Compartir
Publicidad

Fotoperiodista, una profesión muy estresante

Fotoperiodista, una profesión muy estresante
Guardar
11 Comentarios
Publicidad
Publicidad

La cadena norteamericana CNBC ha publicado un curioso listado de las profesiones más estresantes del año en Estados Unidos que nos ha dejado unos resultados interesantes que seguro sorprenderán a más de uno.

Hasta la cuarta posición de la lista suben los profesionales del fotoperiodismo, con un nivel de estrés laboral que solo se ve superado, siempre según la encuesta de esta cadena, por los grandes ejecutivos que entregan su tiempo en favor de la empresa y por los pilotos de líneas aéreas comerciales de cuya pericia depende la vida del pasaje en cada vuelo.

Para entender esta posición deberíamos dejar de lado la caduca estampa del fotógrafo de pueblo que tantas veces el cine se ha empeñado en mostrar. Ese anciano culto, tranquilo y bonachón que hace retratos en su humilde tienda a los vecinos no es de lo que estamos hablando.

Hablamos de una profesión con un sueldo medio en los Estados Unidos que ronda los $43.000 anuales (aproximadamente 30.000€) y que en el mejor de los casos te obliga a estar las 24 horas del día disponible, esperando la llamada de alguien que te envía a cubrir un evento y por ende con el equipo siempre contigo.

Si eso no es suficiente podríamos, además, añadir que (permítanme la broma) no tienen buena prensa pues hay una tendencia a confundirlos con los paparazzi en algunos eventos a los que son convocados provocando la animadversión de aquellos a quienes tienen que fotografiar. ¿Puede ser eso lo que ocurrió hace poco con el photocall de Justin Bieber en España?

Decía antes “en el mejor de los casos” porque en el peor el fotoperiodista puede acabar cubriendo desastres naturales o guerras en las que se juega la vida sin remedio para que en el resto del planeta podamos ver qué está ocurriendo allí. Tristemente cercana quedan la muerte de dos fotógrafos y la detención del español Manu Brabo en Libia y del que seguimos sin noticias.

Y no penséis que otro tipo de fotógrafos llevan una vida más calmada y menos estresante. ¿Os imagináis la tensión de un fotógrafo cubriendo una boda? Cientos de personas invadiendo su espacio de trabajo y ensuciando su encuadre, únicos responsables del archivo fotográfico de un evento irrepetible. Es estresante solo pensarlo y todo ello sin entrar en el tema de los pagos retrasados, la cruz del autónomo. Creo que podemos decir, sin temor a equivocarnos, que en Estados Unidos, España y en cualquier país la profesión de fotógrafo es estresante en todas y cada una de sus vertientes ya sea por unos motivos u otros.

Foto | Bhernandez
Vía | PetaPixel

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio