Publicidad

¿Por qué algunos de los peores fotógrafos creen ser mejores que los demás?
Trucos y consejos

¿Por qué algunos de los peores fotógrafos creen ser mejores que los demás?

HOY SE HABLA DE

Uno de los primeros pasos que debemos tomar para crecer como fotógrafos es saber tener autocrítica. Sin embargo, este no es el caso de algunos quienes siempre creen tener una visión perfecta sobre el arte y el trabajo fotográfico. Pero, ¿por qué existen personas que no pueden ver que su trabajo no es bueno?

Mediante un vídeo, Scott Choucino nos habla sobre el efecto Dunning-Kruger. Como se expone en Psychology Today, esta condición psicológica se basa en que una persona con conocimiento limitado sobre un tema puede desarrollar la suficiente confianza para creer que lo domina. Esto no solo lleva a que el individuo llegue a conclusiones erróneas o cometa errores alrededor de cómo actuar frente al tema, sino que además los ciega de darse cuenta que están mal.

Debido a que las personas no pueden calificarse a sí mismas objetivamente, tendemos a disminuir o exaltar nuestras habilidades según nuestra experiencia. En el efecto Dunning-Kruger, muchas veces quienes tienen las peores habilidades son las personas que se califican mejor en desempeño frente al resto. Mientras que ocurre lo contrario con las personas que mejor desempeñan una habilidad o conocen sobre un tema; estas creen usualmente que no hacen las cosas tan bien como creen que sería óptimo.

Aplicado en la fotografía, varios fotógrafos creen tener habilidades muy altas, e incluso dominar una especialidad fotográfica. Sin embargo, al ver su trabajo, se podría decir que están a un nivel de aficionado. Y puede ocurrir porque el aplicar los conceptos básicos fotográficos genera la idea de dominar la técnica fotográfica. Cuando comenzamos a dominar la exposición y los principios de composición podemos creer que estamos listos para enfrentarnos a todo. Pero no vemos lo mucho que nos falta aprender de la vida real. Despreciamos el trabajo de otros y nos preguntamos por qué nadie quiere el nuestro.

efecto dunning-kruger en fotógrafos Al comenzar tenemos imágenes que creemos son buenas porque están relativamente bien expuestas y en blanco y negro.

En su vídeo, Choucino nos menciona que esto se ve reflejado en portfolios que están a un nivel de club de fotografía con fotógrafos jactándose de creerse los mejores. Mientras que hay fotógrafos que están sobre el nivel de muchos profesionales y aún les cuesta mostrar su trabajo pues se siguen cuestionando en la calidad del mismo. Estos segundos son aquellos que mejoran, pues siempre están buscando aprender y mejorar más sus habilidades.

Para poder combatir esta visión cegada y seguir avanzando como fotógrafos, podemos aprender a leer nuestras fotografías críticamente. Así mismo, tenemos que abrir los oídos y los ojos y aprender a leer la crítica externa de nuestro trabajo de manera precisa para encontrar los puntos que pueden mejorar nuestro estilo. Choucino presenta un interesante ejercicio de presentar nuestro trabajo a agencias de fotógrafos. Si no recibimos respuesta, significa que nuestro trabajo es fácilmente descartable. Si recibimos una respuesta negativa, por lo menos ya los agentes se toman el tiempo de decir que nuestro trabajo no es para su agencia, así que por lo menos vamos por un buen camino. Si recibimos una entrevista quiere decir que nuestras imágenes están casi en punto. Una oferta de pertenecer nos dirá que nuestro trabajo es bueno.

Sin embargo, el mejor consejo frente a todo es no olvidar que siempre hay más que aprender. Siempre podemos mejorar y siempre hay que desarrollar más nuestra mirada, nuestra técnica y nuestro estilo.

Temas

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Inicio

Explora en nuestros medios