Compartir
Publicidad
¿Qué le pedimos a una cámara?
Opinión

¿Qué le pedimos a una cámara?

Publicidad
Publicidad

Ayer se presentaron las nuevas Nikon sin espejo. Han nacido para luchar por el trono que actualmente tienen las Sony Alpha. Y me ha llamado mucho la atención la cantidad de comentarios y análisis que han surgido en las redes sobre cómo deberían ser antes incluso de probarlas. Así que vamos a intentar describir la cámara digital ideal según lo que se ha comentado.

De entrada tengo que decir que sé me estoy metiendo en una camisa de once varas. Va a ser imposible encontrar un ideal, la cámara perfecta. Si digo que es de Canon, los de Nikon se enfadan y viceversa. Si sugiero que sea de Sony, seguro que caeré mal a los otros dos... Igual si comento que sea como una Fuji no enfado a nadie...

Cada año, qué digo cada año, cada mes, salen cámaras mejores que las anteriores. Es increíble cómo se renuevan los escaparates y aparecen continuamente nuevos objetos de deseo para hacer una fotografía. Los tiempos que corren son extraños porque cada vez se hacen más fotos con los teléfonos pero parece que todo el mundo demanda máquinas con grandes sensores y un número exagerado de píxeles.

Y lo más curioso es que es materialmente imposible distinguir si una imagen está hecha con una sin espejo presentada ayer, una réflex que lleva reinando dos años o una vieja gloria de hace apenas tres años. A todo el mundo, ante las novedades, se le olvida que la máquina da absolutamente igual. Es un tópico recurrente pero es que es una verdad como un templo.

Ante la presentación de una nueva cámara

Lo que más me llama la atención es que las máquinas nos entran por los ojos. Enseguida decimos qué bonita es o qué fea es la pobre. O es calcada a este u otro modelo de aquella marca. Y siempre ha sido así. Nos movemos por modas. Primero todas fueron como una Leica, luego como la Nikon F. Más tarde tocó ser como la Canon T90. Y de repente todas volvieron a ser como la Nikon F con un aire Leica.

Camaraii Esas formas....

Y enseguida, sin dejarla respirar, como hacen con los cargos públicos, empezamos a dar nuestra opinión. Unos acertarán pero la mayoría nos equivocaremos. Cuántas veces los críticos de cine han destrozado una película que se ha terminado convirtiendo en un clásico. Y viceversa.

Es difícil saber qué pasará con cada máquina que sale al mercado. Es divertido opinar y generar debates interesantes que no llevan a ningún lado. Solo algunos creerán que con la última maravilla del mercado lograrán esa fotografía soñada.

Porque a la mayoría de los fotógrafos nos bastaría con las cámaras de hace cinco años. ¿Quién necesita ráfagas ultrarrápidas? ¿Sensores de más de 10 MP? ¿ISO 25600? Hay que ser sincero con uno mismo antes de responder a estas preguntas. ¿De verdad queremos dos ranuras para sendas tarjetas? Pero si la mayoría de los alumnos miran al suelo cabizbajos cuando les recordamos que necesitan hacer copias de seguridad...

Muchos de nosotros somos felices con nuevos equipos, desde luego. Pero no los necesitamos. O no se aprovechan del todo. Pocas veces te dirá una marca que estudies y practiques antes de comprar un modelo concreto. De nuevo parezco un abuelo cebolleta, pero a juzgar por los comentarios que se leen día tras día, es necesario repetirlo: la cámara no hace al fotógrafo. Seguro que técnicamente serán mejores pero nada más.

¿Esto es lo que pedimos a una cámara?

Después de dar muchas vueltas y probar muchos modelos he llegado a esta cámara ideal. Todo lo demás me da igual. Si me lo quieren regalar como extra, como cuando compras un coche, perfecto. Pero nunca pagaría por ello si lo pudiera evitar. ¿A qué me refiero? No quiero estilos de foto, me sobra el modo panorámico, no quiero modos de exposición inteligentes, ni 20 fps...

Camarai Sí que era buena pero ya nadie se acuerda de ella...
  • Buena sensibilidad. Si puedo disparar de 100 a 6400 ISO sin ruido alguno sería feliz. ¿De verdad alguien dispara a 25600 ISO además de para ver cómo es?
  • Un número justo de píxeles. ¿Para qué necesitamos la mayoría de los mortales fotógrafos más de 10 MP? Si con semejante número ya podemos hacer ampliaciones de 1 m sin problema. 45 MP solo sirven para recortar sin problemas, pero si sabemos fotografiar...
  • Un buen rango dinámico. Es decir, una relación óptima entre los valores de luz y de sombra. Quiero detalles en las luces y en la sombras independientemente de la sensibilidad elegida. A ISOS bajos no suele haber problemas pero todo cambia cuando tenemos poca luz.
  • Reproducción del color. El talón de Aquiles de la fotografía digital. Hoy ninguna cámara es capaz de reproducir exactamente los colores. Algo que en teoría estaba solucionado en el mundo químico es poco menos que imposible en la actualidad. La única tecnología que podría solucionarlo, FOVEON, está en el baúl de los recuerdos.
  • Y ante todo sencillez. Es una maravilla tener mil funciones en quinientos botones pero no quiero tener que asistir a un máster para utilizar la cámara del momento.
Camaraiii Lo importante es disparar en el momento que hayas aprendido

Todo dentro de un cuerpo sellado, relativamente ligero y con una ergonomía excelente que se acople como un guante a mi mano. Por supuesto con un buen visor híbrido, un precio justo y un buen parque de objetivos. ¿Conocéis alguna que se adapte a estos requerimientos? ¿Qué falta o sobra? Esperamos vuestras respuestas...

En Xataka Foto| La “guía definitiva” del fotógrafo novato para saber si necesita comprarse una cámara nueva

Temas
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Inicio