Compartir
Publicidad

Cinco razones para imprimir nuestras fotos

Cinco razones para imprimir nuestras fotos
2 Comentarios
HOY SE HABLA DE
Publicidad
Publicidad

La comodidad del entorno de trabajo digital nos ha hecho olvidarnos del placer de tener copias impresas de nuestras fotos. Cada vez acumulamos más discos duros y menos álbumes en papel.

No es por nostalgia, sino porque tener una copia impresa de nuestras mejores fotografías nos aportará mucho más de lo que recordamos. Repasamos cinco razones para apostar por imprimir nuestras fotos.

1. Tener copias en papel es esencial para una buena edición

Cuando hemos realizado un proyecto, una serie o simplemente acumulamos las fotos de las vacaciones o de un viaje, el hecho de ver las fotos en papel, ya sea sobre la mesa, sobre una pared o sobre el suelo, nos ayuda a tener una visión más global y exigente sobre las mismas.

Es más fácil editarlas, seleccionar las mejores, establecer un orden… todo ello es un trabajo que requiere pausa y perspectiva, por lo que disponer de copias aunque sean pequeñas y sin máxima calidad nos ayudará mucho en la edición, antes de concluir el trabajo con el postprocesado y acabado final de las imágenes.

2. Tener copias es barato

En ocasiones esgrimimos que el coste de tener copias de nuestras fotos es elevado y por ello nos resistimos a hacerlas. Pero, en realidad no es tan caro. Hay muchas tiendas donde realizar copias, incluso se pueden encargar online para mayor comodidad, donde los precios por copia son aceptables.

En cualquier caso, un buen consejo es realizar pedidos periódicos, acumulando un buen lote para que el precio por copia sea más económico. Y siempre tenemos la opción de imprimir nuestras propias copias. Las impresoras se han abaratado y mejorado los resultados, así que es cuestión de elegir el modelo más adecuado a nuestras necesidades y optimizar el proceso para aprovechar bien los consumibles, de esta forma podemos tener el control de los resultados nosotros mismos lo que nos hace más exigentes con los resultados.

Sin olvidar que podemos encontrar una buena variedad de papeles de gran calidad para obtener copias que no tienen nada que desmerecer a las de cualquier exposición.

3. En papel las fotos se ven mejor

Aunque estamos tan acostumbrados a ver nuestras fotos en pantalla no podemos negar que nos transmiten nuevas e intensas sensaciones cuando tenemos una buena copia en papel. El hecho de ver nuestras fotos en pantalla de portátiles, tablets o incluso smartphones nos provoca no apreciar bien los detalles que nos puede ofrecer una copia a buen tamaño.

La sensación es diferente y, en ocasiones, podemos tener una perspectiva más amplia y completa para valorar nuestras fotos. Además, no sólo tenemos que limitarnos a copias en papel, en la actualidad existen múltiples posibilidades para imprimir en diferentes superficies y podemos tener nuestras fotos <a href=https://www.xatakafoto.com/trucos-y-consejos/soportes-fotograficos-experimenta-y-crea-con-ellos">en otros soportes fáciles de conservar y también para exponer nuestras fotos o incluso decorar.

4. Es una buena solución para conservar nuestro archivo

Acumulamos muchos discos duros con multitud de archivos y está muy bien. Pero incluso siendo muy precavidos, podemos sufrir una pérdida o que alguno de esos discos falle. Un buen método para conservar nuestras mejores fotos es con copias impresas. Si escogemos nuestras mejores imágenes y las conservamos en papel, nos aseguramos que perduren por mucho tiempo (incluso más que con un disco duro).

Dependiendo del papel y de la impresión, podemos conseguir fácilmente copias que perduran invariables de color por 100 años. Y eso es mucho tiempo. Nos obliga a tener un archivo ordenado y un lugar apropiado donde conservarlas, pero la satisfacción y seguridad para nuestros tesoros fotográficos es muy elevada. Por no hablar de que es una forma ideal para conservar fotos como recuerdos.

5. Le da más valor a nuestras fotos

Tener copias a buen tamaño de nuestras mejores fotos hace que cobren más valor. Pensemos, por ejemplo, en regalar una copia en papel, en utilizarlas para decorar nuestra casa o simplemente en crear un álbum o un book. A la hora de mostrarlo, posee más valor, se aprecia mejor y el visionado adquiere mayor dimensión que una, a menudo, más rápida visualización pantalla.

Una copia bien impresa y enmarcada, por ejemplo, se aprecia con más pausa para apreciar los detalles y, sobre todo, transmite unas sensaciones más intensas que en una pantalla.

Como veis, sólo son cinco razones, se pueden añadir algunas más, pero estas son básicas y sólidas para que nos animemos a incluir en nuestro flujo de trabajo digital la copia impresa de nuestras fotos. La satisfacción está garantizada.

En Xataka Foto | Montando tu propia exposición (III): preparando las fotos

Foto | mustafakhayat

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio