Compartir
Publicidad
Publicidad
Nueve consejos prácticos para cuidar y proteger la salud de tus tarjetas de memoria
Trucos y consejos

Nueve consejos prácticos para cuidar y proteger la salud de tus tarjetas de memoria

Publicidad
Publicidad

Os hemos hablado de ellas largo y tendido, os hemos contado cómo elegir la más adecuada e incluso cómo recuperar sus datos en caso de error, pero nunca está de más conocer una serie de recomendaciones a seguir para que tus tarjetas de memoria funcionen como el primer día. Gracias a ellas nunca deberías tener que enfrentarte a la desagradable situación de que la tarjeta de memoria que estabas usando ha fallado y puede que hayas perdido una sesión irrepetible de fotos.

Este imprescindible accesorio puede echar a perder nuestro trabajo cuando menos lo esperemos, y sin embargo a veces las maltratamos, acostumbrados a que sea difícil que fallen. Pero puede ocurrir, no lo dudes, sobre todo si no las usamos adecuadamente ni seguimos los consejos que os vamos a dar. Se trata, como os podéis imaginar, de aplicarnos aquella manida (pero sabia) frase de “más vale prevenir que curar”.

Consejos Salud Tarjetas Memoria 02 Foto de Paul Hudson

1. Actualiza tu cámara

Las actualizaciones de firmware de la cámara pueden ser un engorro y a veces parece que no sirven para nada. Sin embargo, aunque en las instrucciones de la actualización no lo mencionen, es posible que el nuevo software afecte de algún modo a la forma en la que nuestra cámara trabaja con la tarjeta de memoria. Incluso algunas tarjetas de memoria actuales pueden tener actualizaciones de firmware. Por todo ello es importante tener siempre la cámara actualizada (y la tarjeta en su caso).

2. No fuerces demasiado la batería

Si tu cámara se apaga mientras está grabando en la tarjeta de memoria, puede causar que los datos se corrompan y que la tarjeta falle. Lo mismo que si desconectas un disco duro o un llavero USB de un ordenador sin haberlo expulsado antes, al cortar la comunicación de datos es posible que se produzca un fallo. Si esto ocurre en la cámara con cierta frecuencia, con el tiempo la tarjeta de memoria puede ver comprometida su salud.

Consejos Salud Tarjetas Memoria 03 Foto de Warren Wong

3. No corras al apagar la cámara

Aquí se aplica lo mismo que antes. Si la cámara está escribiendo en la memoria y apagas la energía puedes provocar fallos al interrumpir la comunicación entre la tarjeta y la cámara.

4. Formatea antes de usar

Siempre es conveniente formatear la tarjeta de memoria en la propia cámara donde la vayamos a usar antes de empezar a hacer fotos. El formateado no sólo suprime las imágenes que hubiera en la tarjeta sino que permite una comunicación óptima entre la tarjeta y la cámara y evita errores de comunicación entre ambos dispositivos.

Consejos Salud Tarjetas Memoria 04

5. Forma parejas de tarjeta/cámara

Si tu idea es tener una tarjeta que funcione sin problemas a largo plazo durante años lo ideal es utilizar una determinada tarjeta en una cámara concreta. En teoría los problemas en las tarjetas se producen por errores de la cámara para leer la estructura de archivos de una tarjeta, algo que se minimiza si se utiliza siempre la misma tarjeta que ya hemos comprobado que funciona con la cámara sin dar problemas.

6. No llenes la tarjeta a tope

Llenar completamente la memoria de una tarjeta puede provocar que no se escriba completamente toda la información sobre el archivo. Además, también puede ser la causa de errores en la tarjeta y archivos dañados. Afortunadamente los precios de las tarjetas cada vez son más asequibles así que este problema se minimiza.

Consejos Salud Tarjetas Memoria 05 Foto con licencia de dominio público

7. No borres imágenes en la propia cámara

Es difícil resistirse a hacerlo pero en teoría la eliminación de imágenes de la tarjeta puede acortar su vida útil. Hacerlo una a una implica que se produzcan muchos ciclos de borrado, mientras que si las borramos todas una vez descargadas sólo será un ciclo. Por lo tanto, lo ideal es borrar las fotos una vez estén ya en el ordenador y no en la cámara.

8. Consigue una tarjeta a la altura de tu cámara

Una memoria lo suficientemente rápida permite que nuestra cámara escriba más rápidamente y que la tarjeta no sufra ni se produzcan embotellamientos. Como decimos, los precios de las tarjetas son bastante asequibles pero si tu cámara es muy exigente te interesa "rascarte" un poco más el bolsillo y comprar una que esté a la altura.

Consejos Salud Tarjetas Memoria 06 Foto de Lisa Fotios

9. Si da error, deja de disparar y trata de recuperar las fotos

Esto ya te lo hemos contado en otras ocasiones pero no está de más repetirlo porque es crucial. Si en un momento dado la tarjeta con la que estés trabajando da error inmediatamente apaga la cámara y saca la tarjeta del compartimento. Si por lo que fuera la tarjeta volviera a funcionar es posible que empiece a grabar las imágenes encima de las que ya habías tomado, así que no sigas trabajando con ella porque puede que pierdas toda la información contenida.

En cuanto puedas trata de volcar los datos a tu ordenador y, si no funciona, es posible que tengas que recurrir a un software de recuperación. Como te contamos, los hay gratuitos y que funcionan de forma sencilla y bastante adecuada.

Y con esto hemos terminado aunque, como siempre, recurrimos a vosotros (y a vuestra propia experiencia) para completar el artículo ¿se os ocurre algún consejo más para cuidar la salud de las tarjetas de memoria?

En Xataka Foto | Cinco accesorios que no pueden faltar en nuestra mochila fotográfica

Temas
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos