Publicidad

Abandonemos el pesimismo fotográfico

Abandonemos el pesimismo fotográfico
2 comentarios
HOY SE HABLA DE

Publicidad

Publicidad

En los últimos tiempos no dejo de percibir un notable ascenso del pesimismo entre fotógrafos de todo tipo. No corren buenos tiempos para nadie, pero parece como si la fotografía estuviera muerta y el oficio de fotógrafo tan denostado y castigado que los que intentamos sobrevivir casi nos consideramos idealistas, locos o mártires. Estoy un poco cansado de tanto pesimismo. De tanta lamentación, tanta queja a favor de corriente, tanta apatía, conformismo y aburrimiento.

No solo no estoy de acuerdo, sino que creo que hay suficientes motivos como para que la fotografía esté viviendo un momento único. Algunos auguran que la saturación de imágenes actuales nos está empachando tanto que perdemos el punto de vista, la creatividad, la personalidad. Que acaba con el arte. Y no estoy de acuerdo tampoco.

No se puede generalizar y tachar de basura todo lo que existe

Es cierto que entre la saturación y sobreabundancia de imágenes resulta complicado resaltar. Lo bueno pasa desapercibido, enterrado entre miles de fotografías. Pero no por eso se puede generalizar y tachar de basura todo lo que existe, todo lo que se publica, todo lo que se comparte. Que se haga en Facebook, Flickr o en otro servicio online no desmerece de otros medios (más minoritarios y, a menudo, elitistas) como un fotolibro o una exposición entre amigos.

No pongamos excusas

Dvidshub
Foto: DVIDSHUB

Son los tiempos que corren y la fotografía se está adaptando a ello. Ahora hay más gente que hace fotografías, sí. Que no significa que sean artistas (la gran mayoría no lo pretenden), pero de entre esos nuevos interesados en la fotografía aparecen verdaderos talentos. Personas con creatividad, con una mirada fotográfica innata muy por encima del resto. Y esos son los que dignifican el arte fotográfico en los tiempos de hoy y, seguramente, son los artistas que admiraremos en un futuro cercano.

Cuando pasas horas visualizando imágenes en una pantalla queda esa sensación de agotamiento, de repetición, de imitación, de vacío… pero, de vez en cuando, emerge alguna joya. Alguna imagen sorprendente, algún fotógrafo desconocido que sobresale, que ilumina con sus fotos el paisaje sobrecargado. Y eso enciende el optimismo fotográfico. Pero este entusiasmo no llega sólo, requiere esfuerzo, empeño, moverse, lanzarse a hacer una foto mejor que la anterior y… sobre todo, buenas ideas. Algo que, en muchas ocasiones, es la excusa (junto con la incapacidad creativa) para abandonarse en el pesimismo.

Arnold Newman
Salvador Dalí. Foto de Arnold Newman

Abandonemos ese estado, tenemos el entorno más favorable que nunca se ha conocido para desarrollar un camino artístico en la fotografía: mejores y más asequibles cámaras que nunca, facilidad para aprender, para conocer corrientes artísticas, adquirir cultura visual y entrenar la mirada. Nunca ha sido tan fácil convertirse en un autodidacta, hacer tantas fotos y progresar tan rápido. Tenemos muchos espejos donde reflejarnos y muchas opciones para desarrollar nuestras ideas. Así que fuera el pesimismo, cojamos la cámara y empecemos el camino de un nuevo proyecto o de una nueva idea. Ahora que comienza el año es buen momento para ello.

Foto | nikomat, por the euskadi 11

En Xataka Foto | ¿Cómo vives la fotografía? Varios fotógrafos opinan

Temas

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Inicio
Compartir