Compartir
Publicidad
Publicidad

Mamá, ¡me da miedo el ruido!

Mamá, ¡me da miedo el ruido!
Guardar
42 Comentarios
Publicidad

Así podría llamarse perfectamente la última película de almodovar sobre fotografía digital. Sería un drama, por supuesto, y es que no se que dichosa manía hay con que las fotos tienen que estar libres de ruido a ISOs altos. Vale que cada vez buscamos más la perfección técnica y queremos que los sensores cada vez trabajen mejor, pero bueno, el grano ha existido siempre, e incluso se ha utilizado como recurso artístico en la fotografía analógica.

Por otro lado apostaría el cuello a que un porcentaje bastante alto no ha probado a sacar esas fotos, que tan mal se ven con un recorte al 100% en nuestras pantallas, en papel, incluso a tamaños relativamente elevados.

ruido
Niño víctima de la sequía en Kao, Niger - OVIE CARTER

Y es que muchos se sorprenderían de que la sensación impresa es completamente diferente cuando la fotografía la observamos sobre papel a cuando la observamos en un fántástico monitor LCD con la última tecnología.

Como bien dijo mi compañero Mario, a veces nos obsesionamos con las características técnicas de las cámaras y nos olvidamos de lo más importante, hacer fotos.

La fotografía no es ruido a ISOs elevados, ni megapíxeles, ni sensores retroiluminados. Vale que todos queremos la perfección, pero conviene que recordemos la esencia, que no demos tanta importancia a la cámara, y que no nos obsesionemos con cuestiones relativamente menores.

Y como muestra, un botón, dos y tres.

Foto de cabecera | firutin

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos