Compartir
Publicidad
¿Aumenta la fotografía nuestro ego?
Opinión

¿Aumenta la fotografía nuestro ego?

Publicidad
Publicidad

Antes de que continúes leyendo me gustaría comentaros que estas líneas van muy orientadas a analizar un aspecto meramente psicológico que puede alimentar nuestra tan amada disciplina llamada fotografía. Dicen que, quererse a si mismo es el principal de los valores para conseguir querer a los demás, pero ¿pueden engañar las apariencias? Sabemos que sí, y la fotografía donde la gran mayoría de las veces hay un engaño visual, llevamos muchas veces este proceso a nuestra propia realidad.

El ego dentro de la fotografía puede verse salpicado de varias formas, y hay algunas que no son precisamente buenas. En estas líneas no pretendo entrar en un aspecto más general del ego en todo tipo de personas, algo que espero tratarlo en muy breve lapso de tiempo (si, ese tan típico artículo sobre redes sociales, selfies, compartir aventuras y creer que la vida es maravillosa. Exacto ese).

Desde que llevo en el mundo fotográfico de forma profesional, he visto innumerables ejemplos de cambios bruscos en personalidades por el mero hecho de sólo tener mejor equipo o haber conseguido ascender un escalón más dentro del escalafón profesional (entre otros muchos ejemplos más).

15649026885 4fa021a5c3 Z
Fotografía de Elvira Cabas

La envidia en un mundo tan visual y que se ha vendido siempre como un mundo de grandes triunfadores, artistas y fama parece muchas veces repercutir en uno de los principales aspectos cómo es la propia fotografía. Y es que, el momento en el que el propio fotógrafo es más conocido que su propia obra es cuando podemos empezar a encontrar atisbo de magnificencia personal por encima de la magnificencia artística. Y ahí es donde muchos, y no hay dudas que lo es, caen bajo las garras de un ego no muy beneficioso.

A día de hoy la forma al uso de aumentar nuestro ego en la fotografía es tan fácil como fugaz. Si se dice que en el fútbol lo que se ha hecho hoy mañana, ya se ha olvidado, ni que decir lo que puede durar la felicidad de un Me Gusta en Facebook o un RT en Twitter, por poner algunos ejemplos en el terreno fotográfico.

Muchas personas se motivan a hacer fotos única y exclusivamente para mostrarlas a los demás y esperar un feedback positivo y halagador. Porque seamos claro, el porcentaje que lo hace por mostrar sus fotografías sin importarle lo que dirán es tan ínfimo, a día de hoy, que podríamos contarlo con los dedos de nuestras manos.

Rodrigorivas
Fotografía de Rodrigo Rivas

Y es que es cierto, el tema del ego en fotografía (y en otras muchas disciplinas artísticas) es un aspecto a tratar desde una perspectiva socio-psicológica. Un punto en el que las envidias, las críticas y los yo, deben ser más tratados como superación, admiración y los nosotros. Hay muchos que usan el ego de la forma positiva, de la forma educacional y constructiva; y sin duda, a esos, y sólo a esos son a los que debemos intentar imitar. Aquellos que desde la humildad continua consiguen mostrar como crece su trabajo.

Fotografía de portada | Sandra Montesinos

En Xataka Foto | La fotografía nos devuelve al punto de partida para corregir algo en nosotros

¿Por qué nos gusta enseñar nuestras fotos?

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio