Compartir
Publicidad

¿Se acaba el reinado de Canon y Nikon?

¿Se acaba el reinado de Canon y Nikon?
Guardar
51 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Durante mucho tiempo, especialmente cuando las innovaciones tecnológicas no avanzaban tan deprisa, los fabricantes japoneses Canon y Nikon se han venido disputando el reinado en esto de la fotografía (en cuanto a ventas, popularidad y tecnología). Es bien conocido el enfrentamiento, a nivel competitivo de mercados, entre ambos, extendido a su vez a los usuarios, cuya rivalidad se ha vivido con mayor intensidad en la fotografía profesional, pero también entre aficionados. Dos gigantes con larga tradición que con la llegada de la fotografía digital aprovecharon su posición dominante para seguir reinando.

La adaptación no fue fácil, pero la tecnología ha avanzado a una velocidad inusitada y ha provocado muchos cambios en las estructuras empresariales. Tanto que ese reinado donde yacían cómodamente se ha venido desmoronando con lentitud pero irremediablemente. El auge de la fotografía digital, su enorme expansión, la llegada de nuevos y potenciales compradores ávidos de disponer de cómodas y modernas cámaras, ha igualado la distancia entre Canon y Nikon y el resto de fabricantes. Y tan escasa es esa distancia que cabe la cuestión ¿se acaba el reinado de Canon y Nikon?

Como es bien sabido, esta rivalidad histórica se ha extendido con la llegada de la fotografía digital. No es raro encontrar y conocer debates intensos entre propietarios de unas u otras cámaras. Canonistas contra nikonistas. Al margen de las disputas, consiguientes y dilatadas comparaciones tecnológicas, tanto unos como otros eran sabedores que el resto andaban aún muy lejos. Tanto que casi ni se les prestaba atención. Hasta que el desarrollo tecnológico de los últimos años, la conocida batalla de los megapíxeles primero y la llegada del geoposicionamiento (aún hoy en pañales), el vídeo, la eliminación de los espejos y, como no, el auge de Internet están colocando en el punto de mira a otros grandes fabricantes de electrónica. Hasta el punto que se han lanzado sin prejuicios y hambrientos a morder la tarta del mercado fotográfico digital.

El mercado actual: mucho más abierto y competitivo

1005046850_a7f5ee7fac_b

Así, hoy ya nadie pone en duda que Sony, Panasonic, Casio o Samsung (por poner sólo algunos ejemplos, aunque también es extensible a las más tradicionales Pentax y Olympus) han conseguido ofrecer productos tan competitivos, tan innovadores, tan atractivos y de tanta calidad que son aceptados con entusiasmo y han provocado un enriquecimiento y diversificación del mercado, hasta no hace mucho cosa de dos.

Echando un vistazo a las ventas de cámaras digitales en Japón, que tradicionalmente es un mercado entusiasta con las novedades –además de peculiar y que suele marcar tendencia–, podemos comprobar claramente esa diversificación. Al tiempo que vemos como otros fabricantes, gracias a sus fuertes apuestas e innovaciones, han conseguido fieles usuarios que pregonan las bondades y consiguen cifras de ventas impensables hace algunos años. Así, aunque las réflex de inicio de los dos gigantes, Canon y Nikon, siguen teniendo una cuota muy alta, ya podemos comprobar como Sony (con su híbrida NEX-5), Panasonic y Olympus (con sus Micro Cuatro Tercios) empiezan a tener una fuerte presencia y sus cámaras a convertirse en objetos preciados de deseo, en modas que causan furor.

También es pertinente mencionar que al aumentar el número de aficionados y simplemente usuarios que no quieren ninguna complicación, la falta de prejuicios a la hora de adquirir una cámara ha desaparecido. Y aunque aún reposa en muchos esa fama que rodea a Canon y Nikon como garantía de cámaras de calidad, lo cierto es que buena parte del público está más abierta a novedades, gustos y precios de forma diversificada.

Las cámaras híbridas: ejemplo de estar por detrás

4889169457_582a716554_b

Por tanto, reiteramos que hoy en día el mercado de cámaras fotográficas digitales se encuentra enormemente diversificado. Al lado de las omnipresentes máquinas Canon y Nikon, encontramos otras muchas que pujan fuerte y que incluso, en algunos sectores (compactas, híbridas,…) empiezan a dominar, aunque siempre dentro de un marco de feroz competencia, que es la característica principal de la oferta actual.

Buena prueba del terreno que han perdido Canon y Nikon lo podemos ver plasmado en el poderoso auge de las cámaras híbridas. Que son un claro ejemplo de gama en situación de imparable ascenso, cuyas posibilidades técnicas y expansión entre los usuarios todavía tiene mucho margen de progreso. Y ahí, tanto Canon como Nikon aún no han dado el paso. Es cierto que fluctúan rumores acerca de su próxima presentación. Pero cuando lo hagan, más les vale innovar y ofrecer cámaras competitivas si quieren que el prestigio que les atesoran siga teniendo vigencia. De momento, andan a la zaga (muchas sorpresas tendrían que presentar para situarse entre los mejores) y eso es una demostración contundente de que tanto a Canon como a Nikon se les está acabando el reinado (aunque probablemente sólo mantengan la corona en el reducido campo de las réflex profesionales).

Fotos | OiMax, foxypar4, CGPGrey

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos