Las cámaras de los teléfonos móviles solo tienen un diafragma y es algo que cambia todo en fotografía
Opinión

Las cámaras de los teléfonos móviles solo tienen un diafragma y es algo que cambia todo en fotografía

HOY SE HABLA DE

Estoy buscando todos los pros y los contras de la fotografía móvil. Y una de las cosas que más me está llamando la atención es la ausencia del diafragma variable. Es imposible cambiar la profundidad de campo de nuestras imágenes por medios ópticos. Y todo depende del software de cada móvil para conseguir aumentar o disminuir la nitidez de los planos de mis fotografías. Todo cambia, hasta los conceptos inamovibles.

La fotografía móvil ha cambiado todo. Para empezar ahora la fotografía es inmediata y directa. Y está provocando que algo tan asumido para los fotógrafos profesionales como la exposición, cambie radicalmente. Ahora se mide la luz de otra forma.

Para zanjar posibles polémicas (que hay mucha gente que le gusta polemizar con estos temas porque sí, hasta uno dijo que no sabía hacer fotos con el móvil en un artículo en el que yo decía que estaba aprendiendo) siempre he dicho que una cámara profesional es la que te hace ganar dinero. Punto.

Fotografía móvil @arantxa_ortegah

Cuando vendían las cámaras de carrete de un solo uso o te regalaban una por tu primera comunión, te encontrabas conque no podías cambiar el diafragma o a lo sumo solo tenías dos posiciones. Y muchos recordamos los teleobjetivos catadióptricos con un único diafragma que hacia las delicias de los bolsillos pobres.

El diafragma sirve para regular cantidad de luz que llega al sensor. Cuánto más grande, más información llegará al sensor y menos profundidad de campo ofrecerá. Si lo cerramos, será más pequeño. A cambio tendremos más profundidad de campo y menos luz recibirá el sensor.

Es decir, podemos vivir sin controlar el diafragma, eso es verdad. Pero para suplir esta falta los ingenieros han ideado una serie de algoritmos que solo sirven para simular un efecto óptico en el archivo del que hemos disfrutado desde los orígenes de la fotografía.

Un vistazo a…
Comparativa FOTOGRÁFICA entre los MEJORES móviles de 2021: esta vez NO HAY DUDAS

Las cámaras de los teléfonos móviles no tienen diafragma variable

El tamaño de los smartphone exige minimizar los componentes. No se pueden hacer concesiones si no quieres que llamen a tu teléfono ladrillo, o que le acusen de ser excesivamente pesado. O que se estropee por tener partes móviles...

En la breve historia de la telefonía móvil sí que han existido algunos que dejaban cambiar el diafragma para jugar con la profundidad de campo, como el Nokia N86 y el Motorola ZN5... y más recientemente el Samsung S9.

Pero la norma general es un único diafragma, lo más luminoso posible, y contar con la ventaja del minúsculo tamaño del sensor para tener una profundidad de campo casi infinita. Si hacemos la típica fotografía del paisaje, con enfocar tenemos asegurada la nitidez del primer plano al final.

Fotografía móvil @arantxa_ortegah

Y seguramente algunos dirán que es por la discutida hiperfocal para asegurarse semejantes profundidades, pero tiene mucho más que ver el minúsculo tamaño del sensor, la distancia focal elegida y el objetivo pegado al sensor y por la distancia del sujeto a la cámara.

Para el módulo del objetivo diseñan diafragmas muy luminosos para conseguir que llegue la máxima cantidad de luz posible al sensor. La idea es lograr que los archivos sean lo más luminosos posibles tanto de día como de noche. Es un diafragma fijo que no se puede cambiar. Muy útil para nocturnas y entornos cerrados pero poco práctico para otras situaciones.

Así que si te vas a comprar un móvil nuevo, es muy interesante fijarse en este dato, el diafragma, para saber si va a contestar bien en situaciones pobres de luz o no. Pero tenemos que ser capaces de resolver la exposición y la profundidad de campo en otros momentos. Y más luminoso no significa que la calidad de imagen sea mejor, que conste.

Cómo exponer con un diafragma fijo

La realidad es que con los teléfonos móviles podemos hacer fotografías en cualquier situación. A plena luz del día y de noche (con más o menos fortuna). Así que vamos a ver qué podemos hacer para lograr la exposición correcta.

Al principio de los tiempos móviles puede que tuviera sentido pensar que la fotografía con el smartphone es exactamente igual que la fotografía con cualquier otra cámara. Pero en la actualidad todo ha cambiado. Como no pueden contar con las ventajas físicas del diafragma, tienen que recurrir a la tecnología y la inteligencia artificial.

La exposición se basa en tres pilares a partir de una determinada cantidad de luz:

  1. El tiempo de exposición.
  2. La sensibilidad.
  3. El diafragma.

Para mantener un mismo valor de exposición, si variamos un parámetro, tenemos que modificar en proporción uno de los otros dos. No es el momento de explicar detenidamente cómo funciona, pero voy a poner un ejemplo práctico con un móvil con un diafragma f2:

Fotografía móvil @arantxa_ortegah
  1. Imaginaos que estamos haciendo una fotografía a un grupo en una terraza a las 12 del mediodía en primavera. El sol luce y no hay ni una sola nube. En el móvil ajustamos el ISO a 100.
  2. Si seguimos la regla del F16 tendremos que poner una velocidad de 1/125 f16. Siempre es así para conseguir una exposición perfecta.
  3. Como no tenemos ese diafragma tan cerrado (creo que sería casi imposible fabricarlo para el tamaño del sensor de un móvil) tenemos que variar uno de los otros dos parámetros. Entonces tenemos una exposición de 100 ISO f2 1/125... La fotografía está quemada.
  4. Primero tenemos que ver si podemos bajar el ISO... Vemos que se puede poner a ISO 50, un paso menos sensible. Entonces tenemos una exposición de 50 ISO f2 1/125. La fotografía sigue quemándose, todavía más.
  5. ¿Qué nos queda? Jugar con la compensación de exposición, que modifica el tiempo de obturación... Para pasar de f16 a f2 tenemos 6 pasos de compensación (f16-f11-f8-f5,6-f4-f2,8-f2)... Y eso nos da ISO 100 1/16000 f2.

Ahí está exposición correcta si no me he equivocado en algún paso. Algo que solo está al alcance de los obturadores electrónicos más avanzados de las cámaras más avanzadas... ¿Nuestros móviles llegan a semejantes parámetros?

Y que todo lo que sabíamos hasta ahora realmente no sirve para mucho, solo para contar batallitas a los más jóvenes.

Por eso nos damos cuenta de que los algoritmos y la inteligencia artificial actúan más de lo que pensamos en nuestras fotografías móviles. Y que todo lo que sabíamos hasta ahora realmente no sirve para mucho, solo para contar batallitas a los más jóvenes.

Ahí están la explicación por la que realmente no podemos hablar de archivos RAW en los móviles desde el sentido estricto de la palabra. Tienen tantos algoritmos detrás que cualquier parecido con lo que tenemos en la cámaras clásicas es pura coincidencia.

Por utilizar una expresión de Valentín Sama, los archivos de los móviles están muy 'cocinados' y tenemos que verlos de otra forma. Y todo para lidiar con la falta de diafragma físico. Hay apilamiento de imágenes, filtros digitales, modos de fusión... Muchas funciones inteligentes que transforman el archivo original en otra cosa. Los móviles tienen dentro un editor especializado.

Dudo mucho que pudiéramos ver algo en una fotografía en bruto de un teléfono móvil. Esto no significa, por supuesto, que sea una mala cámara. Solo quiere decir que la tecnología digital evoluciona una barbaridad y tenemos que empezar a olvidarnos de ciertas normas inamovibles hasta ahora.

¿Vosotros qué pensáis? ¿Es verdad que la fotografía móvil ha cambiado más cosas de las que creíamos? Y al final da igual, mientras la imagen sea realmente buena...

Temas
Inicio