Compartir
Publicidad
Publicidad

Análisis de fotografías de Semana Santa de The Big Picture

Análisis de fotografías de Semana Santa de The Big Picture
Guardar
5 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Justo antes de fiestas ya os dimos nuestras recomendaciones para darle marcha a nuestras cámaras durante las celebraciones de la Semana Santa.

Ha llegado el momento de repasar algunos ejemplos de fotografías de las que aparecen en ese blog de medio pelo que hemos citado por aquí alguna vez, The Big Picture. Fijarnos en estas fotografías, además de apoyar las sugerencias que os hacíamos (y que pueden extenderse a muchas fiestas callejeras y movidas similares), nos pueden servir para recordar conceptos o plantearnos ideas a seguir (o evitar) en nuestras próximas sesiones. Vayamos al grano…

Lo primero es insistir en el que en mi opinión era el mejor de los consejos que os dimos: acercarse. Dando un vistazo a las fotografías que conforman la selección de The Big Picture, nos damos cuenta que la proporción de fotografías hechas desde muy cerca, buscando el detalle, es abrumadora. Como por ejemplo, bajo estas mismas líneas.

Aaron Fav (AP Photo)

Aaron Fav (AP Photo)

Pero como siempre, los consejos y las reglas están también para no seguirlas. A veces, alejarse, es una opción con resultados, como mínimo, tan potentes como cuando buscamos la simpleza y la proximidad.

Bernat Armangue (AP Photo)

Bernat Armangue (AP Photo)

Cuando hablamos de composición, solemos recurrir a la regla de los tercios.

Es, sin lugar a duda, el recurso más “sencillo” y con resultados excelentes en la mayoría de los casos. Las dos fotografías que siguen son excelentes ejemplos. No deberíais perder de vista que, en la segunda, se deja espacio en la fotografía en la dirección de la mirada del protagonista de la foto. Esta concretamente, es un ejemplo de libro.

Alvaro Barrientos (AP Photo)

Alvaro Barrientos (AP Photo)

Cristina Quicler (AFP, Getty Images)

Cristina Quicler (AFP, Getty Images)

¿No hay nada que os llame la atención de estos dos ejemplos? Sí, exacto, el color... Se puede componer con el color, se puede dotar de una emoción básica a la fotografía cuando se le da el protagonismo a uno o dos colores. Y en este caso, por las características de esta celebración, podemos obtener protagonistas absolutos, colores que dominen la instantánea de manera abusiva. ¿Qué sensaciones te despiertan las dos fotografías anteriores? ¿Y la siguiente? ¿Crees que serían igual de potentes si la variedad de colores fuera mayor?

Jon Nazca (Reuters)

Jon Nazca (Reuters)

Fijaros en esta otra fotografía. Es un retrato con dos rostros… ¿o quizás solo uno?

Jon Nazca (Reuters)

Jon Nazca (Reuters)

Yo apostaría por la última opción. El rostro en primer plano, desenfocado claramente para perder protagonismo. Sirve para encuadrar al verdadero motivo, esa belleza malagueña al fondo de la fotografía.

Hemos hablado ya alguna vez sobre el uso de elementos para destacar los motivos de nuestras fotografías, para guiar nuestra atención hacia éstos. Aunque en este caso, la originalidad y la genialidad está en el uso de una cara para realizar este encuadre.

Disfrutad del resto de fotografías porqué son una verdadera maravilla y están llenas de matices muy interesantes…
Intentad verlas con ojo crítico. ¿Qué más podéis apreciar en ellas?

Fotografía de cabecera | Eloy Alonso (Reuters)
Vía | The Big Picture
En XatakaFoto | Consejos para fotografiar la Semana Santa

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos