Compartir
Publicidad

Panasonic Lumix DMC-FZ72, análisis

Panasonic Lumix DMC-FZ72, análisis
25 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Basta echar un vistazo a las especificaciones de esta cámara compacta para percatarse de que es una de las propuestas más ambiciosas de Panasonic (si queréis conocerlas con todo detalle podéis consultar el post que publicamos en Xataka Foto cuando fue presentada). Su cualidad más llamativa es, sin lugar a dudas, la extrema versatilidad de su bloque óptico.

Y es que su distancia focal variable permite utilizarlo como un Ultra Gran Angular de 20 mm equivalentes en 35 mm, y también como un teleobjetivo de nada menos que 1.200 mm equivalentes en 35 mm. No cabe duda de que es la cámara compacta más flexible que hemos analizado hasta la fecha.

Por supuesto, su objetivo no es su única «arma» para cautivar a sus potenciales compradores. Y es que cuenta con prácticamente todo lo que puede pedir un aficionado exigente a una cámara compacta de altas prestaciones. Sin duda, es una auténtica todoterreno. Empecemos recordando cuáles son sus principales características.

Unas especificaciones atractivas

El auténtico corazón de esta cámara es un sensor CMOS de alta sensibilidad con 16,1 megapíxeles efectivos y un tamaño de 1/2.3”. La elevada capacidad de captación de la luz prometida por Panasonic, como comprobaremos más adelante, provoca que, incluso utilizando la sensibilidad mínima de la Lumix (100 ISO), obtengamos instantáneas de buena calidad aunque haya relativamente poca luminosidad ambiental.

Además, incorpora un procesador de imágenes Venus Engine y un estabilizador óptico Power O.I.S. diseñado para suprimir cualquier atisbo de vibración (resulta especialmente útil cuando utilizamos longitudes focales altas).

Panasonic Lumix FZ72 Dial de control

Pero esto no es todo. Es capaz de disparar un máximo de 9 imágenes de resolución completa (16,1 megapíxeles) en modo ráfaga, y cuenta tanto con una pantalla LCD de 3 pulgadas como con un visor electrónico de 0,2 pulgadas. También destaca por el mínimo tiempo que tarda en estar preparada para disparar desde el momento en el que la ponemos en marcha: nada menos que unos muy comedidos 0,9 s.

Muchos entusiastas valorarán muy positivamente los 15 filtros creativos que incorpora, que están diseñados para permitirnos editar nuestras fotografías directamente desde la cámara. De esta forma, podemos manipularlas de una manera muy flexible sin necesidad de utilizar un ordenador, lo que nos permite reducir sensiblemente el tiempo invertido en el proceso de edición.

Y, por supuesto, graba vídeo en alta definición con una resolución máxima de 1.080/25p. Precisamente, esta prestación ha sido mimada por los ingenieros de Panasonic, pues han puesto a punto una tecnología a la que han llamado Wind Shield Zoom Microphone y que les ha permitido reducir, según ellos, en un 70% el ruido generado por el viento. Para lograrlo se han visto obligados a poner a punto un sellado especial de la estructura que envuelve el micrófono, que evita que el viento lo golpee directamente.

Intuitiva y fácil de utilizar

Tanto el diseño de los menús de la interfaz como la disposición y el etiquetado de los botones diseminados por el chasis de la cámara han sido concebidos para resultar intuitivos. Esta cámara está destinada a aficionados exigentes que quieren hacerse con una unidad compacta, versátil y de calidad, pero no tienen necesariamente que tener conocimientos profundos de la técnica fotográfica.

El dial alojado en la parte superior de la cámara nos permite habilitar el modo de escena que necesitemos en cada momento (retrato, piel delicada, paisaje, deporte, retrato nocturno, HDR, etc.), aplicar uno de los filtros creativos a la imagen que estamos contemplando a través el visor antes de capturarla, activar el modo «inteligente» de disparo automático…

Panasonic Lumix FZ72 Interfaz

Y, si somos usuarios experimentados y queremos sacar todo el partido posible a esta cámara, tenemos a nuestra disposición los habituales modos de disparo avanzados: prioridad de abertura, prioridad de obturación y exposición manual. De hecho, os aconsejamos encarecidamente que practiquéis con estos últimos modos, pues no solo es la mejor forma de sacar el máximo partido tanto a la lente como al sensor de la cámara, sino también de dar rienda suelta a vuestra creatividad. Sin lugar a dudas, disfrutaréis más vuestra cámara.

Por otra parte, los botones que nos permiten seleccionar el área de enfoque, iniciar la grabación de vídeo y activar el disparo en modo ráfaga están alojados en la parte superior del chasis, entre el dial de modo y el botón de disparo. Nos parece una buena idea porque, de esta forma, podemos utilizarlos sin necesidad de apartar nuestros ojos de los visores. Además, su tamaño y tacto son los apropiados para reducir la posibilidad de que los presionemos accidentalmente.

¿Su gran baza? Un zoom espectacular

En los primeros párrafos de este análisis os aseguramos que la cualidad más llamativa de esta cámara es su objetivo. Y es que sus especificaciones no dejan lugar a dudas acerca de su polivalencia. Su distancia focal, que, por supuesto, es variable, puede oscilar entre 20 y 1200 mm (ambas equivalentes en 35 mm), lo que nos permite tomar fotografías tanto en modo gran angular como utilizando su zoom óptico 60x.

Además, es razonablemente luminoso (f/2.8 – 5.9), y está asistido por un sistema de estabilización óptica, al que los ingenieros de Panasonic han llamado Power O.I.S., que durante nuestras pruebas ha demostrado ser capaz de resolver situaciones «conflictivas» con eficacia (sobre todo cuando empleamos longitudes focales considerables).

Panasonic Lumix FZ72 Zoom 60x

El objetivo Lumix DC Vario está constituido por 14 elementos en 12 grupos: 6 lentes asféricas, 9 superficies asféricas y 3 lentes ED. Precisamente, esta arquitectura óptica es la que ha hecho posible la introducción de un teleobjetivo de semejantes prestaciones en una cámara razonablemente compacta. Y, por otra parte, el uso de lentes asféricas de alta calidad permite reducir sensiblemente la aberración esférica, que de otra forma habría mermado claramente tanto la nitidez de las tomas como su contraste.

Aunque es muy poco probable que suceda, si a algún usuario el zoom óptico de esta cámara se le queda «pequeño», puede acoplar a su lente el teleobjetivo DMW-LT55 con factor de conversión 1.7x. Nosotros no hemos tenido ocasión de utilizarlo junto a la Lumix FZ72 durante nuestras pruebas, pero, según los responsables de Panasonic, con él «podemos ver con absoluta claridad los cráteres de la superficie de la luna». Ahí es nada.

Ergonómica, pero poco robusta

Disparar con esta cámara resulta cómodo. Muy cómodo. Durante los días que hemos pasado probándola hemos realizado con ella más de un centenar de fotografías adoptando las posturas más diversas, y en ningún momento hemos tenido la sensación de que pudiese escabullirse entre nuestros dedos. Su grip es cómodo y bastante pronunciado, por lo que no cabe otra opción que agarrarla con firmeza.

En la parte superior, justo encima del visor electrónico, incorpora una zapata para conexiones y un flash retráctil con potencia suficiente para resolver con bastante eficacia una escena poco iluminada o un contraluz conflictivo a una distancia máxima de unos 5 o 6 metros.

Panasonic Lumix FZ72 Flash

Y, como suele ser habitual, en la base de la zona de agarre está alojada la tapa que nos permite acceder al compartimento en el que están ubicadas tanto la batería como la tarjeta de almacenamiento flash en formato SD. La instalación y la extracción de ambos componentes puede llevarse a cabo rápidamente y sin dificultad.

Panasonic Lumix FZ72 batería

En lo que concierne a su acabado, lo único que no nos convence del todo es el material empleado en la construcción del chasis. El contenido coste de esta cámara no permite utilizar los materiales más resistentes y rígidos disponibles actualmente, como la aleación de magnesio que suelen usar las cámaras con aspiraciones profesionales, eso es evidente. Pero lo cierto es que el plástico empleado en su chasis es bastante «sencillo», por lo que, aunque no hemos propinado ningún golpe a la unidad de prueba, nos da la impresión de que una caída o un impacto fortuito de cierta entidad podría dañarlo.

Calidad de imagen y flexibilidad

Las instantáneas que ilustran este análisis son muy elocuentes. Y es que se nota que los ingenieros de Panasonic han mimado el sensor de esta cámara. De hecho, su elevada sensibilidad nos permite utilizar el valor mínimo (100 ISO) con resultados muy notables incluso en entornos con una iluminación relativamente escasa. La presencia de ruido permanece bajo control siempre con valores ISO reducidos (100 y 200), comienza a apreciarse a valores ISO moderados (400 y 800) y se vuelve claramente observable a valores ISO altos (1600 y 3200).

No obstante, las tomas más espectaculares son aquellas en las que entra en acción su asombroso zoom. En las fotografías que podéis observar justo debajo de estas líneas podemos apreciar la total ausencia de aberraciones esféricas, el gran equilibrio tonal de la escena y su marcado contraste.

Además, disparar con la máxima longitud focal es una delicia, pues la asistencia del estabilizador óptico nos ayuda de una forma muy eficaz a contrarrestar las vibraciones. Si miráis con atención las dos fotografías tomadas con una distancia focal de 1200 mm (equivalentes en 35 mm) podéis observar el elevado nivel de detalle de ambas instantáneas.

La fotografía del tejado está tomada en condiciones de luminosidad propicias, pero la toma de la furgoneta fue más delicada porque la luminosidad ambiental era menor, y, además, la parte trasera de la furgoneta estaba sumida en una sombra. Aun así, el nivel de ruido de esta zona no es demasiado elevado, lo que permite leer la matrícula sin ninguna dificultad.

Imagen tomada a 75 mm (35 mm equivalente), f/4.3, 1/1600s y 100 ISO:

Prueba Tejado

Imagen tomada a 1200 mm (35 mm equivalente), f/8, 1/2000s y 1600 ISO:

Prueba tejado 2

Imagen tomada a 20 mm (35 mm equivalente), f/4.5, 1/800s y 200 ISO:

Prueba panorámica

Imagen tomada a 1200 mm (35 mm equivalente), f/5.9, 1/400s y 1600 ISO:

Prueba panorámica zoom

Imagen tomada a 39 mm (35 mm equivalente) y 100 ISO:

Recorte 100 ISO

Imagen tomada a 39 mm (35 mm equivalente) y 200 ISO:

Recorte 200 ISO

Imagen tomada a 39 mm (35 mm equivalente) y 400 ISO:

Recorte 400 ISO

Imagen tomada a 39 mm (35 mm equivalente) y 800 ISO:

Recorte 800 ISO

Imagen tomada a 39 mm (35 mm equivalente) y 1600 ISO:

Recorte 1600 ISO

Imagen tomada a 39 mm (35 mm equivalente) y 3200 ISO:

Recorte 3200 ISO

Un enfoque preciso

Los modos esenciales de enfoque entre los que nos permite optar esta cámara son el automático tradicional, automático macro, zoom macro, automático rápido, automático continuo (para imágenes en movimiento) y enfoque manual. La interacción con la cámara en esta última modalidad la realizamos seleccionando primero el área que queremos mantener enfocada, y ajustando después con precisión el enfoque mediante los controles de la cruceta o el dial alojados en la parte trasera de la cámara, junto a la pantalla LCD.

Imagen tomada a 82 mm (35 mm equivalente), f/5.6, 1/400 y 1600 ISO:

Prueba enfoque 1

Las distintas modalidades de enfoque automático nos han dejado un estupendo sabor de boca durante nuestras pruebas. Incluso el enfoque automático macro. Además, esta cámara es capaz de enfocar en menos de 1 s, incluso, en circunstancias muy comprometidas (ha aguantado estoicamente todas las perrerías que le hemos hecho).

Y el enfoque manual, aunque requiere un poco de pericia, nos ofrece un resultado magnífico. De hecho, a medida que los conocimientos del usuario se van incrementando, optar por esta modalidad de enfoque puede ayudarnos a tomar instantáneas mediante enfoque selectivo de un gran valor artístico.

Imagen tomada a 110 mm (35 mm equivalente), f/7.1, 1,3s y 100 ISO:

Prueba enfoque 2

Además, graba vídeo de forma convincente

El resultado que hemos obtenido en nuestras pruebas de grabación de vídeo ha sido muy bueno. A 1.080/25p esta Lumix proporciona una señal muy estable, con un color de contraste marcado y con una presencia mínima de artefactos de movimiento. Además, la tecnología Wind Shield Zoom Microphone funciona. Y lo hace a las mil maravillas. Gracias a ella podremos grabar secuencias con un sonido bastante limpio en circunstancias en las que podrían quedar totalmente arruinadas por el viento. No cabe duda de que la atenuación del ruido que proporciona esta tecnología es claramente perceptible.

Valoración y conclusiones

Si tuviésemos que destacar una sola cualidad de esta cámara sería, sin lugar a dudas, su versatilidad. Y es que es una auténtica todoterreno que puede ser utilizada en prácticamente cualquier escenario con total confianza. Rinde estupendamente en tomas gran angular, e impresiona gracias a su enorme distancia focal máxima.

Además, como habéis podido comprobar en las imágenes que hemos tomado durante nuestras pruebas, se desenvuelve a las mil maravillas en circunstancias poco propicias. A valores ISO bajos y medios el ruido permanece siempre bajo control, y solo comienza a aparecer de forma acusada a valores de la sensibilidad elevados.

Otra cualidad que también nos parece muy atractiva es lo poco que tarda en estar disponible para disparar desde apagado: poco más de 1 s según nuestras mediciones. Esta característica la hace idónea para tomar fotografías en escenarios de aventura en los que podemos perder una toma estupenda si no somos realmente rápidos «desenfundando».

Panasonic Lumix FZ72 Frontal

Por todo lo que hemos comentado, y dado su atractivo precio (cuesta 400 euros), recomendamos esta cámara a cualquier entusiasta que busque una solución compacta que destaque por su versatilidad, que esté dotada de un zoom óptico de envergadura y que le permita grabar vídeo con total solvencia.

Nos habría gustado que en la fabricación de su chasis se hubiese empleado un plástico un poco más robusto, y que, puestos a pedir, incorporase conectividad WiFi y geolocalización mediante GPS. Pero de haber contado con esas prestaciones es evidente que su precio sería mayor, por lo que la aceptamos tal y como es de buen grado. Sin duda, merece ser tenida muy en cuenta.

La cámara ha sido cedida para este análisis por parte de Panasonic España. Puedes consultar nuestra política de relaciones con las empresas.

En Xataka Foto | Panasonic Lumix FZ72, la cámara compacta con el mayor zoom óptico del mercado Más información | Panasonic

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio