Compartir
Publicidad
Publicidad

Cómo adecuar la iluminación del espacio donde editas tus fotografías

Cómo adecuar la iluminación del espacio donde editas tus fotografías
Guardar
9 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Cuando editamos nuestras imágenes en el ordenador, muchos factores afectan a como evaluamos el brillo, contraste y los colores de nuestras fotografías. Aparte del monitor que estemos utilizando y su calibración (que te recomendamos encarecidamente que hayas calibrado), la luz del entorno en el que estemos trabajando afectará nuestra visión de las imágenes. Te damos algunas pistas para controlar este factor que muchas veces no tenemos en cuenta.

En líneas generales, la norma es trabajar en un espacio donde no haya una excesiva iluminación y que sobre todo, no afecte de forma directa a nuestra pantalla. La media de luz que tiene que haber en nuestro espacio de trabajo debe de situarse entre los 32 y 64 lux ¿Quieres saber cómo poder medirla? Haciéndote con un luxómetro la podrás medir de forma precisa.

El tipo de bombillas que deberíamos tener en nuestro estudio son fluorescentes de una temperatura de 5.000k. Es importante que cumplamos con la temperatura y no usemos bombillas de menor temperatura ya que es uno de los factores que más afectan a como vemos nuestras imágenes. Los focos de luz no deben situarse nunca frente al monitor ni de forma que incida de forma directa sobre su superficie.

25264554055 F28a283640 Z

Es importante que cuentes con una visera en tu monitor para asegurarte que no llegue ningún tipo de reflejo a tu pantalla. No te preocupes, no hace falta que te compres un monitor con visera, tu mismo puedes crearte una por un módico precio.

Es ideal que el espacio en el que trabajes tenga una tonalidad neutra, es decir, que sobre todo las paredes tengan una reflectancia inferior al 60% y a ser posibles que sean de tonalidad gris. Es importante también que a la hora de trabajar no lleves ropa de colores chillones, si puedes ir vestido de gris o negro, mejor.

Por último, una vez que tengas tu espacio de trabajo preparado en lo que a iluminación se refiere, es importante que calibres el monitor para la situación lumínica en la que vas a estar trabajando y que no la modifiques. Por ello es importante no trabajar junto a ventanales de luz, sino en lugares en los que las condiciones lumínicas sean siempre las mismas.

Foto de portada | Sam Wolff

Imagen de apoyo | Tim Sackton

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos