Compartir
Publicidad

Compartir o no compartir tu método de trabajo

Compartir o no compartir tu método de trabajo
Guardar
23 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Hay algo que la verdad es que siempre me ha extrañado un poco desde que soy aficionado a esto de la fotografía (concretamente la digital).

Como podréis ver, es algo personal, que algunos y algunas de vosotros compartiréis y otros no, de manera que si alguien quiere expresarse abiertamente en contra en los comentarios, que no dude en hacerlo, por favor.

Siempre me he preguntado porqué hoy en día, en la era digital, en la era de internet, con la facilidad que nos da la tecnología para compartir (dar y recibir), con el auge de modelos de negocio que van más allá de vender un producto y necesitar guardar la fórmula secreta porqué si no caería en la ruina (¿alguién ha dicho software libre?), todavía hay gente que guarda celosamente en secreto sus métodos de trabajo con la fotografía digital.

Este fenómeno tiene mucho de relación con el procesado en los ordenadores de las fotografías tomadas con las cámaras digitales. Existe un ámplio abanico de posibilidades que nos ofrecen los programas de edición, con infinitas combinaciones de ajustes que hacen que virtualmente no existan límites a la hora de darle un aspecto nuevo a una fotografía.

Pues bien, ya sea por suerte o por un buen saber hacer, mucha gente procesa las fotografías obteniendo resultados muy destacables. Es entonces cuando, como si de la mismísima cocacola se tratara, que guardan en secreto el proceso que les ha llevado allí.

Esto es algo que no entiendo por varios motivos. El primero de ellos es que supongo que la motivación que lleva a no compartir el método normalmente será ser capaz de explotar el modus operandi en beneficio propio y con exclusividad. Especialmente destacado en algunos fotógrafos que adquieren cierto nivel de reconocimiento, pongamos por ejemplo, en flickr. Pues señoras y señores, lamento tener que decirles que, si han llegado a tener cierto reconocimiento a través de internet seguramente será por algo más que lo que hagan con el photoshop y que probablemente será por la misma fotografía. Si alguien utiliza sus secretos pueden pasar dos cosas: o que no obtengan fotos tan espectaculares como las suyas (porqué no saben tomar fotos tan buenas) o que sean mejores (porqué saben tomar fotos increíbles y mejores que las suyas y el procesado las ha ensalzado).

Llegados a este punto alguien pensará en que todo esto es muy bonito para los fotógrafos aficionados pero no para los que se dedican profesionalmente a ello... Pues yo les digo que se equivocan por completo. Podemos volver al punto anterior y resaltar que lo que realmente marca la diferencia es la foto, no el procesado, que este último es muy importante, pero que sin el cimiento de la buena foto no va a ningún lado. Si yo quiero unas fotografías al estilo Marta Potoczek, ¿a quien intentaré contratar? ¿A alguien que ha comprado su set de acciones para photoshop? ¿O a ella misma? Nótese la ironía de utilizar a esta excelente fotógrafa como ejemplo de lo que postulo.

Además pienso que compartir el método puede tener unos beneficios enormes: notoriedad, renombre, posibilidad de enseñar profesionalmente a utilizarlo... Vamos, los mismos beneficios que se persiguen al pasarse al lado oscuro de los secretos.

¡Pero esperad! Todavía tengo otra prueba mejor para sustentar mi opinión. Tiene nombre y apellidos: José María Mellado. Autor de quizás el libro más importante de edición de fotografía digital en castellano, Fotografía Digital de Alta Calidad, cuyo método compartido es ámpliamente utilizado por muchos aficionados (y supongo que profesionales). Pues resulta que este señor se ha ganado la vida justamente compartiendo sus conocimientos. Sí no lo hubiera hecho, quizás muy poca gente conocería su obra. El hecho de compartir su howto ha sido su mejor publicidad. Y la gran mayoría de personas que lo utilizan obtienen fotos que están almenos un paso por detrás de las de Mellado. No te pierdas la entrevista que publicó Mauro de Fotomaf.com hace unos días con el señor Mellado, donde se le pregunta por este tipo de cuestiones. No tiene desperdicio.

Hace unos meses, me puse en contacto con una emergente estrella flickera. El procesado de sus fotografías era espectacular, pero en realidad no hacía más que darle un plus a unas fotos que en sí mismas ya eran buenas. Le sugerí hacer algún tipo de post especial en el que pudiéramos hablar sobre su flujo de trabajo, para comprobar como trabajaba alguien tan creativo y compartirlo con vosotros y vosotras. Pero en ningún momento le di a entender que quería un tutorial sobre su método de trabajo. Mi sorpresa fue mayúscula cuando me contestó que no le interesaba explicar como conseguía sus fotos pero sí que le interesaba aparecer en XatakaFoto (supongo que para promocionar su obra). Resultado: ¿vosotros habéis leído el post que salió de todo ésto? ¿No? Pues yo tampoco, porqué nunca se escribió.

No me gustaría acabar esta entrada sin señalar que a pesar de mostrarme crítico con la opción del secretismo, es como mínimo tan respetable como la de compartir nuestro método de trabajo, con lo que quiero dejar claro que es una opinión puramente personal y además, no tiene porqué ser representativa de la del resto de compañeros de este mismo blog.

Fotografía | 'why yes I love him, but keep it secret!' de TheAlieness GiselaGiardino²³

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos