Compartir
Publicidad
Publicidad
Seis fotógrafos de moda históricos de los que podemos aprender mucho
Historia de la fotografía

Seis fotógrafos de moda históricos de los que podemos aprender mucho

Publicidad
Publicidad

Gracias a la fotografía de moda, grandes fotógrafos han triunfado y han podido cultivar un estilo y un sello que hoy en día los hacen unos auténticos iconos en el mundo de la fotografía de cualquier estilo. Hoy haremos un repaso por el estilo de cinco fotógrafos de moda de los que podemos extraer valiosas lecciones, aplicables a cualquier estilo fotográfico.

La fotografía es una profesión interconectada entre sus vertientes. A través de las diferentes escuelas y generaciones que se han ido sucediendo, se ha construído la fotografía hasta nuestros tiempos. En cualquier tipo de fotografía, de Cartier-Bresson hemos aprendido a esperar al momento decisivo y de Ansel Adams a componer los elementos en la fotografía. Existen muchos más ejemplos de esto, y a continuación veremos 6 lecciones magistrales que se desprenden de estos seis fotógrafos.

Irving Penn (1917-2009)

Cuando pensamos en moda, uno de los grandes nombres que se nos viene a la cabeza es el de Irving Penn, uno de los grandes de Vogue que supo trabajar con una lucidez sobre el medio fotográfico absolutamente pasmoso.

Penn Fotografía de Irving Penn

Por ejemplo, solía emplear grandes angulares para sus retratos, creando un campo de visión amplio pero muy psicológico con respecto al fotografiado. En otras fotografías vemos cómo sitúa a sus modelos en una esquina, formando un fondo con tres líneas que tensa la foto sin que el espectador se dé cuenta.

Aunque trabajó siempre fundamentalmente en estudio, algunas de sus fotografías más icónicas trabajan sobre los blancos y los negros, las geometrías, los pesos visuales y la falta de grises para hacer que el espectador retenga las formas más esenciales en la retina como si fuese un ejercicio de deconstrucción parecido al que hizo Picasso con sus toros.

Richard Avedon (1917-2009)

De Richard Avedon poco se puede decir que no lo digan ya sus fotografías. Fotógrafo de Harper's Bazaar desde los 40 hasta los 66, comenzó posteriormente a fotografiar para Vogue USA. Fue uno de los grandes cultivadores del movimiento en la fotografía de moda y son icónicas sus fotografías de modelos que parecen levitar en el estudio, o su trabajo con animales.

Avedon Fotografía de Richard Avedon

Una de sus grandes editoriales fue la que resultó de fotografiar en 1955 a Dovima vestida con un vestido de Dior junto a los elefantes de un circo; a partir de entonces, cualquier referencia a animales en la fotografía de moda, y en concreto con elefantes, es inmediatamente identificada como influencia de Richard Avedon.

El movimiento es otro de los sellos del fotógrafo estadounidense, que trabaja bajo la premisa de la inestabilidad para conseguir imágenes impactantes, Avedon conseguía trabajar de forma experta los blancos y negros como su coetáneo Irving Penn, fotógrafo con el que rivalizaba amistosamente hasta que en 1966 Avedon también pasó a la revista Vogue.

En un campo más personal, los retratos psicológicos que realizó a celebrities como John Lennon, Alfred Hitchcock entre muchos otros, que realizó con un gusto exquisito y que probablemente son los mejores retratos que yo haya visto nunca por su intimidad y por la capacidad de captar la esencia de todo aquel al que fotografiaba. Otro de sus grandes hitos fue 'In The American West', una serie de retratos a desconocidos pero que de alguna forma inspiran esa cercanía psicológica entre el espectador y el retratado.

Helmut Newton (1920-2004)

De Helmut Newton, podemos aprender a sacar el lado más sensual de la fotografía. Siempre trabajó para Vogue (primero Australia y posteriormente Londres), aunque no cuajó laboralmente con la publicación.

Newton Fotografía de Helmut Newton

De Newton se han dicho muchas cosas, desde que era un pervertido a que fue un genio que encabezó la revolución sexual durante los 60 y 70 con fotografías en las que las medias, los tacones y los desnudos explícitos se convirtieron en su sello personal.

No fue un pervertido porque siempre fue de frente con su estilo, pero también cultivó el voyerismo como una forma de hacer fotografías. Se atrevía a construir planos abiertos creando situaciones cotidianas pero llenas de la morbosidad sexual que siempre le caracterizó. Al contrario de su coetáneo Jean Loup Sieff que trabajó mucho con el desnudo pero desde un plano muy artístico y delicado, a Newton le caracterizaba ese carácter desenfadado, tosco, lleno de visceralidad y sudor.

Guy Bourdin (1928-1991)

Guy Bourdin, aunque falleció una década antes que sus coetáneos, fue una figura muy importante para la fotografía de moda por el uso del color en un estilo que me recuerda al de William Eggleston. Fue un fotógrafo que publicó sobre todo en Vogue aunque también destinó gran parte de sus esfuerzos a la fotografía publicitaria.

Bourdin 2 Fotografía de Guy Bourdin

En su estilo vemos una tendencia muy fuerte a trabajar con colores muy fuertes a los que se le contrapone la figura femenina muy sexualizada. Estuvo cerca de Man Ray, por lo que Bourdin también experimentó el surrealismo fotográfico con manipulaciones muy coloridas más cerca del mundo del arte que de la fotografía comercial de publicaciones.

Otro de sus sellos es que raramente emplea para sus fotografías la cara de la modelo, veremos con mucha más frecuencia las piernas, el culo, los pies o unos tacones que sin haber nadie encima, dibujan una figura de carácter sexual. No se nota esa morbosidad que sí que se desprende de Newton, sino que el fotógrafo francés trata a las modelos como objetos que moldea en un entorno muy colorido empleando una iluminación y una técnica fotográfica aséptica y clínica, casi como un ejercicio más que una expresión creativa y fotográfica.

William Klein (1928)

No todo va a ser fotografía de estudio, y cuando hablamos de exteriores es cuando el nombre de William Klein brilla por encima de todos los demás. Fotógrafo callejero por vocación, entró al mundo de la moda para ganarse la vida, pero lo que no pudo evitar es hacer uso de su ojo personal para retratar a las modelos que se ponían frente a él.

Klein Fotografía de William Klein

Klein, que en un principio se dedicó al arte pintando piezas centradas en la búsqueda de las formas geométricas. Posteriormente al fotografiar sus piezas con una cámara, descubrió que esta disciplina le permitía expresarse con mayores posibilidades técnicas y artísticas llegando a la fotografía urbana. Con una actidud de descarada desobediencia, hizo de todo con sus fotos: desde trepidarlas a propósito a jugar con el light painting, pasando por jugar a componer a la modelo en una calle usando espejos. Siempre le acompañó una actitud ingobernable propia de los artistas, y mientras sus coetáneos se centraban en trabajar con la mayor de las calidades técnicas y en estudio, él buscó la reacción contraria al entregar a Vogue cantidad de fotos trepidadas y sacando la moda a las calles.

Sus 'fotos serias' como él mismo las llamaba y que compone el grueso de sus trabajos es la fotografía de reportaje, con las que retrataba la sociedad en la que vivía. Famosísima es su fotografía en la que un niño le está apuntando con un arma directamente a la cámara. La influencia de su formación artística se hace patente en la gran mayoría de sus pinturas, componiendo los pesos visuales y los elementos en el encuadre fruto de mucho trabajo (o un ojo muy entrenado), pero con la frescura de una imagen improvisada.

Elliott Erwitt (1928)

Aunque Elliott Erwitt sí que tiene una carrera principalmente centrada en la fotografía documental, también hizo sus pinitos en la fotografía de moda con el humor y la chispa que le caracterizaba. Por su portafolio, 15 años tras su entrada en la Agencia Magnum invitado por Robert Capa, se convirtió en Presidente de la agencia.

Elliott Fotografía de Elliott Erwitt

En la fotografía de moda existe el elemento sorpresa en la construcción de situaciones, fruto de la extrañeza de un evento inusual y que atrapa al espectador. Un ejemplo de ello son las fotografías de Anne Leibovitz, que mediante las modelos, los decorados y todo el trabajo de equipo añadido al retoque, crean situaciones mágicas que nos hacen fantasear. Erwitt era un maestro reportero de calle fotografiando con humor todo lo que veía, aunque le encargasen hacer moda.

Algunas de las fotos de moda que Erwitt realizó incluían a un tipo abriendo su gabardina a una señorita o fotografiar los pantalones y los pies de sus modelos junto a perros o animales, tal y como ya hacía en la calle.

Como decimos, Erwitt no era un fotógrafo de moda y seguramente tuvo un par de encargos muy puntuales por su particular visión de la vida, pero aún así de él podemos aprender que no todo recae sobre la modelo y su estilismo. Un fotógrafo debe saber crear situaciones extrañas que despierten la curiosidad del espectador.

Foto de portada | Richard Avedon, Irving Penn y Helmut Newton, la 'Santa Trinidad' de la fotografía de moda.

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos