Compartir
Publicidad
El formato cuadrado y la falsa catalogación en la fotografía actual
Opinión

El formato cuadrado y la falsa catalogación en la fotografía actual

Publicidad
Publicidad

Desde que la fotografía es fotografía, los eternos debates sobre los soportes en donde dejar plasmadas esos "dibujos con luz" siempre han existido.

En los primeros años fotográficos, los formatos fotográficos solían ir asociados siempre al soporte en el que una foto quedaba positivada. Eso ocurría, ni más ni menos, por la ausencia de lo que años más tarde se conocería como negativos. Estos negativos fotográficos que en ese instante fueron los que marcarían los formatos fotográficos hasta la aparición de la fotografía digital.

Pero en un preciso instante irrumpió la fotografía digital y las cosas fueron cambiando...

El cambio del negativo al sensor

Con la llegada de la fotografía digital, y más aún en el momento de sus primeros años de aparición, la intención de equiparar todo para conseguir entender términos y hacer más sencilla la transición fue uno de los momentos que han conseguido confundir a muchas de las personas que estudiaban ambas variantes (la fotografía química y la digital).

Formatos Sensor

No iré a valorar o comentar nada más allá de lo que me ocupa, pero uno de esos términos tuvo mucho que ver con los formatos fotográficos. La diferenciación de unos elementos con otros respecto al método de captura hizo, que los sensores fotográficos pudieran tener las mismas dimensiones, en general, que todos los negativos existentes en el mercado químico. Así, por ejemplo, se intento, y se consiguió, equiparar el llamado Full Frame a las dimensiones del negativo de 35mm (el más usado entre todos). A pesar de todo ello, muchas medidas de otros nunca se consiguieron equiparar y llegaron a aparecer dimensiones con proporciones en sensores más pensadas para los negativos de cine que para fotografía y que a día de hoy habían sido no muy usadas (como el 16:9, aunque empiezan a fabricarse sensores de dicho ratio). Es cierto que el ratio 4:3 ha sido compartido tanto por TV como por la fotografía junto con el 3:2.

Aunque esto no pretende ser ninguna clase teórica ni técnica porque faltarían muchos datos que no vienen a cuento y además ni lo pretendo, si es importante mostrar estos datos históricos (muy por encima lo sé) para entender lo que ha sido la transición de formatos y sobre todo lo que ha influido en la sociedad y métodos externos a creer ciertos temas por encima la realidad.

La diferencia de un formato fotográfico a su positivado final

Todo lo anterior va encaminado a que la gente, a día de hoy, entiende como formato fotográfico a la forma en la que una fotografía se visualiza y no por su método de captura. Por ello, confunden formato de captura con el formato de visualización. Y cuidado, que hablo de formatos fotográficos no de ninguna otra relación con otra disciplina o "mundillo".

¿En qué se ha traducido esto?... en que, por ejemplo, con la llegada de Instagram muchísimas personas creen que una fotografía sino tiene un formato cuadrado no está realizada con un smartphone, o lo que es lo mismo; podrían llegar a confundir una fotografía escaneada de un negativo 6x6 en una fotografía realizado con un smartphone.

El uso de dicha relación de aspecto en sensores que no la tienen acaba por resumirse en perdida de píxeles útiles y por tanto degradación mayor de los mismos ante una posible edición. Pero los pros o contras no son en lo que aquí queremos entrar tampoco.

Rollos120

Actualmente ningún smartphone dispone de un sensor con relación de aspecto 1:1, o lo que es lo mismo... cuadrado. Todo ello por lo mismo que ocurre con todas las demás cámaras... La dificultad de conseguir un buen rendimiento óptico y por la intención de la integración con los formatos de reproducción como pantallas, papeles, etc... son algunas de ellas. Por supuesto que nadie piense en la imposibilidad de fabricar un sensor cuadrado, porque esa no es.

Por tanto, el "formato cuadrado" no es propio de la fotografía móvil. Es propio de cualquiera que quiera hacer una fotografía con cualquier cámara y recortarla a 1:1 (lo que hace Instagram cuando subimos una fotografía, o las mismas apps de disparo si se configuran así). Los teléfonos móviles del mercado actual llevan implantados sensores de dimensiones muy dispares, pero todos ellos con una relación de aspecto que para nada es 1:1. Es por eso que, la falsa costumbre de ver fotografías hechas con smartphone y que no se imprimen o vean en ese ratio no son percibidas como tal, o viceversa. Esto es tan habitual como pensar que, las cámaras o respaldos de formato medio digitales tiene un sensor cuadrado, pues antiguamente uno de los negativos de dicho formato tenía esa proporción...

Rodrigorivassmartp
Fotografía de smartphone en formato 16:9 publicada en Instagram - Rodrigo Rivas

Sin duda es un tema que para la gente que sabe de técnica fotográfica y/o digital está más que aprendido, y que si quieren profundizar en él les remitiría a un excelente post de Valentín Sama sobre la homogeneización de formatos de hace unos años; pero en el que parecía tener mucha idea de lo que hablaba. Es por tanto que, esto va más encaminado a enseñarnos lo que el "poder de la imagen" puede hacernos creer o ver en su capacidad de cambiar la realidad (al igual que ocurre con otras corrientes como el Photoshop), incluso hasta de forma más técnica.

Fotografía de portada | Sean McGrath con una Yashica 124 de formato medio escaneada

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio