Compartir
Publicidad
Rompiendo los límites culturales de la psicología del color para desarrollar nuestros estilos fotográficos
Opinión

Rompiendo los límites culturales de la psicología del color para desarrollar nuestros estilos fotográficos

Publicidad
Publicidad

El manejo del color es uno de los elementos más complicados en las artes visuales. A su vez, es uno de los elementos más poderosos que hay en narrativa visual. ¿Cómo podemos aprender a entender mejor el color para desarrollar nuestra fotografía?

El pensamiento del color

Los principales aspectos que nos enseñan a los artistas visuales son la teoría del color y la psicología del color.

La teoría del color nos habla de las propiedades del color desde que se deconstruye la luz. Establece parámetros de cómo funciona en términos de valor, saturación y tono. Muestra su relación con otros colores y crea modelos de armonías de color a partir del comportamiento de estos colores. En ocasiones pasadas hemos visto cómo esta teoría se aplica en la gestión del color de nuestras fotografías.

Color 003

La psicología del color, por el contrario, parte de la estadística y las asociaciones culturales del color, como hemos mencionado anteriormente. Son patrones que asociamos desde cómo vemos la naturaleza, la sociedad, la religión, la publicidad y demás elementos que nos rodean. Generando un significado del color a partir de su relación con esos elementos culturales.

Este segundo aspecto, los creadores de imagen usualmente nos limitamos a trabajar el color desde nuestro contexto; cerrando las variaciones narrativas que podemos dar a nuestras fotografías. Expandir el análisis cultural del color nos permite encontrar nuevas formas de darle significado a nuestras imágenes, de llegar a distintas audiencias y de crear nuevos patrones y significados a los tonos que manejamos.

El sentimiento del color

Color 002

Para abrir las fronteras que limitan la psicología del color en nuestro contexto cultural debemos reforzar el conocimiento del color en otros contextos. La mejor forma es entrar a analizar las artes alrededor de distintas culturas.

Podemos entrar en profundidad, desde el análisis de la historia del arte en distintas culturas. O podemos comenzar a indagar en ellas a través de las artes visuales más modernas (como el cine y el diseño). En cualquier caso, volvemos a un concepto que hemos mencionado en varias ocasiones con anterioridad: referencias.

Aquí os presentamos algunos consejos de cómo expandir la mirada desde distintas artes:

  • Literatura: La literatura tiene el gran poder de atacar nuestra mente directamente. La descripción de un tono, un contexto, un ambiente o un elemento son visibles a través de nuestra interpretación de lo que leemos. Ese ‘azul pálido de la muerte’ o ‘el rojo de una historia de guerra’ son tonos que cada uno interpreta desde la imaginación. Ver cómo estas descripciones tonales se aplican a distintas culturas y religiones nos dan un acercamiento al uso de esos colores. Un libro que recomiendo para encontrar referencias literarias del uso del color en distintas culturas es ‘The Secret Life of colors’, por Kassia St. Clair.

  • Moda: El vestuario es uno de los elementos que más refleja lo simbólico del color en distintas culturas. En este aspecto podemos encontrar cómo se generan distintas interpretaciones de un tono en un ritual, uno de los claros ejemplos es el blanco. Mientras la religión católica usa un vestido blanco en una boda por ser símbolo de pureza, el mismo blanco es un color de lamento y representativo del rito funeral en la cultura China. A través del análisis del vestuario veremos cómo se utilizan tonos similares para ritos y sentimientos totalmente opuestos.

Color 001
  • Pintura: La pintura es uno de nuestros referentes más cercanos y es usual que tomemos muchos elementos de ella en la composición, el tratamiento de luz y el uso del color. Al estudiarla con más detenimiento, según las corrientes de una época, según el uso de motivos pictóricos, encontraremos cómo se ha utilizado narrativamente el color para hablar sobre distintos sentimientos, ideas y símbolos.

  • Diseño: el diseño enfocado en lo publicitario es muy significativo del uso del color. Usualmente hay una visión detrás de la identidad de marca de una empresa. Hay unos colores que se asocian con ellos, hay estilos, hay limitantes. Todo esto nos ayuda a entender el contexto comercial bajo el cual se utilizan ciertos colores; además de ver con qué tipos de comercio se asocian ciertas armonías de color. El mejor ejemplo de esto es como se asocia el amarillo y el rojo en conjunto a las cadenas de comida rápida.

  • Cine: Sin duda alguna mi fuente favorita de referencias de color. El trabajo de diseño de color es muy completo y está a cargo de muchas cabezas que interactúan para darle identidad y significado a un mundo o personaje durante esas aproximadas dos horas de pantalla. También es un medio que ofrece muchas alternativas al uso del color, por lo que es uno de los medios que más nos ayudan a expandir este concepto psicológico del color en nuestro arte.

Ejercitar nuestro campo cultural nos permitirá encontrar nuevas herramientas para crear imágenes que llamen a más audiencia, que sean más directas en lo que queremos comunicar y que aprovechen al máximo los elementos y estilos de color que aplicamos en ellas. Esperamos que estos tips os sean útiles para el desarrollo de vuestro trabajo. ¡Hasta la próxima!

Temas
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Inicio