Compartir
Publicidad

Ser fotoperiodista en medio de las tragedias

Ser fotoperiodista en medio de las tragedias
15 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Me encontraba el lunes tranquilamente comiendo un trozo de pizza con un amigo en la calle 14th de Nueva York, cuando, y mientras un señor puertoriqueño nos contaba sus aventuras y desventuras sobre lo mal que estaba el país (hablo de Estados Unidos; aunque que decir de España...) Justo en medio de esta conversación la televisión comenzó a dar las primeras imágenes de lo que acababa de ocurrir en la ciudad de Boston.

En esas imágenes, se podían ver los primeros horrores de unos acontecimientos de tal magnitud. Pero también, entre esas imágenes, surgían las figuras de profesionales, como policias, equipos médicos, ejercito...y como no, medios de información y fotorreporteros.

¿Bendecidos u odiados?

La figura de estos compañeros, siempre ha estado tan bendecida, a veces, como odiada. Y es que según para quiénes y para qué situaciones, ellos, han sido gente que ha actuado eticamente bien, o por contra, tremendamente mal.

Foto
AP Photo/The Boston Globe, David L Ryan)

Con los últimos acontecimientos ocurridos en la capital de Massachusetts, han sido pocas las voces (esta vez) que han osado flagelar a estos profesionales por no dejar de hacer su trabajo en estas situaciones extremas.

Bien es sabido que, hay situaciones de grandes tragedias en las que muchos reporteros gráficos pueden, y suelen, ayudar a las personas, animales, etc... las/los cuales se encuentren en una situación como la ocurrida el pasado lunes (guerras, atentados...). Pero, y a pesar de todo, su aportación en el campo en el que están trabajando es tan importante como el de cualquier otro profesional, siempre y cuando haya otras personas que puedan auxiliar.

La profesionalidad y el amor por encima de todo

La verdad es que nunca me he encontrado en una situación como la vivida por muchos fotoreporteros en Boston este pasado lunes, pero lo que está claro es que fotografiar en esas circunstancias te hace claramente ver como amas tu profesión, y tener claro cual es tu misión en ese momento. El soltar la cámara y correr nunca es una opción, y sólo el amor por lo que haces (y es cierto que a veces puede ser la avaricia, cosa que espero que no fuera en ninguno de ellos), es lo que hace que esa gente nunca deje de fotografiar. Y más importante aún, sin molestar a los demás profesionales que tiene que realizar su labor.

Foto

Sin ir más lejos, y unido al tema que nos ataña de las fotos realizadas en estos atentados, nuestro compatriota Manu Brabo consiguió el premio Pulitzer por sus fotografías sobre la guerra en Siria hace unos días. Y es que los conflictos, lejos de ser meros espectáculos morbosos para algunos, no dejan de ser algo demasiado serio para quienes los fotografían, y es por eso que, la dureza de las imágenes no se esconde.

Quizá, muchos estéis en desacuerdo con este punto al creer que, hay ciertas cosas que no son necesarias mostrar; pero para mi manera de ver, todas las pruebas gráficas, sean de la índole que sean, deben reflejar un alto grado de sinceridad visual. El fotoperiodismo es una especialidad fotográfica objetiva que consigue cierta subjetividad a base de pequeñas dosis de composición.

Foto

Muchas ramas pero con una sola base común

Hay que dejar patente que, siempre hubo "clases". Y es que, mientras el ya nombrado Manu Brabo está especializado en este tipo de conflictos y su forma de actuar está más entrenada, en el caso de varios de los fotógrafos de la maratón de Boston no era así.

La experiencia es un grado, incluso en situaciones en las que nunca te acostumbras. Por eso, muchos de los fotógrafos de la maratón dejaron claro que, a pesar de no soler cubrir tragedias, la base es la misma; mostrar al mundo, y de la mejor manera, lo que ocurre, sin importar cuanto dolor puedan estar sintiendo ellos en cada disparo, en cada obturación. A la postre, en esta vida, todos tenemos nuestra función, y el estar preparado para lo que se presente delante de las cámaras, y actuar de manera profesional es algo que un fotógrafo siempre debe llevar grabado en su cabeza.

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio