Publicidad

¿Qué fue lo que encendió nuestra llama de pasión por la fotografía?
Opinión

¿Qué fue lo que encendió nuestra llama de pasión por la fotografía?

HOY SE HABLA DE

Publicidad

Publicidad

¿Alguna vez os habéis preguntado cuándo os sentísteis atraídos a la fotografía por primera vez? Tal vez es una pregunta sencilla y boba, pero es el tipo de preguntas que nos pueden recordar por qué estamos en éste camino de la imagen.

Al formarnos como fotógrafos aprendemos de técnica y concepto. Dos elementos que guían nuestra mirada fotográfica a disparar con un propósito más allá de una captura primitiva. En esta formación no solo se nos enseña a capturar el momento, sino a identificar y expresar un por qué de esa captura.

Poco a poco el mundo profesional nos va guiando a pensar que nuestras imágenes deben estar justificadas por esta visión conceptual y/o técnica. Editamos de cierta manera porque es como resaltamos las propiedades del sujeto que capturamos, o creamos una serie pensando en un hilo conductor narrativo que las une.

Pasion 002

Poco a poco transformamos el instinto primitivo de capturar lo que nos llama la atención por buscar la estética o el mensaje. Poco a poco los escenarios que nos capturan se vuelven banales y tratamos de evitarlos. En ese sentido perdemos algo hermoso de lo que hace la fotografía: sorprendernos con el mundo a través de un objetivo.

Pero ese instinto primario es algo que considero debemos retomar de vez en cuando. Hacernos la pregunta banal de cómo nos sentimos atraídos a capturar una imagen y reforzar el dejarnos llevar por instinto. El desarrollo técnico y conceptual es importante, pero también lo es el dejarse ir por la fotografía en su sentido más banal y primario.

Pasion 001

En mi caja de recuerdos encontré mi primera cámara, la cual ven en portada. Durante el colegio tenía problemas de matoneo y los videojuegos eran un gran escape. Le comenté a un amigo que me gustaba mucho el juego de ‘Pokmon Snap’, porque uno podía capturar momentos divertidos y felices. Por este motivo, él me dió una cámara de verdad para poder ir por el mundo capturando esos momentos divertidos y felices en la realidad. Desde aquel entonces me dediqué a llevar una cámara y fotografiar todo aquello que me hiciera sonreír, sin entender de técnica o concepto, solo pensando en sentimiento.

Recordar esto le sigue dando fuego a mi pasión de la fotografía y el cine. Por ello, considero que como fotógrafos debemos recordar dónde inició esta llama de amor por la fotografía, para entender por qué la seguimos alimentando y avivando.

¿Qué fue lo que encendió vuestra llama?

Temas

Publicidad

Comentarios cerrados

Publicidad

Publicidad

Inicio
Compartir