Compartir
Publicidad
Publicidad

Panasonic Lumix DMC-TZ18, la hemos probado

Panasonic Lumix DMC-TZ18, la hemos probado
Guardar
9 Comentarios
Publicidad
Publicidad

A comienzos de año Panasonic presentaba dos nuevos modelos que engrosaban su listado de Lumix con súper zoom, la TZ20 y la TZ18. Ambas con una característica común: un potente zoom óptico de 16 aumentos. Hemos tenido la oportunidad de probar esta última y hemos comprobado como efectivamente su largo alcance y calidad de imagen del objetivo (firmado por Leica) se encuentran sus principales ventajas.

Es un concepto de compacta para viajeros fundamentalmente que continua en la línea de los anteriores modelos de Panasonic (recordemos que su denominación TZ proviene de Travel Zoom). Dirigida a los que no quieren cargar con cámaras más pesadas (ya sean híbridas o las ultrazoom) pero no descuidar un buen zoom para no perder detalle en múltiples situaciones. Con esta premisa, la Lumix TZ18 cumple con este cometido con garantías y además ofrece un extra: llegar hasta 20 aumentos, aunque ya de forma digital. Detalle más destacable para los más aficionados más avanzados y menos importante para los que cuenta conseguir esa imagen lejana por encima de todo, aunque se renuncie a cierta calidad en el resultado.

Lumix DMC-TZ18: características más destacadas

Esta compacta brilla principalmente por su objetivo, como ya hemos adelantado pero no podemos olvidarnos de otras prestaciones que no se pueden desdeñar hoy en día al valorar adecuadamente una compacta de este tipo. La TZ18 incorpora un sensor de Live MOS de 14 megapíxeles, una pantalla de 3 pulgadas. Además, graba vídeo a 720p a 30fps (con sonido mono) y un dato importante: posee estabilización Power OIS, habitual en las Lumix y que resulta de gran valor a la hora de disparar con las distancias focales más largas.

Facilidad de uso

Se trata de una compacta con el sello de Lumix, así que en su construcción encontramos siempre una sólida respuesta. Armazón metálico y con un diseño similar a toda la gama TZ, que tan buenos resultados siempre obtienen.

Los menús son fáciles, lógicos y bien presentados. Para el fotógrafo menos avezado y que no quiere complicaciones (principal valuarte del modo iA, automático inteligente). Por supuesto, también se completa como se le puede exigir a cualquier compacta de hoy en día, una serie de modos creativos y escenas para los que quieran sacarle más rendimiento.

Por lo demás, no cuesta nada acostumbrarse a su manejo y las limitaciones no suponen un problema para el usuario medio. Que tendrá que valorar si prefiere sacrificar la señal de ruido (ya visible en sombras desde 100 ISO) y reducción gama dinámica frente a la virtud de un potente zoom.

tz18 xtkfoto 2

Un zoom 16x con tamaño muy compacto, lo más destacado

Su gran gama focal es su principal virtud. Un zoom de 16 aumentos ópticos y que alcanza de forma digital hasta 20, con un mecanismo inteligente que ayuda a que al pulsar el zoom nos olvidemos de los demás (y que mantiene intacto los 14 megapíxeles a pesar el aumento digital que conlleva).

Otro aspecto interesante es que parte de un 24mm (equivalente en 35mm) , así la gama focal se enriquece y la convierte en una cámara todoterreno, para cualquier situación y escenario.

Sin duda la gran virtud reside en su óptica firmada por Leica que garantiza buena calidad en todas las distancias focales (incluso mejor de lo que a veces la pantalla muestra en ciertas condiciones de luz).

Tanto en macro como utilizando sus 16 aumentos al máximo, el enfoque actúa bien, con rapidez y junto a la estabilización hacen una buena combinación.

Otros aspectos positivos a destacar son, como ya hemos mencionado, su construcción y diseño, con un tamaño compacto y sólido, facilidad de uso y en general una buena calidad de imagen y vídeo (usando el zoom óptico). Tampoco nos olvidamos de la capacidad de la batería, muy estimable, y que anda por encima de los 320 disparos, aproximadamente, según hemos podido comprobar con un uso intensivo.

tz18 test

Lo que menos nos ha gustado

La pantalla LCD a veces se muestra muy brillante y no refleja con cierta exactitud las tonalidades de la toma, si luego comprobamos en la pantalla del ordenador. Aquí hay que ser cauto y no descartar pronto las capturas por esta razón y esperar a la revisión posterior en la descarga de las imágenes a nuestro equipo. Por eso, quizás una mayor resolución y calidad de la pantalla se echa en falta.

Quizás la otra pega que se le puede hacer es más bien un mal generalizado en muchas compactas y su señal de ruido, muy visible en las sombras en casi todos los valores, y que hacen el 1600 ISO una opción a evitar, o al menos solo para cuando no queda más remedio y no queramos perder una toma. Se pueden ver en esta galería en Flickr tomas con los diferentes valores para apreciarlo.

Conclusiones

Compacta bien acabada, con un excelente zoom para los viajeros o usuarios que no quieran cargar con una ultrazoom. Una cámara de tamaño reducido con un zoom óptico de 16 aumentos firmado por Leica que cumple con buena calidad. Destacable la batería también, algo muy valorable cuando tenemos una larga jornada para tomar fotos. Se echa en falta la posibilidad de archivos RAW, pero seguro que el usuario medio para el que va dirigido no es una prioridad.

Hay que intentar usar siempre el valor ISO más bajo y por lo demás disfrutar de su amplia gama focal, que nos permite usarla para gran variedad de tomas, escenas y momentos. Por cierto, la calidad de la grabación en vídeo tampoco está mal. Aquí una prueba:

Ver Galería | en Flickr

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos