Publicidad

Hasselblad 907X 50C, análisis: el puente digital entre el pasado y el futuro del formato medio
Análisis y pruebas

Hasselblad 907X 50C, análisis: el puente digital entre el pasado y el futuro del formato medio

Hacer fotos con una cámara de formato medio es un sueño para muchos fotógrafos. Para otros puede ser mejor tener el último móvil. Solo tienes que encontrar una que se adapte a tu estilo. Y para muchos la Hasselblad 907X 50C es el modelo perfecto que aúna lo mejor de la fotografía digital y la posibilidad de disfrutar de las Hasselblad que tengan en su colección.

Estamos ante uno de los modelos más interesantes de los últimos años. Un respaldo digital que supone una revalorización importante de la mayoría de las cámaras clásicas de Hasselblad. este nuevo respaldo es compatible con las famosas 500 C, 500 C/M, 501 C, 503 CX, por poner solo un ejemplo.

Este conjunto se presentó hace un año. Se anunció como una cámara y un respaldo compatible con la mayoría de los modelos creados desde 1957 en adelante. La cámara es compatible con los objetivos de las series V y XCD. Salió primero una edición especial, en negro mate, que celebraba los 50 años de la llegada a la luna. El modelo que han puesto ahora a la venta tiene los bordes del cuerpo cromados.

D1423 128 Dividida en dos

Cuando hablamos de este modelo tenemos que saber que estamos ante dos dispositivos. Por un lado el cuerpo de cámara 907X de formato medio, el más pequeño de Hasselblad. Y por otro lado el nuevo respaldo digital CFV II 50C con un sensor de formato medio CMOS de 50 MP. Se venden los dos juntos por un precio relativamente alto, 6.590€. Hay que sumarle el coste de los objetivos, por supuesto. Esta pensada para aquellos fotógrafos que puedan amortizarla o que puedan pagarla por el simple placer de hacer fotos con uno de los sensores más grandes del mercado.

D1423 131 El respaldo, la cámara y el objetivo

En los tiempos que corren siempre aparece el debate de si hoy en día es necesario trabajar con cámaras de formato medio, ya que existen sensores de formato FF con los mismos millones de píxeles. La respuesta la tendremos después de ver las fotografías que ilustran este análisis.

Hasselblad 907X 50C, características principales

Tenemos un respaldo digital con un sensor CMOS de formato medio de 50 MP y una cámara, la más pequeña de Hasselblad. El sensor es el mismo que el de la Hasselblad X1D II 50c que ya analizamos en Xataka Foto.

D1423 138 El conjunto desarmado

Pero estamos ante un concepto diferente. La Hasselblad 907X 50C (hablaremos del conjunto como una unidad a partir de ahora) nos recuerda a los modelos clásicos, a las antiguas cámaras de respeto. Es decir a las cámaras que obligaban a inclinar la cabeza para enfocar y que se tenían que apoyar en el estómago para trabajar con ellas.

Sensor de imagen

CMOS, 50 megapíxeles (8272 × 6200 píxeles, 5.3 × 5.3 μm)

Sensibilidad ISO

ISO Auto, (100- 25600)

Sistema de enfoque

Enfoque automático mediante detección de contraste. Hasta 117 puntos de autoenfoque seleccionables

Montura

Hasselblad X con controlador electrónico de obturador y de apertura integrado. Compatible con todos los objetivos del Sistema H y algunos accesorios serie H utilizando el adaptador XH. También compatible con el Sistema V y objetivos XPan utilizando los adaptadores XV o XPan. Muchos más objetivos compatibles a través de adaptadores de otras marcas (Obturador electrónico únicamente)

Profundidad de color

16-bit; Rango dinámico de hasta 14 pasos.

Pantalla LCD

Tipo TFT de 3,6", color de 24-bits, 2,36 millones de puntos; funcionalidad táctil: Sí, soporte total

Formato de imagen

Hasselblad 3FR RAW (16 bits), JPEG de tamaño completo

Almacenamiento

Doble ranura para tarjetas SD UHS-II

Conectividad

USB 3.0 (5 Gbit/s) conector tipo C. Entrada / Salida de audio

Batería

Batería recargable de Litio-ion (7,27 VDC/3400 mAh).

Dimensiones

907X+CFVII50C: 102×93×84mm: solo 907X: 102×91×28mm; solo CFVII50C: 91×93×61mm

Peso

740 g (CFV II 50C: 540 g / 907X: 200 g)

Precio

6.590 €

Muchas de las características son idénticas a las de la Hasselblad X1D II 50c. Estamos ante el caso de tener que elegir el mismo interior con distinto cuerpo en el caso de que nos decidamos a dar el paso. Uno más manejable y otro más compatible. El resultado final será el mismo.

Unnamed Con la cámara en el trípode

Diseño y construcción

Si eres un amante de las cámaras clásicas de formato medio este modelo será tu sueño. Es un claro homenaje a las cámaras de respeto por la inclinación que tenemos que hacer los fotógrafos en el momento del disparo. El diseño puede ser un lastre o una virtud. Yo, como no tengo en mi colección privada una 500 (ojalá) me inclinaría por el modelo más parecido a una sin espejo.

La primera versión que salió de la Hasselblad 907X 50C era una edición limitada en negro, como homenaje a la cámara que fue a la luna. En esta ocasión tenemos un modelo con los bordes cromados que se nos antoja más interesante.

D1423 122 El botón de disparo, la montura y el sensor

No podemos olvidar que estamos ante un respaldo digital desde el que se controlan la mayoría de las funciones, salvo el disparo; y la cámara más pequeña de Hasselblad que solo tiene la montura, el disparador y la minúscula cámara oscura. Son dos piezas que hasta que se juntan dejan el sensor totalmente al aire, con todos los problemas de polvo que puede acarrear.

D1423 091 La pantalla

Es una cámara cuadrada, sin visor (es una opción) y que obliga a sujetarla de una forma radicalmente distinta. De hecho, la mayoría de las fotografías de este análisis se han hecho con trípode. Su diseño obliga a hacer una fotografía mucho más reposada que lo estamos acostumbrados. No es un móvil, no funciona como una sin espejo. Es una de formato medio. Ojo, solo cambia la manera de disparar, nada más.

La cámara se controla desde la parte trasera del respaldo. Ahí encontramos cinco botones en la parte inferior y la pantalla táctil donde podemos controlar el modo de trabajo y los parámetros de exposición (encendido/apagado; reproducción; visualización; clasificación de imagen (y aumento de enfoque); retorno y menú). La pantalla TFT de 3,6" es abatible con dos posiciones claras: 45º y 90º. Y cuenta con Live view para componer la imagen y control táctil para enfocar en el punto que queramos.

D1423 118 La pantalla abatible

Debajo de la pantalla encontramos las conexiones para el micrófono y los cascos, y las clásicas para sincronizar con los flashes. Y no podemos olvidar el disparador que encontramos en la parte delantera, justo debajo de la montura.

D1423 103 La batería y las tarjetas

La batería y las tarjetas las encontramos debajo de una gran trampilla en el lado derecho. En la parte superior podemos extraer la batería con dos toques y en la inferior la doble ranura para tarjetas SD.

La forma de sujetarla puede ser un tanto extraña para los neófitos en el formato medio clásico. La palma de la mano izquierda sujeta todo el conjunto y con la derecha enfocamos -si trabajamos con enfoque manual- y disparamos. Tendremos que subir la pantalla y agachar la cabeza para ver todo desde un punto de vista mucho más bajo del habitual. Y menos mal que la imagen no está invertida como antaño.

Por este motivo muchos fotógrafos estarán mucho más cómodos trabajando con un trípode. Así podremos nivelar la cámara con más facilidad. Y se puede controlar con un iPhone o un iPad gracias a la aplicación Phocus Mobile.

D1423 108 La pantalla con toda la información

El diseño de la interfaz y los menús son muy sencillos. No encontramos mil opciones, solo lo esencial para trabajar. Eso sí, sería importante traducir bien porque nos encontramos con algunas cosas realmente absurdas.

La calidad de imagen de la Hasselblad 907X 50C

La calidad de los archivos RAW (.3FR) es muy alta. Tendremos en nuestro ordenador un archivo con una profundidad de color de 16 bits y un rango dinámico de 14 pasos. Una imagen de 8272x6200 px, cada uno con un tamaño de 5.3 × 5.3 μm, una barbaridad si lo comparamos, por ejemplo, con una Sony A7RIV que tiene 3.73 µm.

100ISO f_22,0 1_6 s 100ISO f_22,0 1_6 s

¿Qué quiere decir esto? Este sensor contiene mucha más información y de mejor calidad. Ya lo comentamos en el análisis de la Hasselblad X1D II 50c, pero lo recordamos:

La Hasselblad ofrece, de forma nativa y sin interpolación, 65536 niveles. Esto quiere decir que la mayoría de las cámaras, cuando las trabajamos en Capture One o Adobe Camera RAW a 16 bits, tienen 49.152 niveles interpolados.

100ISO-f_22,0 1_5 s 100ISO f_22,0 1_5 s

A pesar de todo el tamaño del sensor 43.8 × 32.9 mm -más grande que un FF- es el más pequeño dentro del mundo del formato medio. Dentro de un carrete 120/220 entran los siguientes tamaños: 6 x 4,5 cm, 6 x 6 cm, 6 x 7 cm, 6 x 8 cm, 6 x 9 cm y los considerados "panorámicos" de 6 x 12 cm, y 6 x 17 cm... Es un tamaño común -con una proporción de 4:3- en las últimas cámaras de formato medio como la Fuji GFX 100.

100ISO-f_22,0 1_50 s 100ISO f_22,0 1_50 s

La calidad de imagen apabulla en todos los sentidos. La diferencia puede que no sea abismal respecto a las cámaras más populares de última generación, pero los que llevamos tiempo en esto lo notamos. No es lo mismo ver el archivo en bruto en una pantalla calibrada que observarlo como un jpeg comprimido en una tablet. Eso es algo que debemos tener en cuenta.

Sin Titulo Ruido ISO

Como podemos ver en las fotografías que ilustran el artículo el rango tonal es muy alto. Es posible sacar información de las altas luces y de las sombras sin problemas. Podemos resolver con un disparo situaciones de luz que se tendrían que resolver con dos fotografías con otras cámaras. El ruido está muy contenido y prácticamente se puede disparar con cualquiera de las sensibilidades que hemos probado. Además es, desde un punto de vista estético, bastante bonito.

D1424 020 Raw vs jpeg

Y aunque no tenga ningún sentido en la mayoría de las ocasiones, podemos trabajar con el formato jpeg. Perdemos gran parte de la calidad que puede ofrecer y limita mucho el revelado pero es una opción más. Además no tiene Estilos de imagen ni nada que se le parezca.

El sistema de enfoque de la Hasselblad 907X 50C

El enfoque automático es el talón de Aquiles de este modelo. Sobre todo si lo comparamos con las cámaras que pueden hacerle sombra en el terreno de las FF. Como podéis ver en las características, el enfoque es por detección de contraste.

Cuando la luz es buena y los objetos no se mueven es, como es de esperar, sumamente preciso. Pero todo se complica cuando no hay buena iluminación o no hay contraste. Y encima es lento, por lo que no es adecuado para trabajar con objetos en movimiento.

100ISO-f_3,5 1_350 s 100ISO f_3,5 1_350 s

Es paradójico, pero si queremos rapidez con esta cámara lo mejor será trabajar con el enfoque manual y la ayuda del focus peacking. Dudo mucho que alguien se compre esta Hasselblad para fotografía deportiva. Es perfecta para el estudio o para el paisaje, para un estilo reposado donde las prisas no sean buenas consejeras. Pero todos somos libres de utilizarla como queramos.

La opinión de Xataka Foto

La Hasselblad 907X 50C es un acierto para revitalizar el mercado de segunda mano. Con el respaldo CFV II 50C podemos dar una nueva vida a viejas grandes glorias como la 500 o la 501 C. Algo que seguramente será muy gratificante para todos aquellos que hayan disfrutado de ellas...

Sería maravilloso poder hacer lo mismo con las Rolleiflex binoculares o con las maravillosas **Leica III**. Pero por ahora solo se pueden revivir digitalmente las míticas Hasselblad.

Sería maravilloso poder hacer lo mismo con las Rolleiflex binoculares o con las maravillosas Leica III. Pero por ahora solo se pueden revivir digitalmente las míticas Hasselblad.

100ISO-f_22,0 1_13 s 100ISO f_22,0 1_13 s

Es una cámara que nos lleva a tiempos pasados con todas las ventajas de la tecnología actual. Por este motivo muchos fotógrafos de la vieja escuela, de los que nos hemos criado con el olor de los químicos, sentimos algo parecido a la añoranza cuando vemos la Hasselblad 907X 50C. De hecho, un señor de pelo cano me paró por la calle al verla y me contó su experiencia con el formato medio.

Es un placer trabajar con esta cámara pero tiene algunos problemas que hay que señalar:

  • La facilidad con la que se puede manchar el sensor si no tienes cuidado. Cuando montas el respaldo el sensor queda totalmente desnudo, al aire... Sería maravilloso que tuviera una cortinilla o la famosa placa de los modelos antiguos para protegerlo en esos momentos.
  • Luego está el tema de la velocidad del enfoque. Es muy lento en comparación con los estándares actuales. Pero no es una cámara de acción. De verdad que cambia tu forma de ver el mundo a través de su pantalla. A algunos no les servirá esta apreciación y juzgarán que es muy cara para no ofrecer lo mejor.
  • Tampoco permite ver el histograma en directo, algo que para lograr una buena exposición se nos antoja imprescindible. Solo se puede ver una vez tomada la fotografía.
  • Y en esta ocasión la hemos revelado con Adobe Lightroom. No es compatible con Capture One. Y como ocurre siempre, los mejores resultados los conseguimos cuando revelamos con el programa original de la marca, Phocus.

Desde luego no es una cámara al alcance de todo el mundo. Desde el punto de vista económico es evidente. Los fotógrafos móviles no verán con buenos ojos algo tan grande. Y muchos suspiraremos por ella.

Es un canto al pasado, un nuevo diseño clásico para poder aprovechar todo un arsenal de cámaras y objetivos que todavía se encuentran en las tiendas de segunda mano. Estamos hablando de modelos de los años 60 en adelante. Si no necesitas esta declaración de amor a la mecánica siempre puedes optar por la X1D II 50c, pero esta Hasselblad 907X 50C nos permite volver a disfrutar del pasado con lo mejor del presente.

8.5

Características 7,0
Diseño 9,0
Controles e interfaz 9,0
Rendimiento 8,0
Calidad de imagen 9,5

A favor

  • Calidad de imagen
  • 16 bits de profundidad
  • Sencillez de manejo
  • Compatibilidad con cámaras y objetivos antiguos

En contra

  • Rapidez del autoenfoque
  • Velocidad de respuesta
  • Poca protección del sensor

La cámara ha sido cedida para el análisis por parte de Robisa. Puedes consultar nuestra política de relaciones con empresas.

Temas

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Inicio