Compartir
Publicidad
Siete consejos para usar tu cámara en condiciones de baja luminosidad sin recurrir al flash
Trucos y consejos

Siete consejos para usar tu cámara en condiciones de baja luminosidad sin recurrir al flash

Publicidad
Publicidad

La falta de luminosidad es una de las situaciones que más miedo dan a todos los fotógrafos. Sobre todo a aquellos en los que la fotografía de eventos, fotografía social o callejera es su especialidad. Sin embargo, conocer unos pequeños y sencillos trucos o consejos nos vendrá muy bien para enfrentarnos a estas situaciones de poca luminosidad.

La fotografía - de David Airob al cual entrevistamos hace tiempo - que encabeza este artículo, lejos de otras consideraciones, constituye un ejercicio magnífico de lo que es buscar una fotografía en condiciones de baja luminosidad. Realizada a 4000 ISO y sin flash se apoya en el instinto del fotógrafo que lejos de rendirse, analiza la escena, lee la luz, ajusta y espera al momento ideal para capturar una gran fotografía. Por ello, recuerda que no todo es aplicarlo directamente. Déjate llevar, sobre todo por tu instinto, tu creatividad y busca composiciones diferentes y situaciones diferentes. Sé un explorador, principalmente.

Cuanto más grande sea el sensor, mejor (al menos en principo)

Cierto. A mayor tamaño del sensor, la respuesta del mismo ante situaciones de baja luminosidad, suele ser mejor. Es una regla que, por lo general, se mantiene (hay excepciones, claro) y por eso un sensor de formato medio tiene mejor respuesta a ISOs altas que una réflex full-frame, las full frame mejoran frente a las réflex APS y los sensores de éstas es algo mejor frente a una CSC y los sensores algo más pequeños CSC mejores frente a compactas y smartphones.

Recordad que hay compactas que montan sensores APS o incluso full-frame por lo que debemos tenerlo en cuenta. También os recuerdo la incesante evolución de los sensores de los smartphones, que aunque, más pequeños, poco a poco recortando distancias a lo que afirmábamos de "Cuanto más grande sea el sensor, mejor".

Alta ISO, sí, por fin

Parece algo evidente, pero hasta hace poco tiempo, a pesar de las mejoras, los sensores a ISOs altas, perdían, todavía mucha definición y detalle, algo que no era del agradado de los más exigentes. Pero gracias al rango dinámico de los nuevos sensores, concretamente, los desarrollados en los últimos dos años han facilitado que por fin podamos tomar fotografías a ISOs altas con una pérdida de detalle mucho menor que hace unos años.

Obligatorio disparar en RAW

Algo también evidente a tener en cuenta pero, por increíble que pueda parecer, cuesta que muchos fotógrafos lo tengan en cuenta. En situaciones de baja luminosidad se hace "casi" obligatorio usar RAW para poder "levantar" esas zonas de sombras.

Con poca luz, usa la medición puntual

Si tratas de realizar una medición matricial, la cámara "falseará" la exposición calculada porque habrá, seguramente, muchas zonas oscuras que influirán a la hora de decirte la información. En cambio, usa la medición puntual sobre la zona importante a exponer en la fotografía. Por ejemplo, en un concierto, mide sobre la cara del cantante, ya que esa zona es la que pretenderemos quedar correctamente expuesta.

Usar una apertura grande

Otra solución es tener un buen objetivo ayuda siempre en las condiciones más difíles. Los objetivos del "kit" suelen funcionar bien en las condiciones "normales o ideales" de iluminación pero cuando necesitamos exigirles un poquito más empezamos a notar esa falta de calidad en la imagen, de forma mucho más evidente. Es por eso que, en condiciones, de baja luminosidad, los objetivos que nos garantizan una apertura constante y grande (1.4,1.8,2 o 2.8) nos garantizarán ser más sensibles a la luz porque permitirán dejar que entre mucha más luz al sensor. Pudiendo, gracias a combinarlo con la ISO y una velocidad de obturación "segura" el poder conseguir una imagen "correctamente" expuesta.

Enfoca a las zonas de contraste

Cuando hay poca luz, hemos de buscarla. Y enfocar, en ocasiones, es muy complicado. Busca zonas contrastadas sobre el rostro, como la zona inferior del ojo, las pestañas inferiores. En un paisaje, por el contrario, busca esas zonas con diferencia de contraste entre sombras y blancos. Es una buena solución para encontrar un enfoque rápido.

Usa una velocidad lenta de obturación

Si para poder conseguir una exposición "correcta" resulta que has de usar una velocidad de obturación un poco lenta (por debajo de 1/50", por ejemplo) no tengas miedo a tu creatividad. Agarra bien la cámara y dispara para poder capturar siluetas en movimiento. No te limites a lo que te dice la cámara y sé creativo. Usar una velocidad lenta es una muy buena forma de dejarte sorprender por los resultados y ser creativo con tus fotografías. Recuerda también que siempre podemos encuadrar a la fotografía nocturna de larga exposición aquí.

Conclusiones

No te limites a ti mismo. No te pongas límites. No te limites a aplicarlo todo como una receta con proporciones fijas y limitadas. La falta de luminosidad es un buen entrenamiento para hacer aflorar la creatividad de un fotógrafo. Recuerda que lo más importante es la mirada del fotógrafo, si la foto está bien o mal técnicamente es secundario.

Fotografía de portada | David Airob
En Xataka Foto | Fotografía Nocturna

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos