Cómo la fotografía móvil nos permite jugar con la imagen y desarrollar nuestro estilo

Cómo la fotografía móvil nos permite jugar con la imagen y desarrollar nuestro estilo
1 comentario

Entrar en el mundo de la fotografía puede ser aterrador cuando se mira desde el punto de vista de los equipos, las luces y la rigurosidad en la práctica profesional. Sin embargo, gracias a la fotografía móvil, más y más personas entran en este mundo así sea por hobby. Por eso, para aquellos que entráis en la fotografía móvil, no olvidéis jugar con la imagen.

Dejando la amargura

La fotografía móvil es un mundo nuevo con el cual hay visiones divididas. Por un lado está la herramienta como una forma nueva de explorar este arte. Por otro lado, hay una gran tendencia del móvil como herramienta de creación masiva de contenido. Y, también, está la posición de que este aparato solo sirve para las tomas casuales con la familia, pero que en realidad no representa mucho más en la fotografía.

Mov 002

El problema de esta disparidad de opiniones está en desmeritar la fotografía de otros por una visión distinta de la técnica o la función. Algunos se quedan que si no hay cámara de objetivos intercambiables no puede ser fotografía, otros se quedan con los procesos computacionales que modifican la foto lo dejan de ser foto, que si x o si y entonces la imagen capturada no tiene propósito y deja de ser fotografía.

Pero la fotografía es un mundo de experimentar y conseguir transmitir una mirada. No importa si lo que queremos capturar es el tiempo y la nostalgia familiar, eso puede llevar a un proyecto más grande como lo muestra el trabajo de Irina Werning. No importa si el smartphone no tiene objetivos intercambiables, con el móvil se capturan escenas fantásticas, como lo muestra cada concurso de fotografía móvil. Y, si los algoritmos de imagen computacional están modificando la imagen, es una herramienta que hemos dicho que tenemos que aprender a integrar a nuestro flujo, entendiendo que ella implica pensar la imagen desde otros parámetros.

Rompiendo los límites

Cuando dejamos de lado los prejuicios y nos enfocamos en poder experimentar podemos usar nuestro móvil y experimentar con sus límites. La mayoría de smartphones cuentan con un sistema principal decente con el cual acercarse a la fotografía. Algunos nos permitirán jugar más con los parámetros, unos tendrán un mejor color y, en general, menor ruido y más detalle en los bordes.

Mov 001

Pero, todos esos elementos donde podemos equivocarnos son para experimentar con esos límites: los desenfoques, el ruido digital insoportable, el bajo rango dinámico. A medida que experimentamos capturar con esas trabas entenderemos también cómo manipularlas a nuestro favor. De cada error se aprende.

La fotografía se trata de jugar con la luz, observar el espacio y tratar de llevar esa interacción a un pequeño cuadrado en la parte de trás de un cuerpo de cámara. Así que podemos tratar de acercarnos a ella con distintos enfoques: tomar fotografías clásicas para ver el potencial de lo que podemos conseguir a nivel de composición y exposición, o ir experimentalmente a sobrepasar los límites para encontrar una visión más abstracta de la imagen usando la herramienta.

Mov 003

En cualquier caso, la fotografía móvil es un mundo más que nos permite experimentar con la búsqueda de la imagen. Es una herramienta distinta que nos da otras perspectivas y nos obliga a impartir otros flujos de trabajo. Cada exploración nos permite encontrar nuevos elementos para nuestra narrativa, enfocarlos y empezar a desarrollar más nuestro estilo fotográfico.

¿Vosotros, cómo experimentáis con la imagen?

Temas
Inicio