Compartir
Publicidad

Un último adiós al músico Lou Reed recordándole como fotógrafo

1 Comentarios
Publicidad

Siempre me imaginé haciendo una sesión de fotos paseando con la música del mítico "A Walk On The Wild Side" de Lou Reed. Quizá con una antigua Leica, viendo las calles en blanco y negro. Dejándome llevar al son del contrabajo, el saxo y su voz aletargada. Tomando fotografías desde el interior, como están saliendo ahora estas palabras mientras le escucho.

Reconozco que nunca fui una gran fan, de hecho ayer al conocer la noticia de su muerte me costó reaccionar, darme cuenta del legado musical que había dejado y relacionarle con Andy Warhol, hasta que una cosa llevó a la otra y terminé conociendo su faceta como fotógrafo, que si es verdad había escuchado alguna vez pero no le había puesto mucha atención.

De hecho el año pasado su trabajo pasó por Madrid y aún me pregunto porqué no visité su exposición. Ahora es demasiado tarde. Como lo son los homenajes póstumos, por mucho que cuando nos deja un artista su obra siga presente hasta la eternidad. No sólo he encontrado sus fotografías, sino que además he descubierto alguna de esas frases, como "estoy seguro de que Dios tenía una Leica", las cuales sólo pueden salir por la boca de alguien que se ha codeado con los más grandes.

Cuando en Madrid presentó "Rimas" con 32 fotografías que había realizado a lo largo de cuatro décadas por todos los rincones del mundo, admitía que iba buscando lo más bello porque "en la cámara parecía todavía más bello", sin lugar a dudas toda una declaración de amor a esta disciplina.

El que admitía que no podía quedarse con una sola faceta porque tanto la música, la poesía y la fotografía "vienen de un mismo impulso, de dentro", hacía honor a sus palabras y nos damos cuenta de ello al ver sus fotografías, las cuales por alguna razón que se nos escapa (o tal vez no) responden a un patrón similar a las instantáneas que toman otros músicos y actores que también proyectan sus imágenes desde esa sensibilidad que parece las otras artes les han contagiado.

En el vídeo de cabecera, tenéis una pequeña muestra de su trabajo comentado por él mismo a su paso por París. Si no también podéis revisitar su libro "Rimes/Rhymes" e incluso adquirirlo desde su web. Yo os dejo para seguir escuchando su música, lamentándome por no haber sabido escucharle mucho antes, pero esperando que no sea demasiado tarde para que algún día pueda acordarme de él mientras tengo un "Perfect Day".

En Xataka Foto | 'Fotógrafos insospechados' llega a Galicia

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio