Publicidad

Tres formas de trabajar con Capture One y Adobe Photoshop a la vez
Trucos y consejos

Tres formas de trabajar con Capture One y Adobe Photoshop a la vez

HOY SE HABLA DE

Publicidad

Publicidad

Capture One cada vez está comiendo más terreno a Adobe Photoshop. Es lo que se dice por los corrillos una y otra vez. Pero la realidad es que en muchas ocasiones nos vemos obligados a trabajar con los dos. Sería ideal poder vivir con uno solo pero es difícil... Habría que renunciar a algunas cosas. Así que vamos a descubrir cómo podemos pasar los archivos de Capture One a Adobe Photoshop sin problemas.

Son dos programas que hacen lo mismo. Uno es un clásico y el otro avanza a pasos agigantados buscando la abdicación del rey perpetuo. Capture One es perfecto para los fotógrafos que confían en el disparo y no precisan nada más que unos cuantos ajustes. Photoshop permite llegar mucho más lejos porque permite hacer cosas como jugar con los modos de fusión, hacer panorámicas y conseguir retoques imposibles con cualquier otro programa, por solo poner algún ejemplo.

Muchos fotógrafos tenemos un flujo de trabajo que trata de beneficiarse de lo mejor de ambos programas. El motor de revelado, con algunas marcas, de Capture One es impresionante; así como su excelente gestión del color. Por ahora es imposible tener todo en uno. Nos tenemos que decantar por uno o por otro. O mejor aún, y si nuestro bolsillo lo permite, trabajar con los dos.

Cómo pasar las fotografías de Capture One a Adobe Photoshop

Hay tres caminos para pasar las fotografías de Capture One a Adobe Photoshop. Cada una tiene sus particularidades y es lo que vamos a explicar en este artículo. Puede suceder que alguna de estas opciones no las tengas que usar nunca y otra se vuelva totalmente imprescindible.

Lo veremos de forma muy resumida. Podríamos complicar un poco más las opciones que nos ofrecen pero de momento vamos a quedarnos en la superficie. Y os aseguramos que os será tremendamente útil para aprovechar las ventajas de ambos programas.

Exportar imagen

Esta es la solución más sencilla y la que menos explicación requiere, por supuesto. Una vez hemos terminado de revelar nuestra fotografía, solo tenemos guardar una copia en el formato que queramos con todos los cambios realizados y listo. Y encima podemos abrir Adobe Photoshop de forma automática:

Formuladeprocesoc1 En la pestaña fórmula de proceso
  • Una vez revelada la fotografía vamos a la pestaña Salida.
  • Aquí tenemos varias opciones para configurar la copia de nuestro archivo: Fórmula de proceso, Ubicación de salida, Denominación de salida y Resumen del proceso. Vamos a ver cómo tenemos que configurarlo.
  • Nos olvidaremos, por ahora, de Fórmulas de procesado. Vamos a Fórmula de proceso donde elegiremos como Formato>Tiff a 16 bits; Opciones>sin comprimir; Perfil ICC>Adobe RGB (1998) y Abrir con>Adobe Photoshop.
  • No es necesario marcar ni la Ubicación de salida ni la Denominación de salida porque lo haremos cuando terminemos de revelar la fotografía en Adobe Photoshop.

Este archivo ya no será responsabilidad de Capture One y nos será difícil volver al programa con este archivo TIFF que hemos creado. Pero como hemos dicho es la forma más sencilla de comunicar ambos programas.

Imagen>Abrir con>Adobe Photsohop

En este punto es donde comienzan las complicaciones para muchos nuevos usuarios de Capture One. Por diversos motivos podemos necesitar, como hemos visto, pasar las fotografías a Adobe Photoshop, o incluso otro programa.

Y cuando vamos al menú Imagen nos encontramos con esta opción, Abrir con. Y vemos con sorpresa que el archivo se abre en el otro programa sin absolutamente ningún cambio. Es el archivo en bruto. No se mantiene ninguno de los ajustes que hemos hecho.

Este parámetro es idéntico al que podemos encontrar en Adobe Lightroom cuando abrimos un archivo TIFF o jpeg en Fotografía>Editar en>Editar en Adobe Photoshop>Editar original... Da igual todo lo que hayamos hecho en Capture One que Adobe Photoshop solo va a abrir el archivo en bruto.

Personalmente es una opción que nunca he utilizado. El archivo RAW se abre en Adobe Photoshop y luego podemos guardarlo donde necesitemos. El vínculo directo con Capture One se pierde.

Imagen>Editar con>Adobe Photoshop

Esta última opción es la más interesante y directa si queremos trabajar con ambos programas. Es el camino más directo para unir ambos programas y la opción que muchos fotógrafos hemos escogido para tener lo mejor de ambos mundos.

Si seguimos esta ruta podemos abrir el archivo, en el formato que necesitemos, en Adobe Photoshop. Y además tendremos la copia también guardada en Capture One, al lado del archivo original. Solo hay que dar en Editar variante para terminar.

Editarenc1 La opción más interesante

Y como no podía ser de otra manera, el archivo se abrirá con todos los ajustes que hayamos hecho en las distintas pestañas del programa. Pero sin las capas que hayamos creado. Este archivo lo podemos seguir revelando en Adobe Photoshop sin problemas.

Cuando terminemos de trabajar con él en Photoshop, si queremos volver a Capture One para terminar de rematar la fotografía, solo tenemos que ir a Archivo>Guardar y cambiará el archivo en el programa de Phase One.

A modo de conclusión

Como veis es muy sencilla la relación entre los dos gigantes. Es verdad que perdemos muchas cosas, como los objetos inteligentes y sobre todo la posibilidad de editar las capas en ambos programas...

Exportarc1 Otra fotografía terminada

Pero puede ser muy cómodo para revelar a fondo un archivo en Capture One, pasar a Adobe Photoshop para hacer un dodge&burn por ejemplo y por último volver a Capture One para ajustar el color. Por poner un solo ejemplo.

Hay más opciones en Capture One pero si estamos empezando, estos tres métodos nos sirven para trabajar sin dolores de cabeza con ambos programas.

Temas

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Inicio

Explora en nuestros medios