coma durante nueve días. Cuando despertó, no recordaba nada de su vida. Perdió su pasado y tuvo que aprender a convivir con el miedo atroz hacia los demás.

Y cuando la vida de este hombre parecía condenada al fracaso, una idea genial le llevó a crear un mundo en miniatura habitado por aquellos muñecos de nuestra infancia, los G.I.Joe y las famosas Barbies, para contarse la historia de su vida ambientada en la II Guerra Mundial.

Marwencol, la ciudad inventada

Mark Hogancamp es incapaz de convivir en el mundo real. El lado izquierdo de su cerebro está dañado, y para él es muy difícil tomar decisiones. Y no olvida el dolor que sintió. Al crear la ciudad de Marwencol pudo enfrentarse a su cruda realidad. Un mundo en el que él soluciona todos los problemas como si fuera una guerra. Él es un héroe y los enemigos son nazis a los que mata una y otra vez en una venganza continua.

Detrás del jardín de su casa construyó, con chatarra y restos que encuentra en sus paseos, una ciudad de la II Guerra Mundial. Allí Hogie, su álter ego, convive con sus camaradas y sus chicas, auténticas heroínas que jamás le han hecho daño Y con ellos revive una y otra vez las obsesiones de Mark Hogancamp: la venganza pura y dura, el sexo y la fe inquebrantable en los amigos de verdad.

Y lo que nos lleva a contar esta historia en Xataka Foto es que toda esta recreación es fotografiada una y otra vez con su vieja Pentax sin fotómetro. Y los resultados son espectaculares. Tanto, que sus imágenes están en las galerías de arte de Nueva York y su vida y obra han llegado al mundo del cine.

En 2010 se presentó el documental 'Marwencol' que dio a conocer esta apasionante historia. Y en cierta manera le ha dado fama a nivel internacional. Y una forma de sobrevivir en este mundo hostil para él. De hecho, la historia ha calado tanto que Robert Zemeckis, el directo de 'Regreso al futuro' y 'Forrest Gump' ha rodado una película sobre su vida, con Steven Carrel de protagonista. Será interesante ver cómo ha edulcorado un mundo más parecido al que podría haber rodado Quentin Tarantino... Se estrenará en diciembre de 2018.

La fotografía de Mark Hogancamp

Sinceramente creo que es imposible separar la vida del arte. Creas lo que vives, lo que eres. Si no, simplemente haces fotos, lo que ya es bastante. El ejemplo de Mark Hogancamp es muy claro. Utiliza la fotografía para huir de sus demonios personales. Para intentar evitar el olvido en el que se sumergió su vida.

No deja de sorprender su enorme calidad. Es impresionante el detalle que da a todas sus recreaciones. La coherencia de su discurso salvaje es innegable. Y su técnica llama la atención. Sin artificios. Pura y directa. Y con la fuerza de que todo es mentira. Lo que a muchos les deja sin discurso.

Marwencolii Fotograma del trailer

De nuevo me llama la atención la habilidad de Mark Hogancamp para pintar. Es sorprendente la cantidad de fotógrafos que fueron antes pintores. Y demuestra que los buenos son aquellos que tienen un proyecto y no se limitan a hacer bellas fotos sueltas sin ton ni son. Todo lo que vemos es fruto de su trabajo. Él mismo construye, pinta y da forma a los escenarios. Y no podemos olvidar que conocemos a este autor gracias al fotógrafo David Naugle, al que Mark Hogancamp envío sus primeras fotografías.

Marwencoliii Fotograma del trailer del documental Mawencol

Esperaremos el estreno de la película de Zemeckis. Pero hasta entonces podemos buscar y disfrutar el documental que nos cuenta la historia de Mark Hogancamp. Seguro que os sorprenderá la cruda realidad de un hombre que solo se expresa a través de la cámara.

En Xataka Foto| Todas las películas premiadas con un Óscar a la mejor fotografía

Temas
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Inicio