Compartir
Publicidad

Propósitos para el 2012... Seis ideas para tus proyectos

Propósitos para el 2012... Seis ideas para tus proyectos
Guardar
8 Comentarios
Publicidad
Publicidad

No se que nos ocurre a todos a final de año que por un lado nos entra la nostalgia y repasamos los acontecimientos más importantes que han tenido lugar durante el año y por otro somos conscientes de que podemos aprovechar para cerrar un ciclo y comenzar de nuevo con buenos propósitos.

Lógicamente en Xataka Foto los propósitos para 2012 no van a tener nada que ver con dejar de fumar, portarnos mejor con nuestro hermanito o entrenar a diario para en diciembre del año que viene subir el Everest, no. Lo que queremos proponeros son seis proyectos o mejor dicho, seis ideas con algunos ejemplos de lo que podrían ser proyectos, para animaros a empezar inspirados el año nuevo.

Algo importante a la hora de proponerse un proyecto es que, pese a todo el movimiento fotográfico que existe hoy en día a través de las redes sociales y de internet en general, un proyecto es algo personal, que debemos llevar a cabo por cualquier motivo que nos interese a nosotros, bien sea continuar tomando fotografías, informar sobre una historia interesante o hacernos famosos en las redes sociales, da igual el motivo, pero tiene que ser lo suficientemente importante para nosotros como para que nos lleve a buscar la siguiente fotografía ese día en que no queremos ni ver la cámara.

2012 es bisiesto, proyecto 366

Foto de Sergio Gardoki en nuestro grupo de Flickr

Se trata del clásico proyecto 365 en el que cada día tenemos que hacer una fotografía. Generalmente no suele establecerse una temática concreta para tener una cierta libertad ya que tomar una buena foto cada día durante un año puede llevarnos un tiempo que muchas veces no tenemos.

Personalmente creo que es mejor proponerse un tema para todo el proyecto, o simplemente ir pensando temas que cambien periódicamente ya que así tenemos un motivo para coger la cámara y buscar algo concreto, no simplemente la obligación de tomar una foto a lo primero que se nos ocurra.

Es un proyecto que puede parecer que lleva mucho tiempo cada día, pero dependiendo del tipo de fotografías que vayamos a hacer, no tiene porqué llevarnos más que unos minutos al día. Lo que sí hace falta para un proyecto así es mucha constancia, ya que fallar un sólo día supone no cumplir con nuestras expectativas y dejar de lado el proyecto. Si nos pasa día dos de enero no pasa nada, pero como nos pase en octubre...

De este tipo de proyectos han salido fotografías interesantísimas que han dado la vuelta al mundo. Incluso como hemos visto en Xataka Foto, con una buena idea y la constancia de fotografiar a diario se han llegado a crear tendencias en fotografía.

Un año olímpico

Foto de Isaac Ferrera en nuestro grupo de Flickr

El 27 de julio se iniciarán en Londres los Juegos Olímpicos. Asistir a un evento como los juegos olímpicos es el sueño de todo deportista, pero también de todo fotógrafo especializado en fotografía deportiva. Pero como sabemos que no todos podremos viajar hasta Londres en esas fechas, y que ni siquiera tiene porqué gustaros la fotografía deportiva, no vamos a proponeros fotografiar los Juegos Olímpicos en sí.

Sin embargo, puede ser una buena excusa para buscar alguna historia (o crearnosla nosotros mismos) relacionada con esto. Recordar los Juegos Olímpicos de Barcelona, visitar algún centro de entrenamiento para deportistas de élite, retratar a deportistas, o salir a la calle a la caza de personas realizando deporte, pueden ser algunas opciones para empezar vuestro proyecto.

Se trata al fin y al cabo de encontrar una excusa que nos motive a buscar fotografías sobre un tema, por eso podemos aprovechar las olimpiadas para poner en marcha nuestra imaginación y ver qué somos capaces de fotografiar, aprovechar este evento para ponernos a prueba.

Utilízate como modelo

Foto de Rebeca R.P. en nuestro grupo de Flickr

No es necesario fotografiar a 100 desconocidos para conseguir un proyecto de retratos interesantes, podemos ser nosotros nuestros propios modelos, simplemente debemos volver a lo mismo de siembre, buscar un motivo por que le queramos ponernos al otro lado de nuestra cámara.

Una de las cosas más difíciles al trabajar con modelos es conocerlos y relacionarnos con ellos para conseguir las mejores fotografías posibles. Esta dificultad no debería existir cuando nos fotografíamos a nosotros mismos, por lo que podemos centrarnos en otras cuestiones con las que tengamos menos práctica, como por ejemplo la iluminación, composición, combinación de colores, o estas cosas a las que no podemos prestarles el cien por cien de atención cuando la persona que está delante de la cámara nos pregunta a ver qué queremos que haga.

Si además somos capaces de encontrarle un sentido a fotografiarnos podemos conseguir resultados muy atractivos. Podemos fotografiarnos por ejemplo, para tener constancia de como vamos cambiando con el tiempo, si por ejemplo nos rapamos el pelo o nos ponemos a dieta, o fotografiar una parte de nuestro cuerpo que por motivos de la vida diaria seamos conscientes de que tienen algún interés. Por ejemplo, las manos de un pintor cada día tendrán manchas de pintura de distintos colores.

Algo divertido puede ser ir planteándote temas como por ejemplo profesiones, y prepararte para un autorretrato en el que parezca que trabajas en esa profesión. O por ejemplo fotografiarte con distintos estilos de ropa e intentar encajar el resto de la fotografía con ese estilo, la luz, el atrezzo, etc. puede sernos de gran utilizad para aprender a crear ambientes y poses para futuros retratos.

Buscando a nuestro alrededor

Fotografía de Álvaro_M en nuestro grupo de Flickr

No hace falta irse al otro lado del mundo para iniciar un proyecto fotográfico. ¿Por qué no buscar lugares que tengamos a nuestro alcance y que conozcamos bien? O que ni siquiera conozcamos, pero a los que tengamos fácil acceso. Poder visitar con frecuencia un mismo lugar nos permite plantearnos proyectos que de otra forma no nos plantearíamos.

En la película "Smoke" el protagonista hace una fotografía desde el mismo lugar y a la misma hora cada día durante años. Está claro que este sí es un proyecto sacrificado y que no todos tenemos tiempo ni ganas de hacer algo así, pero mirando a nuestro alrededor y con esta idea podemos proponernos algo así como fotografiar un mismo lugar una vez cada hora aunque no sea durante el mismo día, o fotografiarlo en las distintas estaciones del año.

Otra opción es plantearnos un reportaje como haríamos si nos fuésemos de viaje a un lugar exótico para nosotros pero en un lugar cercano. Investigar el tema a fondo, pedir permisos si fuesen necesarios, etc. Al tener el motivo del reportaje cerca, disponemos de más tiempo que si se trata de un viaje de diez días. Buscando un punto de vista diferente, tanto técnica como conceptualmente hablando, podemos conseguir ver y mostrar un lugar que hemos visitado cientos de veces de una manera como nunca se había visto antes.

También podemos establecernos unos límites geográficos, desde "mi casa", "mi calle" o "mi barrio" hasta "mi ciudad" o "mi provincia", da igual, y entonces pensar en una serie de conceptos como por ejemplo felicidad, tristeza, amor, amistad, seguridad, sabiduría, etc. Hacer una lista con éstos y buscar fotografías dentro del espacio que nos hemos propuesto, que transmitan esos conceptos.

El vídeo no deja de ser fotografía

Fotografía de AlbertoLópez en nuestro grupo de Flickr

En XatakaFoto os enseñamos con frecuencia vídeos, timelapses y stop motions creados por fotógrafos. El vídeo no deja de ser más que una secuencia de fotografías que consiguen crear un efecto de movimiento, más o menos continuo y a mayor o menor velocidad en función de la técnica que se utiliza.

Con los timeplapses que os mostramos cada semana, seguro que encontráis alguno inspirador para empezar (o continuar) con esta modalidad de vídeo. Buscar un lugar interesante en el que el movimiento y el paso del tiempo cobren interés y olvidarnos de la técnica y los resultados, puede ser un buen comienzo. El timelapse que os mostramos semanalmente suele estar creado por profesionales que dedican mucho tiempo y material a la creación de los mismos, por lo tanto como aficionados, no necesitamos llegar a tan lejos y podemos disfrutar de nuestra creación sin preocuparnos tanto por el resultado técnico.

Un vídeo en stop motion es algo que se puso muy de moda durante una temporada pero que parece que se está dejando un poco de lado. Puede ser un buen momento para elaborar una idea y "grabar" un stop motion nosotros mismos. La ventaja es que con una idea clara se pueden tomar todas las fotografías en una tarde o unos días.

Siete formas de ver la vida

Foto de MacaGJ en nuestro grupo de Flickr

Volvemos a los proyectos relacionados con el tiempo. En este caso hablamos de siete formas de ver la vida ya que la idea es fotografiar un mismo objeto, lugar, persona, ect. desde siete puntos de vista, uno cada día y pensando en el sentido que pueda tener ese punto de vista, que no sea puro azar.

Otra variante de este tipo de proyectos, muy útil para explotar las herramientas de edición digital, es elegir una misma fotografía y editarla de siete formas diferentes buscando desde el principio siete resultados distintos. Seguro que transcurrida la semana hemos aprendido a utilizar herramientas de nuestro programa de edición que no habíamos utilizado nunca.

Que no nos gustan ningua de estas dos opciones, podemos seleccionar a siete desconocidos que a primera vista nos hagan pensar que tendrán una forma de ver la vida completamente diferente los unos de los otros. Podemos complementarlo con una pequeña charla después tomar la foto y comprobar si realmente hemos acertado o no.

En resumen

Lo más importante antes de empezar ningún proyecto fotográfico es plantearnos si realmente nos interesa y nos motiva lo suficiente como para llevarlo a cabo, especialmente aquellos de larga duración. De lo contrario terminaremos por abandonarlo.

Dependiendo del tiempo de que dispongamos para dedicar a la fotografía, podemos plantearnos un tipo de proyecto u otro, pero si pensamos que no tenemos tiempo suficiente como para embarcarnos en ningún proyecto concreto, una opción puede ser plantearnos salír a la calle una vez a la semana o al mes con una idea en la cabeza y realizar microproyectos, por ejemplo, buscar diagonales, colores, iluminaciones, da lo mismo, pero salir con algo en mente y buscar ese tipo de fotografías.

En definitiva llevar a cabo un proyecto debe servirnos para coger la cámara y crear fotografías, aprender algo nuevo y reafirmar conocimientos, pero sobre todo, disfrutar de lo que hacemos. Si además nuestro proyecto le gusta a otras personas pues mejor, pero esa no debe ser nuestra razón principal para activar el obturador.

Foto de cabecera | Wild Onion en nuestro grupo de flickr En Xataka Foto | Proyectos fotográficos

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio