Compartir
Publicidad
Publicidad

Tal vez fotografiar sea algo mucho más sencillo de lo que pensamos

Tal vez fotografiar sea algo mucho más sencillo de lo que pensamos
Guardar
15 Comentarios
Publicidad
Publicidad

En el ámbito de la fotografía hay una serie de normas e ideas generales que se repiten en manuales, foros y en las conversaciones en bares y cafés que parece que hay que seguir si queremos realizar buenas fotografías. ¿De verdad es siempre así?

Hace cierto tiempo acudí a una exposición de un fotógrafo novel. Era su primera exposición individual, por lo que pude apreciar nada más visitar el espacio expositivo el inevitable esmero que había aplicado a su trabajo: uso de marcos de muy buena calidad, copias en papel de estudio fotográfico, distribución de las imágenes por la sala muy cuidadas... en fin, mucho mimo para algo tan importante para un fotógrafo como su primera exposición individual.

El trabajo era de gran calidad. De corte documentalista clásico con imágenes de una composición perfecta y un tratamiento de luces de libro. Por lo que todo el mundo felicitaba al fotógrafo por su excelente trabajo.

Antes e marcharme me acerqué al fotógrafo para felicitarle también por su trabajo, aunque finalmente mantuvimos la clásica conversación de despedida que se alarga infinitamente ya que congeniamos bastante bien. Ya en la puerta de salida, el fotógrafo me confesó algunas cosas, a título personal, ya que le preocupaba que todo el mundo conociera algunas verdades de su trabajo.

13936876617_132fd71fe8_o.jpg

Las fotografías habían sido disparadas en JPG, nada de RAW, convertidas en blanco y negro de la forma más simple que existe en photoshop y equilibradas con un par de curvas. Nada más. Y sin embargo, todo el mundo elogiábamos la luz, textura y estilo que rezumaban sus imágenes. Por otro lado, varías fotografías se habían roto en el traslado de las imágenes hasta la galería, por lo que el fotógrafo improvisó un orden que rompía con todo lo que él tenía en su cabeza previamente. Paradójicamente, muchos le felicitamos por la frescura narrativa que había desarrollado en su exposición y como se alternaban las imágenes.

No llegué a preguntarle por qué tantos reparos a comentar este tema abiertamente, aunque intuyo que había cierto rechazo a mostrar una forma de trabajar que rompe con las normas de "profesionalidad" que todos tenemos en mente cuando comenzamos a estudiar fotografía.

Su trabajo era excelente porque él tuvo muy buen ojo tomando sus fotografías, supo exponer maravillosamente su cámara y entender la luz cuando apretaba el disparador. Eso fue lo que le permitió que con tan solo JPG y un retoque muy muy básico, sus fotografías lucieran de maravilla.

¿Implica esto qué no sea válido trabajar en RAW y hacer uso de las mejores técnicas de revelado en Photoshop? Para nada, y seguro que si las fotografías sobre las que trabajan son buenas, el resultado será espectacular. Pero no lo olvidemos, la fotografía es algo tan sencillo y a la vez complicado como saber mirar y fotografiar siendo consciente de lo que se está hace. Todo lo demás, es accesorio.

Imagen de portada | wolfgangfoto
Imagen de apoyo | kmwongdotcom

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos