Compartir
Publicidad

El tratamiento de la imagen en las principales cámaras deportivas o de acción

El tratamiento de la imagen en las principales cámaras deportivas o de acción
6 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Ahora que se acercan las fechas navideñas y que uno de los regalos estrella sigue siendo este tipo de cámaras pequeñas y resistentes que solemos identificar con los deportes, me gustaría compartir algunas ideas y opiniones sobre ellas. Y es que hay muchas cosas a valorar, desde su tamaño, peso y cualidades de resistencia y uso, hasta los modos de grabación (resoluciones y velocidad de fotograma) o la calidad óptica y digital.

Pero está claro que, de momento, ninguna de ellas graba vídeo en formato RAW y por tanto un punto fundamental es el procesamiento de la imagen que hace la cámara (o filtro digital, si preferís así), ya que esto va a condicionar directamente nuestros vídeos y la capacidad de obtener un resultado final u otro.

¿Es el tratamiento aplicado al vídeo el gran "engaño" o la clave del éxito de GoPro? Yo creo que sí, en gran medida, y os cuento por qué.

h2. Comparando los dos principales competidores: GoPro Hero3 y Sony Action Cam

Recientemente me he estado documentando sobre el mercado de las cámaras deportivas existentes en la actualidad para hacer un regalo. Tomando en consideración el precio como un criterio más, fui descartando opciones hasta llegar a hacerme mentalmente una comparativa entre la GoPro Hero3 y la Sony Action Camera HDR-AS15, que son en mi opinión las dos opciones más interesantes sobre todas las demás.

Sony HDR-AS15 Action Cam VS GoPro Hero2

Mi conclusión resumida sería que en calidad y en relación valor/precio la Sony es mucho mejor, mientras que la GoPro gana en tratamiendo de la imagen, así como en practicidad general y accesorios. Y esto no es necesariamente una crítica hacia ésta última en absoluto, pues como digo el procesado es una parte importantísima de la ecuación.

Aclarar también que como la GoPro tiene tres versiones, he tenido en cuenta las tres, aunque sobre todo la Silver Edition y la Black Edition, por ser las más apetecibles.

h2. ¿Preferimos un procesado menos agresivo y destructivo o uno más estético?

Ya solamente en fotografía, estamos acostumbrados a ver constantemente cómo los fabricantes de cámaras - especialmente en el mundo de las compactas sin capacidades RAW - aplican unos procesamientos fuertes que -destruyen- cambian en gran medida las fotos, puesto que se dirigen a un tipo de usuario que no las retocará.

Son procesamientos genéricos que suponen una decisión arriesgada pero necesaria. Y lo es más aún en las cámaras de acción, donde solemos dejar la cámara grabando y no tenemos oportunidad de configurar modos de escena sobre la marcha.

Observando varios vídeo comparativos que he ido encontrando en la red, como el que vemos sobre estas líneas, observamos una clara diferencia de dominantes y de estilo en el procesamiento, la interpretación de los tonos y la luz. Os recomiendo verlo en un monitor calibrado y en alta definición.

La Sony parece buscar más la fidelidad de la realidad y maximizar la información capturada, para luego editar en las mejores condiciones posibles. Sin embargo, parece que a menudo la imagen se queda un poco fría, primando esa sensación tonal y los blancos azulados o incluso un poquitín magentas por momentos.

Por su parte, la GoPro es bastante más agresiva pero también - nuevamente en mi opinión personal - mucho más estética, comprimiendo el rango dinámico y sacando todo el detalle tonal posible para minimizar el trabajo de posproducción necesario. No obstante, nos encontramos con el problema contrario, ya que la imagen se nos pasa bastante de calidez, con unos amarillos muy saturados, unos bordes menos definidos y en muchos casos una tonalidad excesivamente anaranjada.

Claro que esto podemos obviarlo si somos profesionales o usuarios muy avanzados, ya que podremos utilizar el modo de grabación Protune™ para hacer un etalonaje digital profesional en posproducción a partir de unos clips con unos ajustes mucho más neutros y pensados para ello. Una solución muy inteligente de GoPro, que gana reputación entre el gran público con un tratamiento agresivo mientras que ofrece una solución en forma de "puerta trasera" para profesionales.

Por otra parte, creo que puedo afirmar que en general la Sony goza de una mayor nitidez - fijaos en los detalles -, aunque esto se iguala un poco cuando usamos las respectivas carcasas protectoras, pues la de Sony me parece bastante peor, tanto en deterioro de la calidad óptica como en resistencia a golpes e inmersión.

Por si no os fiáis de lo que se ve en YouTube - y hacéis muy bien, la verdad - os diré que todo esto he podido confirmarlo yo mismo al probar ambas cámaras y editar el material grabado.

h2. Principales diferencias, ventajas y debilidades

Si sabéis inglés, os recomiendo que le echéis un ojo a la siguiente comparativa. Es una de las mejores que he encontrado, donde se destacan bastante bien los principales puntos a favor y en contra de la Action Cam respecto de la Hero.

Poniéndonos técnicos, resumiendo un poco el vídeo y todo lo que he podido probar y ver yo mismo, creo que puedo destacar los siguientes puntos de la Sony, aunque seguro que se me pasa algo:

  • Ofrece una *mejor definición*, con imágenes más nítidas y enfocadas.
  • *Colores más realistas* y, en general, una imagen cruda de mayor fidelidad y calidad para posproducir en nuestros vídeos.
  • En velocidad, llega a los *120 fps en 720p* y a los *60 fps en 1080p*, al nivel de la Hero3 Silver Edition y Black Edition, mientras que es comparable *en precio* a la Hero3 White Edition que se queda todo un paso por detrás.
  • *Calidad de sonido* superior, tanto con carcasa como sin ella.
  • Un mayor rango dinámico, aunque esto es discutible debido al procesado y la compresión.
  • Tonos más profundos.
  • Mejor rendimiento en baja luminosidad.
  • *La carcasa estanca debe mejorar* en robustez, fiabilidad del cierre, aislamiento (es débil, con fugas de agua en algunos casos), tendencia a empañarse, una reducción notable de la nitidez y poco práctica al no poder accionar los botones de configuración.

Y respecto a la GoPro, además de lo que se esgrime por comparación de lo anteriormente expuesto, destacaría:

  • Unos tonos verdes, ocres y amarillos "más bonitos". En general, produce *imágenes más estéticas*, con tonos más cálidos (equilibrio de blancos).
  • Aplica un *mayor y mejor relleno* en las sombras.
  • En general una *imagen cruda más "apretada" y acabada* si no la vamos a posproducir, o que requerirán menos etalonaje.
  • Capacidad de grabación en *modo Protune™*, lo que permite obtener imágenes neutras y optimizadas para la posproducción, si bien esto limita los modos de grabación (resolución y framerate) y hace necesario un editor de vídeo avanzado -y caro- como CineForm Studio.
  • *Carcasa de mejor calidad* tanto en protección (aislamiento) como en nitidez, además de la infinita *gama de accesorios* oficiales y de la industria auxiliar.

h2. Conclusión

A estas alturas estaréis pensando que se podría decir que es mejor la Sony, y en cierto modo, fijándonos en las cuestiones técnicas y sobre todo en la calidad de imagen, es verdad.

De hecho, antes me he permitido utilizar la palabra "engaño", refiriéndome a ese sobreprocesamiento de la Hero3 y en parte lo considero así, ya que no deja de ser una especie de retoque aplicado a la imagen que produce la máquina. ¡Pero seamos prácticos!

Es habitual encontrar fotógrafos que brillan en la toma pero a los que no se les da especialmente bien el ajuste y retoque digital, o no le dedican tanto tiempo a ello, mientras que también encontramos a otros que fallan un poco más en la toma pero aprovechan hasta el último bit de información en la posproducción. Y ambos consiguen unos resultados de un nivel equivalente.

Creo que aquí estamos ante algo parecido, sólo que hablamos de algoritmos genéricos programados directamente en las cámaras. Al final, no debería ser tan importante el cómo llegamos a las imágenes finales si no el propio resultado final. La Sony llega mediante una calidad técnica superior y menos procesada; la GoPro lo hace mediante un ajuste mayor.

Sí, creo que técnicamente es mejor cámara la Sony y pienso que GoPro consigue mantenerse líder principalmente a base de marketing y gracias a ese tratamiento de la imagen que introduce en sus cámaras, lo reconozco. Pero echad el freno un momento y pensad, porque si lo vemos desde un prisma absolutamente práctico, creo que aún así nos daremos cuenta de que la GoPro puede ser perfectamente la opción más recomendable.

Es posible que ofrezca una definición más pobre o incluso un procesamiento exagerado en ocasiones pero, cuando pensamos en comprarnos una cámara de acción, ¿qué esperamos conseguir con ella? ¿Necesitamos el metraje más nítido y realista posible o simplemente buscamos imágenes espectaculares y que no nos den mucho trabajo?

Creo que al final lo que nos debe importar es el resultado de las imágenes que obtendremos, además de la conveniencia de uso y por supuesto también el esfuerzo y el coste.

Sólo cada uno podrá decidir qué ventajas y desventajas pesarán más a la hora de la verdad y si la diferencia de precio merece la pena, pero no despreciemos las bondades del mencionado tratamiento de la imagen. ¿Qué opinas tú?

En Xataka Foto | Cómo evitar la condensación en las cámaras de acción: Truco exprés

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio