Compartir
Publicidad
Publicidad

Olympus Pen E-PL1, la hemos probado (II)

Olympus Pen E-PL1, la hemos probado (II)
Guardar
5 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Bueno, después de un breve descanso para tomar aire, vamos a continuar revisando algunos aspectos más de la Olympus Pen E-PL1. Recordad que esto no es un análisis en profundidad, sino más bien una prueba a nivel de usuario.

En este artículo vamos a hablar del enfoque y la pantalla, del flash que incorpora la cámara y de la calidad que se obtiene a diferentes ISOs. Finalmente haremos un pequeño resumen indicando los aspectos que más nos han gustado y los que menos. Vamos allá.

Pantalla y enfoque

La pantalla ha visto reducidas sus dimensiones con respecto a sus hermanas mayores hasta las 2,7 pulgadas en lo que parece una reducción de costes ya que, aparentemente, hay espacio para montar una pantalla de 3 pulgadas. En este tipo de cámaras en las que hay que enfocar por pantalla, cuanto mayor sea ésta mejor. A pesar de todo la calidad de visionado es buena incluso en condiciones de fuerte luz teniendo la posibilidad de ajustar tanto el brillo como la temperatura de color en la previsualización.

El sistema de enfoque es configurable en 11 áreas distintas intercambiables rápidamente con un botón de acceso directo. Personalmente, quizás acostumbrado a la rapidez de enfoque de las réflex, creo que en este aspecto Olympus tiene mucho que mejorar, ya que el sistema es algo lento y falla en condiciones de poca luz o poco contraste. Para la utilización del enfoque manual se hace necesario hacer zoom en la pantalla a 7, 10 ó incluso 14 aumentos, para poder clavar el foco en el lugar adecuado, aunque hacer esto a pulso puede resultar una tarea un tanto mareante.

Flash

Una de las cosas que se echaban de menos en los modelos anteriores, era la incorporación de un flash en la propia cámara, algo que sí tenían las cámaras de la competencia. En este modelo se ha dado un paso más y se ha puesto un pequeño flash escamoteable que no rompe con la estética de la cámara y que tiene una potencia y unas opciones de configuración más que suficientes para sacarnos de algún apuro.

Pero lo que más sorprende es que el propio flash de la cámara puede ser utilizado como maestro para controlar hasta tres flashes externos compatibles con este sistema. Sin duda esta es una opción muy interesante.

flash.jpg

Cuidado al utilizar el flash con el objetivo en angular y con un motivo cercano ya que puede proyectar la sombra del objetivo en la fotografía.

Comportamiento a ISOs elevados

Como era de esperar en cuestión de ruido, gracias al tamaño de su sensor, la E-PL1 ofrece una calidad muy por encima de las cámaras compactas, aunque, como también era de esperar, no llega a la altura de los últimos modelos de cámara réflex.

Hasta ISO 400 da unos resultados muy buenos. A ISO 800 y 1600 empieza a notarse cierto empastamiento en la imagen, aunque sigue teniendo una calidad utilizable. A ISO 3200 el ruido se dispara y la pérdida de detalle es muy acusada. Vamos a ver las fotos, todas son recortes al 100%:

ISO 100:

iso100.jpg

ISO 400:

iso400.jpg

ISO 800:

iso800.jpg

ISO 1600:

iso1600.jpg

ISO 3200:

iso3200.jpg

Como conclusión en el tema del ruido, cuando la situación lo requiera podemos trabajar tranquilamente a 800 e incluso a 1600 ISO con unos resultados más que aceptables. Sabiendo este dato podemos configurar el límite máximo de ISO Auto a nuestro gusto para cuando necesitemos utilizarlo y así trabajar sin tener que preocuparnos mucho por la calidad final de la imagen.

Manuales y software

Como ya he comentado anteriormente, el manual de la cámara resulta algo parco y en ocasiones lioso, además no ayuda mucho la traducción que recuerda un poco a las antiguas películas de indios y vaqueros. El lado bueno de tener este manual es que te obliga a hacer pruebas para saber realmente qué hace un botón o un parámetro, aunque en algunas ocasiones la intuición no llega a tanto y te quedas sin saber bien la función de algunas cosas.

El software que incorpora la cámara tampoco es de lo más intuitivo y cuesta un buen rato cogerle el punto para poder organizar y editar correctamente las imágenes, sobre todo si estás acostumbrado a manejar otros programas de edición.

Precio y disponibilidad

La cámara está ya a la venta en el mercado, pero en esta ocasión sólo está disponible el kit con el objetivo M.Zuiko 14-42 mm f3,5-5,6 ED a un precio de 599 Euros. El cuerpo viene en cuatro colores: negro, blanco, rojo y plata.

Conclusiones

A modo de resumen y según la experiencia en esta prueba, vamos a proponer una serie de puntos a favor y en contra:

A Favor:

  • Facilidad de uso en modos automáticos con buenos resultados
  • Modos creativos muy interesantes
  • Grabación de vídeo HD con botón de acceso directo
  • Buen resultado a ISOs altos
  • Flash incorporado
  • Control de hasta tres flashes externos
  • Compatibilidad con gran cantidad de objetivos mediante adaptadores
  • Estabilizador de imagen incorporado en el cuerpo de la cámara
  • Duración de la batería
  • Tamaño y peso reducidos

En contra:

  • Construcción no excesivamente robusta
  • Sistema de menús de configuración algo lioso
  • Visor no incluido
  • Imposibilidad de usar el visor electrónico y un flash externo a la vez
  • La visualización de fotos en pantalla no permite algunas opciones interesantes, como pasar de una a otra foto en modo ampliado.
  • La selección de diafragma y obturación en los modos manuales es bastante enrevesada.
  • Vendría muy bien una rueda de selección para modificar algunos parámetros con mayor rapidez
  • El autofocus en condiciones de baja luz es una auténtica tortura
  • Precio un poco elevado para ser una “gama baja” de modelo

Concluyendo, es una cámara que va un paso más allá de las compactas y que ofrece unas funciones muy interesantes tanto para nuevos fotógrafos como primera cámara, como para fotógrafos experimentados que quieran un cuerpo ligero y manejable. El manejo de la E-PL1 puede ser todo lo sencillo o complejo que nosotros queramos y siempre ofreciéndonos una calidad de imagen bastante buena.

Por otro lado Olympus pretende vendernos este concepto de cámara EVIL como la cámara del futuro en el que se supone que sustituiría a las cámaras réflex. Es muy aventurado predecir lo que pueda pasar en el futuro, pero a día de hoy todavía queda mucho camino por recorrer para que este sistema sin espejo pueda acercarse un poco a la calidad y versatilidad que nos ofrece una réflex. La velocidad y precisión de enfoque son una de las asignaturas pendientes, y el poder visionar la escena con luz y calidad real, tal cual la ves a través del objetivo y el visor óptico de una réflex, creo que está todavía más lejos de poder ser emulada con un visor electrónico o pantalla, si es que se consigue alguna vez.

Espero que esta pequeña toma de contacto os haya servido para algo.

Más información | Olympus
En Xataka foto | Olympus Pen E-PL1, la hemos probado (I)

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos