Publicidad

Fujifilm GFX 100, toma de contacto y muestras de la sin espejo de 100 Megapíxeles en un sensor de “gran formato”
Fujifilm

Fujifilm GFX 100, toma de contacto y muestras de la sin espejo de 100 Megapíxeles en un sensor de “gran formato”

HOY SE HABLA DE

Publicidad

Publicidad

Anunciaron su desarrollo en la pasada Photokina, (aunque sólo mostraron una maqueta porque la protagonista era la GFX 50R)) pero no fue presentada oficialmente hasta hace poco. En cualquier caso, la Fujifilm GFX100 es lo que se esperaba (que no es poco): Una cámara con un sensor casi estratosférico pero en un cuerpo ergonómico y muy portable.

Fujifilm Gfx

Eso sí, si hemos entrecomillado lo de “gran formato” es porque en principio estamos hablando de una cámara de formato medio. Claro que eso es aplicando las equivalencias habituales en la era química/ analógica. Sin embargo, tal y como nos contó Fujifilm, hoy día esta equivalencia ha perdido el sentido.

Fujifilm Gfx

El caso es que el sensor de la GFX 100 mide 43,8 x 32,9 mm con 55 mm de diagonal, lo que siempre según Fujifilm supone el sensor más grande que existe hoy por hoy en el mercado (sin contar respaldos digitales, sólo cámaras completas). De ahí que lo denominen de “gran formato” en vez de formato medio (o super full frame como las llamaron, de forma jocosa, en la Photokina 2018).

Sea como fuere, antes de que aparezca en el mercado (por cierto, el próximo 27 de junio) tuvimos un breve encuentro con la GFX 100 en un estudio de fotografía situado en un popular barrio madrileño. Y aunque fue breve, y (a decir verdad) no estamos acostumbrados a cámaras de este tipo, fue suficiente para poder enseñaros algunas primeras muestras y compartir nuestras impresiones.

Fujifilm Gfx

Manejabilidad reinventada

La idea al desarrollar la cámara era, según Fujifilm, crear un modelo de gran resolución que pudiera usarse a pulso y, con ello, invitar a los fotógrafos de estudio a salir de él. Y podemos afirmar que lo han conseguido, porque desde luego es una cámara grande y pesada, pero no más que una Canon EOS-1D X Mark II o una Nikon D5.

Fujifilm Gfx

Ni siquiera parece mucho mayor (decimos parece porque es una comparación a ojo) que una Olympus OM-D E-M1X, que también presenta un diseño con grip incorporado aunque no deja de ser una sin espejo con sensor Micro Cuatro Tercios.

En cualquier caso, en nuestras manos notamos su contundencia pero no parece para nada excesiva ni en peso (1,4 kilos con el visor y dos baterías) ni en dimensiones. Como ya dijimos de la GFX 50R, parece mentira que sea una cámara de formato medio gran formato. Además, la ergonomía nos ha parecido excelente, con una empuñadura bastante cómoda (desde luego mucho mejor que la de la GFX 50R) que permite un agarre seguro y eficaz.

Fujifilm Gfx

En la prueba contamos con dos de los primeros objetivos de la familia que salieron al mercado (Fujinon GF 63mm ƒ/2.8 R WR y GF 120mm ƒ/4 R LM WR Macro) y el conjunto nos pareció muy equilibrado. Sobre todo con el primero claro, porque con el segundo el equipo ya adquiría un peso difícil de usar a pulso demasiado tiempo.

Por lo demás, el tacto es bueno y lo que más llama la atención es la ausencia casi total de diales de selección. Sobre todo tratándose de una Fujifilm que ha hecho de esto una seña de identidad. Sin embargo, la firma ha apostado por innovar creando una nueva manera de usar la cámara que, en principio, parece confusa. Y es que, ya decimos, no tiene dial de velocidades, ni ISO, ni siquiera de modos de disparo.

Fujifilm Gfx

Bueno, al menos no los tiene físicos, porque en la gran pantalla situada en la zona superior derecha se puede hacer que aparezcan unos diales virtuales que resultan muy vistosos y se manejan con las ruedas de control delantera y trasera. Por otro lado, en la zona superior izquierda hay una rueda para los modos de disparo pero que tampoco se usa a la manera habitual.

Así en principio todo esto hace que te enfrentes a la GFX 100 con un poco de respeto, pero es cierto que una vez te explican cómo usarla (o te lees el manual de instrucciones), el sistema resulta sencillo y bastante cómodo. Por supuesto, que el diseño incorpore el grip permite disparar en vertical con toda comodidad porque los botones están duplicados.

Fujifilm Gfx

Por lo demás, también se ha incorporado una pequeña pantalla de apoyo en la parte inferior de la LCD trasera (que por cierto es abatible). La idea es que podamos ver la toma sin ningún tipo de estorbos pero, al mismo tiempo, sin perder de vista los ajustes principales. Por todo ello, aunque es cierto que la cámara se parece mucho a una X-T3 “pero en grande”, se nota que los ingenieros de Fuji se han esmerado en un diseño nuevo para crear una experiencia de manejo distinta, algo que desde luego se agradece.

Rendimiento y calidad de imagen

Nuestra toma de contacto fue bastante breve por lo que apenas pudimos probar el sistema AF (según Fujifilm, se trata de la GFX más rápida hasta ahora), ni tampoco si se cumple la promesa de estabilizar la imagen hasta en 5,5 pasos (el estabilizador es una de las grandes novedades), pero al menos sí que probamos brevemente la ráfaga.

Fujifilm Gfx Muestras 01 Fujifilm GFX100 a 1/125 seg, ƒ11, ISO 100 con Fujinon GF 63mm ƒ/2.8 R WR

Así obtuvimos una serie de 13 fotos a máxima resolución (en formato RAW más JPEG de máxima calidad) con una considerable velocidad, que da idea de la potencia de proceso para un modelo de este tipo. Evidentemente no podemos sacar conclusiones definitivas, pero al menos sí se trata de una primeras impresiones que nos han convencido.

Fujifilm Gfx Muestras 01 Detalle Detalle al 100% de la foto anterior. Fujifilm GFX100 a 1/125 seg, ƒ11, ISO 100 con Fujinon GF 63mm ƒ/2.8 R WR

En cuanto a la calidad de imagen, nivel de detalle y ruido, gracias al equipo de iluminación montado para la ocasión pudimos disparar a un centro de flores y obtener algunas imágenes en condiciones idóneas de luz. Además, también tuvimos algo de libertad para movernos por el lugar y hacer alguna toma en condiciones lumínicas menos ideales.

Fujifilm Gfx Muestras 08 Fujifilm GFX100 a 1/1.000 seg, ƒ8, ISO 12.800 con Fujinon GF 63mm ƒ/2.8 R WR

Los resultados es mejor verlos que contarlos, por lo que como siempre hemos puesto varias muestras y recortes al 100% de algunas imágenes. Como podéis imaginar, el detalle pinta que va a ser excelente (como era de esperar de un sensor de 100 Mpíxeles), y el ruido está contenido incluso disparando a 12.800 ISO como en el caso de la foto adjunta.

Fujifilm Gfx Muestras 08 Detalle Detalle al 100% de la foto anterior. Fujifilm GFX100 a 1/1.000 seg, ƒ8, ISO 12.800 con Fujinon GF 63mm ƒ/2.8 R WR
Fujifilm Gfx Muestras 04 Fujifilm GFX100 a 1/125 seg, ƒ2.8, ISO 1.600 con Fujinon GF 63mm ƒ/2.8 R WR

Conclusiones

No os vamos a engañar, no se trata de cámaras que manejemos habitualmente y, por tanto, no tenemos demasiado con qué comparar. Sin embargo, estamos convencidos de que la Fujifilm GFX 100 va a dar que hablar entre los fotógrafos profesionales. Un sector que ahora puede tener una nueva y versátil herramienta muy interesante, para disparar tanto dentro como fuera del estudio a la alucinante resolución de 100 megapíxeles (los RAWS pesan más de 200 Mbytes cada uno) y por un precio “razonable”.

Fujifilm Gfx Muestras 02 Fujifilm GFX100 a 1/125 seg, ƒ4 ISO 640 con Fujinon GF 63mm ƒ/2.8 R WR

Usamos las comillas, de nuevo, porque evidentemente 10.999 euros (solo el cuerpo) no son "moco de pavo". Sin embargo, la mejor manera de valorar si es un precio caro o barato es comparando. Así, hay que saber que el coste es mayor que el de la Pentax 645D, que podría ser uno de sus competidoras directas (aunque bien es verdad que este modelo tiene ya bastantes años) y costaba 8.000 euros en su lanzamiento. Por el lado contrario, esos diez mil euros son menos de la mitad de que lo que puede llegar a costar una Hasselblad H6D-100c o una Phase One XF IQ4 150MP, cámaras de precio estratosférico.

Fujifilm Gfx

Más información | Fujifilm

Temas

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Inicio
Compartir