Compartir
Publicidad

La fotografía actual...¿un capricho o falta de verdadera información?

La fotografía actual...¿un capricho o falta de verdadera información?
Guardar
77 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Desde la irrupcion de la era digital, la fotografía, como gran cantidad de sectores del mundo tecnológico, han conseguido arraigarse fuertemente en las vidas de todos nosotros.

Hace no demasiados años, la fotografía era una disciplina casi exclusiva del campo profesional, a excepción de las Polaroid y las compactas sin ninguna opción manual. Muchos profesionales del medio, enfundaban sus Nikon serie F o sus Canon serie EOS analógicas, creyendo que serían armas para casi toda su vida; y otros tantos disfrutábamos de la fotografía de una manera más cercana a lo meramente jovial. Es cierto que muchos, tenían la suerte de conocer el mundo fotográfico mucho más de cerca, gracias a familiares que tenían cámaras algo más profesionales, y conseguían aprender de un mundo que en ese momento aún estaba reservado a unos pocos.

j1

Foto de Juan José Garcia dentro de nuestro grupo de flickr.

El caso es que trás la irrupción de la era digital, todo dio un giro de tuerca radical (como muchos bien sabéis), hasta llegar a lo que tenemos actualmente. Hoy día no es extraño tener un hobby como la fotografía, disponiendo de un equipo más propio de un profesional, que si de un simple aficionado se tratara. Y es que no solo gracias a la irrupción de la era digital en fotografía, sino de la información tan globalizada, hemos conseguido aprender conceptos, que no hubiéramos conseguido sin ser estudiantes de la materia.

Pero todo esto ha conllevado una parte mala también, que es el “capricho fotográfico”. El gran conocimiento que creemos tener, nos hace muchas veces pensar que disponer de grandes equipos, con esa gran tecnología que nos informan en los medios, es sinónimo de éxito; o que disponer de lo más nuevo siempre generará mejores fotografías. En parte estas afirmaciones son ciertas, pero esta claro que sin otros tantos aspectos todo eso no podría llevarse a cabo. La fotografía también ha entrado en el mundo del “caballo grande ande o no ande” y cada vez resulta menos extraño ver a gente con cámaras réflex, usando el modo automático siempre, sin llegar a saber usar los demás modos de su cámara; o gente con objetivos de gran calidad y precios desorbitados para el poco uso que luego se les acaban dando, como otros tantos ejemplos. Con todo esto, no quiero decir que estas prácticas no se dieran antes, pero la asiduidad era muchisimo menor.

j3

Foto de Iván Ramirez en nuestro grupo de flickr. A veces realizar la compra más cara no significa hacer la compra más acertada para nosotros.

Es cierto, la fotografía no es el único sector en el que ha ocurrido esto, pero si que es, de los pocos sectores en el que el aficionado se ha podido poner al nivel de un profesional, con apenas disponer de un puñado de euros. Con esto no quiero menospreciar a los aficionados a la fotografía ni mucho menos, ya que hay muchos que merecerían estar sin duda más alto que muchos profesionales; únicamente pongo en reflexión que cada vez conocemos a más gente que derrocha el dinero en material fotográfico, para luego no saber si realmente le están dando el mejor uso, o si podrían haber desembolsado menos dinero para conseguir los mismos resultados. Incluso gente que ha cambiado el concepto de no tomar fotografías, por el de sólo intercambiar material, como si de coleccionistas se trataran, por estar a la “última”.

La fotografía se ha convertido, en muchas cabezas como un adicción más, hasta el punto de poder llegar a ser un vicio, como gran parte de la tecnología en general. Como bien decía Publio Siro: “Todo vicio trae siempre su consiguiente excusa”. Y así es, muy pocas personas reconocen ante los demás tal situación, pero lo saben. Lógicamente, todos podemos hacer lo que queramos con nuestro dinero, y por eso es más que respetable también dicha actuación, pero en la fotografía vendemos lo que fotografiamos, no las herramientas con la que lo hacemos (las empresas y/o gente que se dedica a ello si, salvedades aparte). Igual que nos gusta aprender técnica fotográfica, o muchas otros aspectos fotográficos, ¿no deberíamos pararnos a pensar también un poco a aprender en este apartado? ¿nos estamos dejando llevar por lo que vemos en los demás, sin ni siquiera mirar lo que podemos o hacemos nosotros?

j2

Foto de BLAMANTI, en nuestro grupo de flickr. Muchas veces es bueno sensartese a ver los pro y contras, antes de adquirir cualquier material o incluso asistir a determinada formación.

Es algo muy contradictorio pensar que hoy día, los costes se hayan abaratado, no tengamos carretes, y un sin fin de cosas más, y sin embargo digamos que la fotografía es cara. ¿Desconocimiento, o creencia en la renovación constante por obsolescencia? ¿Fe en que lo mejor nos hará mejores, incluso si ni siquiera sabemos usarlo?... Multitud de preguntas se nos vienen a la mente, y tanto como si respondemos unas cosas u otras lo que si es cierto es que la fotografía entró de esta forma al mercado actual para quedarse, y sin duda esta en la mano de cualquiera el decidir como comportarse ante ella.

Fotografía de portada | Roger Costa

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos