Compartir
Publicidad
‘Dead Skin’, de Rafael Roa: la piel como reflejo de nuestro paso por la vida
Libros de fotografía

‘Dead Skin’, de Rafael Roa: la piel como reflejo de nuestro paso por la vida

Publicidad
Publicidad

El fotógrafo madrileño Rafael Roa acaba de autopublicar ‘Dead Skin’, un libro donde se sirve del desnudo para reflexionar sobre la existencia, la vida, el paso del tiempo y las huellas que nos deja en la piel. Un libro de elegante diseño, sobrio y ausente de artificios donde deja que las imágenes, duras y contundentes como un puñetazo, tomen el protagonismo absoluto.

Con prólogo de Laura Terré, la sencillez de la edición empieza a cobrar fuerza. Tras una portada sencilla, donde un ligero degradado rosáceo, casi imperceptible, refuerza el título y nombre del autor como únicos elementos formales del libro, el texto de Terré define bien las intenciones del autor y, expresa, con certeza y precisión, qué nos puede hacer sentir (porque no deja indiferente), la colección de imágenes que contiene.

Un proyecto personal, arriesgado y diferente

No es fácil encontrar libros que duelan, fotografías que golpeen así y que huyan de la complacencia habitual

Rafael ha trabajado en el libro con intensidad, concluyendo formalmente su último proyecto tan personal como arriesgado. Y es que en los tiempos que corren, no es fácil encontrar libros que duelan, fotografías que golpeen así y que huyan de la complacencia habitual, y más en este tipo de fotografías. Es un proyecto difícil, de esos que, seguramente, pocos editores arriesgarían a producir y, Roa, conocedor de este asumido riesgo de sus desnudos (es uno de los autores españoles más destacados en este género en las últimas décadas) ha preferido lanzarse a la autoedición, donde la libertad y el control sobre su idea original, se mantiene intacta y cobra un valor añadido.

Marcas en la piel que afloran con una dureza sobrecogeradora

En ‘Dead Skin’ las imágenes se suceden como cartografías humanas, anónimas, pero donde donde podemos reconocernos o reconocer a alguien cercano. Marcas en la piel que afloran con una dureza sobrecogeradora, acentuada por el tono azulado y frío con el que ha fotografiado los desnudos, y sin artificios, dejando que esas pieles, esos cuerpos nos vayan impactando y haciéndonos reflexionar sobre el inexorable paso de la vida.

‘Dead Skin’, contundente libro de fotografía de desnudo

Dead Skin 7748

Para centrar aún más la mirada del espectador en esa piel curtida, tatuada, marcada y arrugada, el autor omite mostrar cualquier tipo de rostro. Quiere que los cuerpos sean los protagonistas, para que sus huellas, desnudas y abiertas, centren nuestra mirada e inviten a que sintamos ese reflejo de la vida sobre la piel (ya sea castigo, dolor o, simplemente, los pasos que vamos dando cada vez más cerca de la muerte).

El libro, como indicaba, es de gran sencillez y austeridad en su diseño, en formato apaisado, en tapa dura. Además, es breve (88 páginas) pero lleno de fuerza y supone un trabajo muy personal y arriesgado del experimentado Rafael Roa.

‘Dead Skin’ se presenta el 23 de junio a las 19:30 en La Fábrica, donde su autor estará acompañado de José María Díaz Maroto, director de la Escuela Internacional PIC.A (Alcobendas, Madrid), donde también Rafael es docente, así como por Gabriel Corchero, diseñador.

El libro se puede adquirir directamente en la web del autor.

Dead Skin 7751

En Xataka Foto | Invisibles#Invisibles, de Rafael Roa, fotografiando las injusticias

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos