Publicidad

Cómo sujetar correctamente la cámara para lograr fotos perfectamente nítidas
Trucos y consejos

Cómo sujetar correctamente la cámara para lograr fotos perfectamente nítidas

HOY SE HABLA DE

Publicidad

Publicidad

Puede sonar absurdo pero sostener bien nuestra cámara es un principio básico para conseguir buenas fotos, y no tan sencillo como parece. Por eso, siempre que hablamos de conseguir nitidez lo primero que apuntamos es la necesidad de que la cámara no se mueva en absoluto. Y eso se consigue, antes que nada, sujetándola bien tal y como nos proponemos aprender.

Si te gusta la fotografía y eres observador, quizá te hayas fijado que alguna vez es posible saber si alguien es un fotógrafo poco experimentado sólo por la manera en que sujeta la cámara. Piensa en esa gente que coge una réflex con la punta de los dedos de ambas manos, como si tuviera miedo a romperla o le diera respeto enfrentarse a algo que no conoce...

Como Sujetar Correctamente La Camara 02

Eso es lo peor que podemos hacer, porque coger la cámara sin seguridad es una fórmula casi matemática para el desastre. Como ya sabréis, para que una foto sea totalmente nítida es necesario que el instante en el que la hacemos no haya movimiento, y este puede producirse tanto en la escena que estamos captando como por nuestro propio movimiento al sujetar la cámara y/o hacer la foto incorrectamente.

Esto se hace especialmente patente cuando disparamos a velocidades bajas (desde 1/30 segundos en adelante), porque en este caso se multiplica la posibilidad de obtener fotos movidas. Por eso, los consejos que vamos a dar para aprender a sujetar la cámara correctamente son especialmente importantes en estos casos.

La sujeción casi perfecta

Como Sujetar Correctamente La Camara 03

La mejor manera de sostener una cámara es agarrarla firmemente con ambas manos. La derecha debe sujetar la empuñadura con todos los dedos que quepan, dejando el índice para accionar el botón de disparo y el pulgar para la parte posterior de la cámara. Por su parte, la mano izquierda (con la palma mirando hacia arriba) debe sujetar con firmeza el objetivo, al tiempo que se pueden usar los dedos para accionar el anillo de diafragmas, el de enfoque o el de zoom (si es el caso).

Po supuesto estamos hablando de una cámara más o menos estándar y con visor. Da igual si es una réflex, una sin espejo o una bridge. La teoría es la misma y sólo variará la experiencia en función del tamaño de la cámara, su empuñadura, óptica, etc.

Como Sujetar Correctamente La Camara 04 Una buena empuñadura ayuda mucho a sujetar bien la cámara.

Normalmente cuanto más grande sea la cámara mejor se agarrará porque habrá más superficie para hacerlo. Pero también puede ocurrir que la cámara sea pequeña pero tiene un grip generoso, lo que ayudará al cogerla. En cualquier caso, la forma de hacerlo es básicamente la misma.

Otra cosa es si hablamos de cámaras sin visor, ya sean mirrorless básicas y compactas varias donde hacemos la foto a través de la pantalla. En ese tipo de dispositivos la mano derecha funcionará de una forma más o menos similar, aunque es muy probable que no tengamos una empuñadura con la que sujetarla y tendremos que colocarla según la forma de la cámara.

Como Sujetar Correctamente La Camara 05 Foto de Felipe Pelaquim

Por su parte, la izquierda probablemente no sabremos bien dónde ponerla, porque apenas tendremos óptica que sujetar. Sin embargo podemos colocarla con el pulgar abierto y el resto de dedos cerrados formando una especie de soporte (como veis en la foto de arriba).

En cualquier caso, para este tipo de cámaras tenemos que pensar que, ante la necesidad de hacer una foto a baja velocidad, siempre será mejor cogerla con ambas manos que hacerla con una sola (como tendemos a realizar habitualmente).

Cuidado al disparar

Por muy bien sujeta que tengamos la cámara, si al hacer la foto la movemos (normalmente de forma involuntaria) todo lo dicho no servirá de nada. Por eso aparte de agarrarla correctamente debemos tener en cuenta otras cosas para lograr la mayor estabilización posible.

Como Sujetar Correctamente La Camara 06 Foto de Sead Dedić

Para ello colocaremos nuestros pies separados (a la altura de nuestros hombros está bien), preferiblemente con un pie adelantado un poco del otro para mayor estabilidad. En cuanto a los brazos, es importante mantenerlos en una posición natural y relajados. No hace falta pegarlos totalmente al cuerpo, pero sí al menos que queden cerca de los costados del cuerpo y sin tensión.

Como decíamos, estamos hablando preferentemente de cámaras con visor, en cuyo caso miraremos por él al hacer la foto de tal manera que esto se convierta en un tercer punto de apoyo. Por eso tener visor tiene evidentes ventajas, ya que no sólo permite concentrarse más en la foto sino también mayor estabilidad en el disparo.

Como Sujetar Correctamente La Camara 07 Hay que llevar la cámara al ojo, y no al revés porque si no, como es evidente en esta foto, el cuello sufrirá.

Eso sí, a la hora de disparar, debemos pensar en que no se trata de llevar nuestro ojo al visor, sino de traer la cámara hasta nuestro ojo. De esta manera adoptaremos una posición más natural, evitando tensiones en el cuello y los brazos, y consiguiendo más sujeción para el momento del disparo.

Si hacemos una foto en vertical, la tendencia natural es girar la cámara hacia la izquierda, lo que nos obliga a estirar el brazo derecho en una postura que puede resultar incómoda. Por eso quizá sea mejor opción girarla a la derecha, en cuyo caso dejaremos en la mano izquierda la mayor responsabilidad en la sujeción de la cámara.

Como Sujetar Correctamente La Camara 08 Foto de Sean Pierce

En cuanto a otro tipo de posturas, por ejemplo de rodillas, lo más importante es evitar la fricción que se puede producir entre zonas “duras” de nuestro cuerpo. Es decir, si apoyamos el codo en la rodilla (ambos huesos y, por tanto, zonas duras) será más fácil que haya movimiento al haber tensión.

Por eso, es mejor poner el codo en una zona blanda (es decir, de carne) de la pierna, o al revés, una parte blanda del brazo contra la rodilla. Y lo mismo si nos tiramos al suelo; mejor no apoyar el peso en zonas duras de nuestro cuerpo que “choquen” con terreno igualmente duro. La idea fundamental, evidentemente, es buscar una posición relajada, porque la tensión de una postura forzada es muy posible que se traslade al disparo.

Como Sujetar Correctamente La Camara 09 No parece una postura muy estable ¿verdad? Foto de Zane Lee

¿Dejar de respirar o no?

Es un mito bastante extendido lo de mantener la respiración a la hora de hacer una foto para conseguir inmovilidad, pero la realidad es que, no sólo no es necesario sino que pude ser incluso contraproducente. Como acabamos de decir, lo más importante es que no haya tensión, e interrumpir la respiración es algo antinatural y que acaba por producirla.

Como Sujetar Correctamente La Camara 10 La suavidad es la clave.

Por eso el mejor consejo es respirar con normalidad, con calma y suavidad. Si acaso, aprovecharemos el momento de exhalar aire para hacer la foto, acompañando el movimiento natural del cuerpo que hacemos en esta fase con el de nuestro dedo en el botón de disparo, y siempre suavemente.

De hecho, como decíamos al principio, el movimiento en una foto puede producirse por culpa nuestra, y eso ocurre especialmente en el momento de apretar el disparador. Por eso es fundamental realizar esto de una forma más leve que nos sea posible y sin tener prisa por quitar el dedo del botón.

Aprovecha los posibles soportes

Como Sujetar Correctamente La Camara 11 Cualquier superficie puede servir de apoyo en un momento dado.

Finalmente, si tenemos que hacer una foto a baja velocidad debemos que considerar otros posibles apoyos. No, no estamos hablando de dejar la cámara en algún lugar para que no se mueva (no es mala idea si se puede, pero estamos hablando de disparar a pulso) sino de aprovechar ciertas superficies como un recurso más.

Por ejemplo, si tenemos una farola al lado, bien podemos sujetar la cámara tal y como hemos comentado y apoyarnos nosotros a su vez en ella para conseguir un mejor resultado. Incluso podemos colocar la cámara pegada a un elemento (poste, barandilla, escalón…) sin soltarla. Esto nos aportará un plus de estabilidad, sobre todo si se trata de una cámara pequeña como una compacta.

Como Sujetar Correctamente La Camara 12 Una de esas tres fotógrafas no lo hace bien y otra regular ¿adivináis cuál es cual? Foto de Seth Doyle

Y con esto hemos acabado esperando haber aclarado todas vuestras dudas sobre cómo sujetar correctamente una cámara de fotos. Por supuesto estamos abiertos a vuestros comentarios para saber si nos hemos dejado algo fuera o si tenéis algún truco que queráis compartir con nosotros.

Foto de portada | Andre Furtado

Temas

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Inicio

Explora en nuestros medios