Compartir
Publicidad

Pentax Q-S1, todos los detalles acerca de la nueva CSC súper compacta

Pentax Q-S1, todos los detalles acerca de la nueva CSC súper compacta
2 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Las filtraciones esta vez han estado atinadas. Durante los últimos días en Internet se ha propagado la posible configuración de una nueva cámara sin espejo de Pentax dotada de un cuerpo muy compacto y un look clásico que pondría a disposición de los usuarios los controles manuales que podemos esperar encontrar en una cámara avanzada. Y el pronóstico se ha cumplido. La nueva Q-S1 de Pentax, sobre el papel, parece satisfacer las expectativas que había generado.

En su interior destacan un sensor CMOS BSI de última generación con un tamaño de 1/1,7 pulgadas y un procesador de imagen Q Engine que, según los diseñadores de la cámara, ofrecen una gran calidad de imagen y la capacidad de proceso necesaria para tomar un máximo de 5 fotografías por segundo. Pero esta es solo la punta del iceberg. Echémosle un vistazo con más detalle.

Pentax Q-S1, principales especificaciones

Sensor CMOS retroiluminado con un tamaño de 1/1,7" y 12 megapíxeles efectivos
Procesador de imagen Q Engine
Sensibilidad ISO máxima 12.800
Dial de control Quick Dial
Estabilizador de imagen Sí / Reducción de vibraciones mediante giroscopio
Grabación de vídeo Full HD (1080/30p)
Monitor LCD de 3 pulgadas con una resolución de 460.000 puntos
Modos de disparo AE (P), AE (Av), AE (Tv) y manual
Limpieza del sensor Sí (DRII) / Mediante vibraciones ultrasónicas
Versiones Disponible en cinco colores para el cuerpo y ocho para el frontal (40 combinaciones distintas
Compatibilidad con tarjetas Eye-Fi
Disparo continuo Ráfagas de hasta 5 FPS
Multiexposición Sí (hasta nueve exposiciones diferentes en una sola toma)
Nivel digital
Dimensiones 105 x 58 x 34 mm
Peso 203 g (incluida la batería)

Sensor y procesador de imagen

Curiosamente, en la documentación que Ricoh nos ha hecho llegar acerca de la nueva Q-S1 no hay ni rastro de la resolución del sensor de esta cámara, aunque hemos averiguado que se trata de un captador de 12 megapíxeles efectivos. Lo que sí sabemos de forma oficial es que tiene un tamaño de 1/1,7 pulgadas y que ofrece una sensibilidad ISO máxima de 12.800, un valor que en principio debería ser suficiente para la mayor parte de los usuarios potenciales de esta cámara. Eso sí, siempre y cuando su nivel de ruido a sensibilidades elevadas sea reducido, algo que comprobaremos cuando tengamos la oportunidad de probarla de primera mano.

15_body_kb560_purewhite.jpg

El procesador de imagen responsable de «guardar las espaldas» al sensor es un chip Q Engine de última generación que, según Ricoh, ha sido diseñado para ejecutar un algoritmo optimizado que garantiza una respuesta muy rápida en todas las fases del proceso de captura y que, además, permite a la Q-S1 estar lista para disparar aunque esté apagada en tan solo 1 segundo. Sobre el papel, pinta bien.

q-s1_gml_top.jpg

Un apunte interesante. La Q-S1 incorpora un control del bokeh que según sus diseñadores permite obtener un bonito desenfoque del fondo de una forma muy sencilla. De hecho, parece haber sido pensado para que incluso los usuarios que se ponen por primera vez ante una cámara de fotos puedan sacarle el máximo partido.

Pantalla y filtros creativos

El monitor LCD que incorpora la Q-S1 tiene el tamaño habitual en la mayor parte de las cámaras digitales actualmente: 3 pulgadas. Su resolución es de 460.000 puntos y su relación de aspecto 3:2. Pero lo más curioso es que incorpora una cobertura antirreflejos que, según sus creadores, permite a esta pantalla generar unas imágenes nítidas y brillantes que se ven bien incluso en entornos con mucha luminosidad ambiental, sin duda, el talón de Aquiles no solo de muchas cámaras fotográficas, sino también de muchos otros dispositivos, como smartphones y tablets.

q-s1_gml_008.jpg

Los creadores de esta cámara han hecho mucho hincapié en las posibilidades creativas que pone a disposición de los usuarios gracias a la incorporación de un nuevo filtro digital que permite aplicar un total de 17 efectos visuales directamente desde la cámara y sin necesidad de retocar las fotografías posteriormente en un ordenador. Sin duda, esta es una característica que interesará especialmente a los usuarios a los que les gusta subir sus fotografías a las redes sociales.

Pentax Q-S1: precio y disponibilidad

q-s1_wht_f_up.jpg

La nueva Q-S1 estará disponible en cinco colores para el cuerpo y ocho para el frontal, lo que hace un total de 40 combinaciones distintas. Es evidente que en Pentax, o, mejor dicho, en Ricoh, no se han andado con «chiquitas» a la hora de ofrecer un abanico amplio de opciones estéticas. Aún no conocemos la fecha de lanzamiento de la cámara, pero es probable que esté disponible pronto. Lo que Ricoh sí ha desvelado es su precio. El cuerpo tendrá un precio de 349 euros, y subirá hasta los 449 euros si decidimos hacernos con el kit que incorpora un objetivo (probablemente será el 5-15 mm f/2.8-4.5 que podéis ver en las imágenes que ilustran el post).

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio