Compartir
Publicidad
Publicidad

Fotografiando con estilo

Fotografiando con estilo
Guardar
7 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Hace cosa de un mes os hablé sobre fotografiar con sentido común. Ayer realizando la fotografía que encabeza la portada, me vino a la cabeza este tema. Hoy ponemos sobre la mesa, un asunto relacionado con ello, también. El estilo propio, la atmósfera y estilismo y otros aspectos. Las imágenes que disparamos o fotografiamos han de ir más allá de las simples capturas fotográficas. Iluminadas bien y bien expuestas, con un concepto como denominador común, contando una historia, transmitiendo unas sensaciones y unos sentimientos. Da igual que sean fotografía deportiva, retrato o para moda, nuestros trabajos siempre DEBEN ir más allá de la simple trasnmisión de una imagen bonita. Es el secreto de tu evolución como fotógrafo. El estilismo, las atmósfera y el estilo propio en los proyectos siempre es un valor añadido.

Obviamente, todo ello pasa antes, por haber aprendido a mirar através de una cámara de fotos. No es tarea fácil, es difícil educar al ojo y si encima también falla la técnica la cosa se complica bastante. Para ello tienes muchas posibilidades. Pero más allá de la técnica puramente fotográfica, del flujo de trabajo o de una interesante post-producción, en mi opinión hay algunos conceptos que yo resumiría diciendo que estamos fotografiando con estilo.

Tener estilo y además estilo propio

Tener estilo, tener clase mezclado con ser original e innovador pueden ser una buena mezcla. ¿Recordáis la tan manida frase?: “Tiene un no sé qué que qué sé yo”. Aunque de forma tan enrevesada gramaticalmente esta frase quiere decir que, una foto en nuestro caso, tiene ese algo, espíritu, alma o esencia y te atrae visualmente. Forma una imagen poderosa. Y sobre todo, para conseguir estilo propio hay que tener ilusión, como nos transmite, la imagen que vemos a continuación:

003-fotografiando-con-estilo.jpg

Fotografía de Ángel Torres

Tener estilo propio además consiste en buscar una seña de identidad que identifique nuestras fotografías. Es como nuestra propia firma. Aunque no sea algo tangible, pero que cuando las ven los demás, las asocian con nosotros. Esto al fin y al cabo, es una de las diferencias, que nos pueden llevar a conseguir un nuevo nivel en fotografía.

Estilismo

Abarca una serie de puntos clave de la fotografía de moda o de sesión o reportaje que debemos conocer: books para modelos, catálogos, campañas, editoriales, beautys, trends, photopress. Constituye una herramienta muy poderosa que te permitirá afrontar trabajos de cualquier tipo.

No implica que tú como fotógrafo debas realizar todo el trabajo pero probablemente, sí, coordinarlo. Tú tendrás una idea del reportaje o sesión que debes saber transmitir tanto a la persona encargada de la ropa, del maquillaje o al modelo. Aunque en ocasiones todos esos roles recaigan en una misma persona. En la imagen siguiente, la estética me recuerda inmediatamente por el traje y por la tipografía, en mayúsculas, a la conocida marca Dolce & Gabbana.

002-fotografiando-con-estilo.jpg

Fotografía de eLuveFlickr en nuestro grupo de Flickr

Definiendo lo que sería un estilista, podemos decir que son los profesionales encargados de crear “armonía estética” alrededor del sujeto o el escenario. Esa armonía ayuda a que funcione visualmente la imagen. El estilista se encarga de seleccionar los elementos adecuados para una la sesión fotográfica. Por norma, los estilistas son parte de un equipo requerido por el cliente para trabajar junto con diseñadores de moda, fotógrafos, directores, peluqueros y maquilladores para crear una apariencia particular o un tema para un proyecto específico. Aunque en nuestras sesiones, más modestas probablemente, no podamos contar con todo un grupo de trabajo a lo mejor podemos ayudarnos de alguien que tenga más conocimiento de moda o estética, que esté estudiando o trabaje en alguno de estos campos.

Atmósfera

Una fuente de inspiración muy buena, por dar un ejemplo, es el cine. También la literatura, los cómic o la pintura. Recrear una escena de una película, un libro, un cómic o un cuadro puede ayudarnos a conseguir la atmósfera adecuada para que la fotografía funcione. Relacionado con esto, ya os ha hablado mucho y bien nuestro compañero Rodrigo Rivas con sus interesantes análisis sobre fotografía en el cine.

001-fotografiando-con-estilo.jpg

Fotografía de Desireé Delgado en nuestro grupo de flickr

¿Quién no piensa en James Bond, o cualquier otra película de espías al ver la imagen anterior? Jugar con imágenes que están en el imaginario colectivo aumenta el poder de la atmósfera. También la post-producción nos puede ayudar. En este caso Desireé apuesta por un toque vintage en la edición combinado con un desenfoque selectivo en los márgenes de la toma para conseguir un efecto como si tratara de una fantasía o un sueño, algo ligeramente borroso en el recuerdo. Elementos tan sencillos con un par de trajes y unas pistolas de mentira (por resumirlo mucho ya que sé Desireé cuida los detalles) pueden ayudarnos a realizar nuestras tomas con buenos resultados. Cuanto más cuidemos los detalles, mejor. En este caso, ¡hasta el coche deportivo a lo 007 está presente!, supongo que conseguir un Aston Martin era un poco más complicado.

La atmósfera es ese ambiente que logramos dar a nuestras tomas para “evocar” de forma consciente o inconsciente en el espectador determinadas situaciones, momentos o sensaciones. Lo podemos lograr con elementos “naturales”, con humo por delante del objetivo o polvo de las ruedas de un coche, que me contaba un amigo, o bien mediante el proceso de post-producción, añadiendo texturas, como el ejemplo más típico y sencillo de aplicar.

En resumen

No basta en nuestros días con tener buenas cámaras y dominar la técnica puramente fotográfica. Hay que dominar muchos más elementos. El buen fotógrafo, hoy en día, pasa, además, por ser especialista en ideas originales, flujo de trabajo, la post-producción, la iluminación, el estilismo, trabajar en equipo y muchas otras facetas. Debe tener un buen portfolio web, conocer de marketing, participar en redes sociales y ser creativo al máximo. En definitiva, debemos ser CEO’s en Fotografía y por tanto conocer de casi todo.

Fotografía de Portada | Alfonso Domínguez Lavín

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos