Compartir
Publicidad

Cómo preparar tus fotografías para un concurso

Cómo preparar tus fotografías para un concurso
8 Comentarios
HOY SE HABLA DE
Publicidad
Publicidad


Los concursos de fotografía son una buena plataforma para consolidar tu afición como fotógrafo, darte a conocer como profesional de un campo concreto o, simplemente, pasar un buen rato resolviendo el reto que algún concurso nos puede plantear. Si decides participar en algún concurso, no sólo tienes que pensar en tus fotografías más impactantes, sino en cómo prepararlas.

Selecciona a qué concursos presentarte


Concursos hay muchos, más de los que nos podemos imaginar, y entre todos los que hay, es obligatorio hacer una selección, ya que no es lo mismo presentarse al concurso de las fiestas de mi pueblo, que al Wold Press Photo.

Para seleccionar a qué concursos presentarse es importante tener presentes algunos aspectos:

  • Tipo de compensación, que pueden a llegar a ser de todo tipo, desde atractivas sumas de dinero, a material fotográfico o una medalla honorífica. Está claro que el tipo de recompensa es el gancho para que enviemos las fotografías y cuanto mayor sea el premio, mayores van a ser las exigencias. Siempre puede sonar la flauta a la primera y ganar un buen premio, pero lo lógico es que sea un proceso lento, por lo que os recomiendo empezar con concursos en los que la categoría de los premios esté acorde con vuestra dedicación.
  • Fotografiar para un concurso o tirar de archivo. Las dos modalidades pueden ser acertadas. Está claro que en los concursos se buscan imágenes impactantes, que el espectador se vea cautivado por la fotografía. Tener imágenes de este tipo puede llevarnos algún tiempo, por lo que tener un buen archivo puede ser versátil a la hora de presentarse. La opción de fotografiar exproceso para un concurso es interesante para romper un bloqueo creativo o hacer que salgamos a hacer fotos. El reto de conseguir la fotografía que se acerque al tema que nos piden, puede ser muy productivo, aunque no ganemos.
  • Local o internacional. Es cuestión de competencia, en los concursos internacionales se presenta mucha gente y ganar te dará mucho más nombre, pero no desprecies los concursos locales, estos premios pueden dar pequeños empujones a tu carrera.
  • Ojo con las cláusulas abusivas. Revisa bien las bases y no participes en concursos con cláusulas del tipo: “Todas las imágenes participantes podrán ser usadas por el organizador para cualquier uso”. Concursos con estas cláusulas sólo buscan crear un banco de imágenes gratis y menosprecian el trabajo del fotógrafo. Os recomiendo informados en la iniciativa Stop Cláusulas Abusivas para Fotográfos dónde mantienen una lista de concursos recomendados y otra de concursos con cláusulas abusivas.

Cómo presentar una copia impresa


copia impresa

Lo más importante a la hora de presentar una copia impresa a un concurso es ceñirse exactamente a las medidas y especificaciones que marcan las bases, pero antes de llegar a tener la copia es recomendable seguir los siguientes pasos:

Selección de la fotografía que vamos a enviar. Intentaremos elegir una imagen que se acerque a la temática del concurso y que sobre papel mantenga el mismo impacto que en la pantalla.

Buscar dónde imprimir una copia. Aquí os recomiendo la inyección de tinta o el Lambda, sistemas de impresión que encontraréis en laboratorios profesionales y en alguna tienda de fotografía. Evitad la impresión en empresas de cartelería.

La relación con el impresor conviene que sea cordial, ya que nos está dando un servicio del que muchas veces desconocemos las posibilidades. Explicadle para que queréis la copia y escuchad que opción os da: tipo de papel, tipo de acabado (brillo, mate, perla…) y el eterno dilema, ¿se verán los colores igual que en la pantalla? No descartéis hacer una copia de prueba y, posteriormente, corregir con ella el original en la pantalla.

Preparad el archivo en casa, para que se ajuste a las medidas que nos piden las bases. En este punto, tenéis que distinguir entre el tamaño máximo y el tamaño de mancha de imagen que podéis presentar. La mancha de imagen es lo que ocupa nuestra fotografía en un papel de mayor tamaño, por lo que nuestra imagen tendrá un margen blanco. Yo soy partidario de márgenes grandes de mínimo 4 cm alrededor de nuestra imagen, llegando incluso a 8 cm en algunos casos. El margen blanco le da a la imagen un espacio dónde ser vista, aislándola de otros fondos que tenga al lado.

Para determinar cuanto margen dar a nuestra foto, lo mejor es preparar un documento nuevo en Photoshop con las medidas totales de nuestra copia y la resolución en ppp de nuestra imagen, insertar la foto en el documento y ajustar usando Edición—>Trasnformar para modificar la escala.

Si queremos ser más precisos, podemos añadir líneas guías y encajar luego nuestra fotografía. Para añadir líneas guías iremos al menú Vista—>Guía nueva.

Soportes rígidos. En muchos concursos piden que la fotografía sea entregada en un soporte rígido. En la mayoría de los casos se está refiriendo a un paspartú, que no es otra cosa que una cartulina de color por un lado y blanca por otra. En la cartulina se realiza un corte angulado, a modo de ventana, que coincide con el tamaño de nuestra mancha de imagen. El paspartú da rigidez a nuestra copia y le proporciona un borde, facilitando el manejo de la copia.

paspartu

Podéis encontrar paspartús en tiendas de enmarcación o bellas artes, y lo mejor es llevar la copia y que os lo den montado. A la hora de elegir el color del paspartú os recomiendo colores neutros: blanco, crema, gris…para no modificar la apreciación de nuestra fotografía

Datos del fotógrafo y envío. No olvidéis identificar vuestras copias, añadiendo los datos personales y el título de la foto en el dorso y, si usáis seudónimo, incluir un sobre aparte con los datos.

Es muy importante invertir un poco en el envío, que el transporte no eche a perder lo que hemos gastado en la copia. Os recomiendo cortar dos cartones más grandes que vuestra copia y ponerla entre ellos y todo el conjunto en un sobre acolchado.

Lo importante es participar, pero que bonito es ganar. Eso es lo que pienso cuando me presento a un concurso y, como casi nunca gano un premio, sí busco ganar experiencia con cada participación para en la próxima, hacerlo mejor. Y lo más importante: no desanimarse ganar o perder es la decisión de otros y a veces no tienen por qué gustarles todas las fotos.

En XatakaFoto | Truco Express: Cómo montar fotografías para concursos

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio