¿Qué tenemos que configurar cuando compramos una cámara nueva?
Trucos y consejos

¿Qué tenemos que configurar cuando compramos una cámara nueva?

HOY SE HABLA DE

En Xataka Foto hemos probado las cámaras más importantes del mercado en los últimos años. Desde las más sencillas a las más profesionales del sector. Y nos hemos dado cuenta de que en todas ellas es necesario ajustar las mismas cosas, configurar los mismos parámetros para empezar a hacer fotografías sin problemas. Luego ya vendrán las características propias de cada modelo, pero hoy vamos a ver la configuración esencial de nuestras cámaras para conseguir el mejor resultado posible nada más sacarlas de sus cajas.

Esta semana cuatro alumnos se han comprado una cámara nueva, una Canon, una Olympus y dos Sony. Y aunque son de marcas distintas, y los menús son poco menos que una pesadilla (porque ya son más ordenadores que hacen fotografías), al final la configuración básica es idéntica en todas. Y los cambios se notan.

Ajustes básicos de una cámara
Salida de prueba

Hay que aclarar que todo depende del uso y de la profesión a afición del usuario. No es lo mismo configurar una cámara para las bodas, bautizos o comuniones que para un uso familiar. Eso sí, siempre digo que si te compras una cámara de más de 2000€ tienes que huir de los automatismos como del demonio. Es una opinión personal pero si quieres disfrutar de todo el potencial que te ofrecen, tú tienes que poner algo de tu parte.

Hay que aclarar que todo depende del uso y de la profesión a afición del usuario. No es lo mismo configurar una cámara para las bodas, bautizos o comuniones que para un uso familiar.

Así que vamos a señalar todo lo que tienes que mirar en tu nueva cámara para poder hacer fotografías con garantías desde el primer momento. Eso sí, siempre tendrás que reservar un día o dos (depende de tu pericia) para sacarle todo el potencial a tu máquina fotográfica.

La configuración esencial de nuestra cámara nueva

Nadie mejor que tú sabe la cámara que necesitas. Por lo tanto te habrás comprado primero la que te permita tu presupuesto y en segundo lugar la que realmente vas a aprovechar. Los armarios y las tiendas de segunda mano están llenos de máquinas olvidadas porque sus dueños al final no se hicieron con ellas o no les servían para lo que realmente querían.

Así que voy a dar consejos para los amantes de la fotografía que se han comprado la cámara que necesitan realmente, que quieren exprimirla al 100% y que posteriormente quieren revelar ellos mismos los archivos. Vamos a empezar.

Configurar el idioma, la hora y la fecha

No tiene sentido trabajar con una cámara en la que no entiendes el idioma. Así que, a no ser que quieras practicar, toca poner tu lengua materna o el inglés si te defiendes con soltura.

Ajustes básicos de una cámara
Para organizarse

Respecto a la fecha y hora es importante para el futuro, para buscar fotografías en nuestros programas de edición. Parece algo absurdo, pero os prometemos que tener los metadatos de fecha bien ordenados es una de las cosas de las que más te van a alegrar cuando tengas una base de imágenes considerable.

Formato de imagen

RAW, RAW y RAW. No tiene sentido otro formato si tenemos una cámara del precio que estamos hablando. Incluso si es más barata y tiene este formato disponible. Ya ofrecen el formato RAW comprimido ¿Para qué? Si te has comprado esa cámara es porque quieres disponer de toda la información y has contado con todo el espacio que vas a ocupar en tus discos duros.

Ajustes básicos de una cámara
Detalles de un RAW

Es verdad que, a no ser que el rango dinámico de la escena sea muy amplio, prácticamente no hay diferencia. Pero si tengo lo mejor ¿para qué quiero algo que puede ser peor? Es muy interesante para trabajar en ráfagas, para volúmenes imposibles de trabajo, etc... Pero para la mayoría de los casos trabaja con RAW.

Y de verdad os prometemos que RAW+jpeg no tiene ninguna utilidad salvo ocupar más espacio en la tarjeta o porque no tienes el programa actualizado para revelar el formato bruto. Si es por enviar el jpeg rápido, actualmente la conversión es instantánea cuando pasas las fotografías al móvil.

Espacio de color

Un tema que se suele olvidar una y otra vez. No es el momento de hablar profundamente de este tema. Si disparamos en formato RAW, querremos ver en la pantalla de la cámara (donde solo vemos una copia jpeg) lo más cercano a toda la información de color que es capaz de ofrecer el archivo.

Ajustes básicos de una cámara
La gestión del color

Por este motivo siempre elegiremos Adobe RGB (1998). La exposición será más precisa, la representación será más fiel a la información real del archivo RAW... Aquí puede haber muchos matices, como asumir que nunca vamos a imprimir una copia en papel y solo vamos a trabajar en las pantallas...

Sistema de AF

En esta parte del menú es donde se complican mucho las cosas. Los usuarios se pierden entre tantas posibilidades que ofrecen los fabricantes. Y a veces puede llegar a ser abrumador hasta para los profesionales. Además cada marca utiliza una terminología distinta para hacer lo mismo.

Mi consejo es que, si te has comprado una cámara sin espejo de última generación y quieres aprovechar desde el primer minuto sus virtudes en el tema del enfoque, utilices siempre el AF continuo (AF-C, Servo o como quieran llamarlo) y que actives la detección de personas, animales y demás; y con todas las áreas activas.

Ajustes básicos de una cámara
Enfoque preciso

Más tarde, cuando hayas hecho la sesión de mesa camilla tendrás tiempo de configurar todo el sistema AF y decidir, en función de lo que vayas a hacer, qué otros modos AF vas a utilizar... Si es tu primera vez con estas cámaras te garantizamos que te vas a quedar con la boca abierta.

La sensibilidad

Conviene recordar que estamos hablando de los primeros ajustes que debemos hacer con nuestra cámara nueva. Con el tiempo podrás personalizarla mucho más. Y respecto a la sensibilidad hay que reconocer que es un tema muy personal.

Ajustes básicos de una cámara
Iso alto

Al configurarla al principio os recomendamos trabajar con el ISO automático. Eso sí, no dejéis que el ISO más alto entre en vuestro rango. Después de muchas pruebas nunca hemos visto una cámara cuyo ISO final sea válido. Siempre un paso menos.

Los estilos, estilos de imagen, fotoestilos...

Para finalizar, uno de los puntos más importantes. Los estilos están escondidos dentro de los menús. Muchas veces, como en Panasonic, los encontramos en el menú rápido. Sirven para darle un aspecto inicial a nuestras fotografías, con más o menos saturación, nitidez o brillo.

Es verdad que no afectan al RAW pero sí que influyen a la hora de exponer nuestra fotografía. Por este motivo siempre recomendaré un estilo neutro, que no sature ni contraste la imagen por defecto. Se verá una imagen más fea y plana pero lo más parecido a un archivo bruto real.

Ajustes básicos de una cámara
Con un Estilo Neutro

Me refiero al Camera Flat de Nikon, Fiel en Canon, Eterna en las últimas Fuji, Neutral en Sony... estos perfiles nos permitirán una edición más personalizada en Adobe Photoshop o Capture One. Si quieres más contraste o saturación tú podrás elegir el grado justo sin imposiciones de entrada.

De momento estos seis ajustes nos permitirán salir a la calle con la cámara y conseguir fotografías perfectas desde el punto de vista técnico. La creatividad depende de ti. Y os aseguramos que no hay máquina en el mercado que os permita hacer buenas fotografías. Nunca hay que confundir creatividad con técnica.

Temas
Inicio