Compartir
Publicidad
Publicidad

¿Hay que guardar los archivos RAW toda la vida?

¿Hay que guardar los archivos RAW toda la vida?
Guardar
4 Comentarios
Publicidad
Publicidad

¿Guardar o no guardar? Esta es la gran pregunta que nos hacemos los fotógrafos digitales cuando vemos que nuestros discos duros se llenan de más y más de datos intangibles, de unos y ceros. No sé la respuesta definitiva, pero sí que os puedo decir cuál es mi experiencia con más de 100000 fotografías en mi archivo personal. Ya veréis qué se puede hacer con nuestros RAW cuando pasa el tiempo.

Siempre digo lo mismo. Parezco el abuelo de las batallitas fotográficas, pero cuando era más joven y disparaba con carretes tenía que calcular cuánto dinero me podía gastar. En un fin de semana salía con dos carretes, uno de blanco y negro y otro de diapositivas. Iba con dos cámaras y algún carrete de repuesto por si acaso, pero era raro si llegaba a casa con los 72 disparos hechos.

Ahora sin embargo acabo de probar una cámara que me permite hacer 60 fps, una auténtica exageración, pero una gozada al fin y al cabo. Podeis hacer un cálculo de las fotos que llevo esta semana de vacaciones... ¿Y qué hago con todos estos archivos? ¿Cómo me organizo? ¿Realmente merece la pena guardarlos todos?

La organización del archivo digital

Para que os hagáis una idea, los aproximadamente 100000 archivos que tengo, todos en formato RAW desde los tiempos pasados de la 300D, no alcanzan los 4Tb. Y os puedo prometer que yo guardo absolutamente todo. Se podría decir que de forma enfermiza por dos razones que espero que os sean igualmente útiles.

Raw Revelado Mi catálogo personal

La primera razón es que la fotografía, como el buen vino, necesita madurar en barricas para alcanzar su plenitud. Una fotografía que te parece mala en la pantalla de la cámara, al cabo de los años puede ser una de las joyas de la corona. Algo que al principio no te llama la atención puede que sea una de tus mejores fotografías e el futuro, porque ha cambiado tu estilo o lo has ido afinando. No se debería juzgar una imagen hasta dejar pasar un tiempo.

No podemos juzgar y editar nuestras fotografías inmediatamente, como hacemos ahora sin pensar. Lo mejor es guardarlas en el disco duro y cuando la memoria empiece a perder los recuerdos para hacer sitio a los nuevos, será el momento de decidir cuáles son las mejores. Si hacéis este ejercicio os daréis cuenta de que vuestras series serán mejores. Tendréis delante de vosotros los mejores disparos sin la rémora de los sentimientos. Es más fácil descubrir qué es mejor desde un punto de vista fotográfico si no nos basamos en lo bien o mal que nos lo pasábamos en aquel momento.

Raw Revelado Antiguo Revelado antiguo

El segundo motivo por el que interesa guardar todos nuestros archivos RAW es que la tecnología avanza que es una barbaridad (otra vez el abuelo cebolleta). Fotografías imposibles o muy difíciles de trabajar con los programas de hace diez años se revelan muy fácilmente en la actualidad. Es increíble, por ejemplo, cómo puedo salvar el ruido sin esfuerzo de un archivo de una Canon EOS 300D que dejé por imposible con el nuevo motor de revelado de Adobe Photoshop.

Raw Revelado Moderno Revelado moderno

El tercer motivo es que si empezamos a tirar fotografías perderemos la secuencia de trabajo que realizamos hasta conseguir este disparo. Parecerá algo baladí para mucha gente, pero es una maravilla mirar los carretes y descubrir todo lo que hiciste hasta llegar a esa foto enmarcada en el salón de tu casa. Con la manía de borrar de la nueva era se pierde este aprendizaje y corremos el riesgo de perder hasta lo que queremos conservar.

Conclusión

Como veis os recomiendo guardar todo. No tiene sentido tirar toda la información que tiene un archivo RAW porque ya lo hemos revelado y quedarse solo con la interpretación jpeg que hemos hecho. Los gustos y las modas cambian. Y nuestro estilo, a no ser que seamos Chema Madoz, va evolucionando con nuestras experiencias de años.

De un jpeg terminado pocos cambios podremos hacer. Con el tiempo querremos esa imagen en blanco y negro, o con mejores colores; o nos daremos cuenta de que aquel día que lo hicimos estábamos deprimidos y salió más oscura de lo que realmente es. Un RAW es igual al negativo que metíamos en una caja de zapatos. Tiene mucha más información que cualquiera de las versiones en jpeg o tiff. Es como nuestro seguro de vida.

Además los discos duros han bajado mucho de precio. Mis discos de 4 Tb me costaron cerca de 300€ hace unos cuántos años. Hoy están por menos de 150€. No merece la pena tirar a la basura nuestro trabajo cuando podemos guardarlo por tan poco dinero. Quizás lo que tenemos que hacer es disparar menos, pero eso es otra historia.

En Xataka Foto| Ocho consejos básicos para ordenar tu archivo fotográfico

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos